30 jun. 2018

Estrellas del fútbol católicas



¡El fútbol! Es como una religión para muchos, pero estos atletas confiarán en su fe en la búsqueda de la gloria.

Con la Copa Mundial 2018 comenzando el 14 de junio, podemos revelar el equipo de fútbol de nuestros sueños, con algunos sustitutos, ¡por las dudas! - ¿Quién llevará al campo para poner a su nación en el camino de la gloria del fútbol? Además de su talento en el campo, lo que realmente hace que estos hombres se destaquen es su fe y su deseo de compartirlo para que todo el mundo lo vea. Ya sea a través de declaraciones públicas, participando en peregrinaciones o participando activamente en organizaciones benéficas católicas, estos jugadores saben quién es la verdadera fuente de su inspiración.

SERGIO RAMOS
Sergio Ramos, España



El defensor central tiene un tatuaje de la Virgen María en su brazo izquierdo superior.










Lionel Messi, Argentina


El delantero dice que irá a una peregrinación religiosa de 30 millas a San Nicolás , en su Argentina natal, para celebrar una victoria en la Copa del Mundo (después de correr unas 50 millas en 7 juegos), y tiene un gran tatuaje de Jesús en su bíceps derecho.

ANDRÉS INIESTA

     
      

  Andrés Iniesta, España

Antes de la Copa del Mundo 2010, el mediocampista prometió que si su equipo ganaba, haría una peregrinación por el Camino de Santiago .
SERGIO AGUERO




4

Sergio Agüero, Argentina

El delantero se unirá a Messi en la peregrinación, pero agregó un desafío al declarar que ambos correrán la distancia hasta San Nicolás.





GIANLUIGI BUFFON

Gianluigi Buffon, Italia

El popular portero de 40 años hizo una peregrinación a Medjugorje en Bosnia después de los campeonatos de la Eurocopa 2012..





JAMES RODRIGUEZ



James Rodríguez, Colombia

El centro-campista ofensivo tiene un tatuaje de Jesús en la espinilla, y comparte rápidamente en las redes sociales que su éxito depende de Dios 


RADAMEL FALCAO

Radamel Falcao, Colombia

El muy devoto delantero estudia la Biblia y ora antes de cada juego , y también trata de involucrar a sus compañeros de equipo. Al anotar, levanta su camiseta y muestra una camiseta que dice: "Con Jesús, nunca estarás solo".

MANUEL NEUER






Manuel Neuer, Alemania.

El destacado portero apoya a un grupo católico que ayuda a combatir la pobreza infantil y un grupo de jóvenes dirigido por frailes amigonianos, una rama de los Capuchinos.


OLIVIER GIROUD









Olivier Giroud, Francia

El devoto huelguista católico tiene un tatuaje del Salmo 23 (en latín):"El Señor es mi pastor" , y también ha compartido cómo la religión le trae paz.



VEDRAN CORLUKA 




Vedran Corluka, Croacia

Huyendo de su Bosnia natal durante la guerra, el centro regresó para ayudar a financiar y reconstruir la iglesia de su pueblo.
Él también usa una pulsera con iconos católicos.


EDINSON CAVANI

Edinson Cavani, Uraguay 


En una entrevista, el delantero se refirió a sí mismo como "un atleta para Cristo " y dijo: "Juego para él, para darle gloria, para agradecerle por darme la posibilidad de jugar al fútbol".


JAKUB BLASZCZKYOWSKI





Jakub Błaszczykowski, Polonia 

De niño, la tragedia golpeó este extremo cuando su padre asesinó a su madre, pero se mantiene firme en su fe y fue embajador de la Jornada Mundial de la Juventud en 2016 .



29 jun. 2018

EVANGELIO día 1: Domimgo XIII del tiempo ordinario


Deja que Jesús maneje tu barca, que conduzca tu vida... y no olvides llevarlo en tus FELICES VACACIONES.

Lectura del santo evangelio según san Marcos (5,21-43):

En aquel tiempo Jesús atravesó de nuevo a la otra orilla, se le reunió mucha gente a su alrededor, y se quedó junto al lago.
Se acercó un jefe de la sinagoga, que se llamaba Jairo, y al verlo se echó a sus pies, rogándole con insistencia: «Mi niña está en las últimas; ven, pon las manos sobre ella, para que se cure y viva.»
Jesús se fue con él, acompañado de mucha gente que lo apretujaba. Había una mujer que padecía flujos de sangre desde hacía doce años. Muchos médicos la habían sometido a toda clase de tratamientos y se había gastado en eso toda su fortuna pero, en vez de mejorar, se había puesto peor. Oyó hablar de Jesús y, acercándose por detrás, entre la gente, le tocó el manto, pensando que con sólo tocarle el vestido curaría. Inmediatamente se secó la fuente de sus hemorragias y notó que su cuerpo estaba curado.
Jesús, notando que había salido fuerza de él, se volvió en seguida en medio de la gente preguntando: «¿Quién me ha tocado el manto?»
Los discípulos le contestaron: «Ves cómo te apretuja la gente y preguntas: “¿quién me ha tocado?”»
Él seguía mirando alrededor para ver quién había sido. La mujer se acercó asustada y temblorosa, al comprender lo que había pasado, se le echó a los pies y le confesó todo.
Él le dijo: «Hija, tu fe te ha curado. Vete en paz y con salud.»
Todavía estaba hablando cuando llegaron de casa del jefe de la sinagoga para decirle: «Tu hija se ha muerto. ¿Para qué molestar más al maestro?»
Jesús alcanzó a oír lo que hablaban y le dijo al jefe de la sinagoga: «No temas; basta que tengas fe.»
No permitió que lo acompañara nadie, más que Pedro, Santiago y Juan, el hermano de Santiago. Llegaron a casa del jefe de la sinagoga y encontró el alboroto de los que lloraban y se lamentaban a gritos.
Entró y les dijo: «¿Qué estrépito y qué lloros son éstos? La niña no está muerta, está dormida.»
Se reían de él. Pero él los echó fuera a todos, y con el padre y la madre de la niña y sus acompañantes entró donde estaba la niña, la cogió de la mano y le dijo: «Talitha qumi (que significa: contigo hablo, niña, levántate)
La niña se puso en pie inmediatamente y echó a andar –tenía doce años–. Y se quedaron viendo visiones. Les insistió en que nadie se enterase; y les dijo que dieran de comer a la niña.
Palabra del Señor



Evangelio Comentado por:
José Antonio Pagola
Mc (5,21-43)

LA FE GRANDE DE UNA MUJER

La escena es sorprendente. El evangelista Marcos presenta a una mujer desconocida como modelo de fe para las comunidades cristianas. De ella podrán aprender cómo buscar a Jesús con fe, cómo llegar a un contacto sanador con él y cómo encontrar en él la fuerza para iniciar una vida nueva, llena de paz y salud.
A diferencia de Jairo, identificado como «jefe de la sinagoga» y hombre importante en Cafarnaún, esta mujer no es nadie. Solo sabemos que padece una enfermedad secreta, típicamente femenina, que le impide vivir de manera sana su vida de mujer, esposa y madre.
Sufre mucho física y moralmente. Se ha arruinado buscando ayuda en los médicos, pero nadie la ha podido curar. Sin embargo, se resiste a vivir para siempre como una mujer enferma. Está sola. Nadie la ayuda a acercarse a Jesús, pero ella sabrá encontrarse con él.
No espera pasivamente a que Jesús se le acerque y le imponga sus manos. Ella misma lo buscará. Irá superando todos los obstáculos. Hará todo lo que pueda y sepa. Jesús comprenderá su deseo de una vida más sana. Confía plenamente en su fuerza sanadora.
La mujer no se contenta solo con ver a Jesús de lejos. Busca un contacto más directo y personal. Actúa con determinación, pero no de manera alocada. No quiere molestar a nadie. Se acerca por detrás, entre la gente, y le toca el manto. En ese gesto delicado se concreta y expresa su confianza total en Jesús.
Todo ha ocurrido en secreto, pero Jesús quiere que todos conozcan la fe grande de esta mujer. Cuando ella, asustada y temblorosa, confiesa lo que ha hecho, Jesús le dice: «Hija, tu fe te ha curado. Vete en paz y con salud». Esta mujer, con su capacidad para buscar y acoger la salvación que se nos ofrece en Jesús, es un modelo de fe para todos nosotros.
¿Quién ayuda a las mujeres de nuestros días a encontrarse con Jesús? ¿Quién se esfuerza por comprender los obstáculos que encuentran en algunos sectores de la Iglesia actual para vivir su fe en Cristo «en paz y con salud»? ¿Quién valora la fe y los esfuerzos de las teólogas que, sin apenas apoyo y venciendo toda clase de resistencias y rechazos, trabajan sin descanso por abrir caminos que permitan a la mujer vivir con más dignidad en la Iglesia de Jesús?
Las mujeres no encuentran entre nosotros la acogida, la valoración y la comprensión que encontraban en Jesús. No sabemos mirarlas como las miraba él. Sin embargo, con frecuencia, ellas son también hoy las que con su fe en Jesús y su aliento evangélico sostienen la vida de no pocas comunidades cristianas.

28 jun. 2018

Amelia Uzun

El principito nos describe la Tierra...

Así que el séptimo planeta fue la Tierra.


¡La Tierra no es un planeta cualquiera! Cuenta con ciento once reyes (sin olvidar, por supuesto, a los reyes negros), siete mil geógrafos, novecientos mil hombres de negocios, siete millones y medio de borrachos, trescientos once millones de vanidosos, es decir, unos dos mil millones de personas mayores.

HOGAR...

De 
www.serpersona.info
 

Warsan Shire
 es una joven poetisa que nació en Kenia y emigró cuando tenía sólo un año junto a sus padres refugiados de Somalia a Londres.
Sus poemas llenos de emociones y pasión la llevaron a ganar el premio de poesía Brunel African Poetry Prize en 2013 y en 2014 fue nombrada la primera Young Poet Laureate de Londres.  Han sido traducido a muchos idiomas, incluyendo italiano, español, portugués, sueco, danés y estonio.


Hogar quizá sea su obra más emotiva dónde cuenta sus propias vivencias, las vivencia de un refugiado:

Solo abandonas tu hogar
Cuando tu hogar no te permite quedarte.
Nadie deja su hogar
A menos que su hogar le persiga,
Fuego bajo los pies,
Sangre hirviendo en el vientre.
Jamás pensaste en hacer algo así,
Hasta que sentiste el hierro ardiente
Amenazar tu cuello.

Pero incluso entonces cargaste con el himno bajo tu aliento,
Rompiste tu pasaporte en los lavabos del aeropuerto,
Sollozando mientras cada pedazo de papel te hacía ver
Que jamás volverías.

Tienes que entender que nadie sube a sus hijos a una patera,
A menos que el agua sea más segura que la tierra.
Nadie abrasa las palmas de sus manos bajo los trenes, bajo los vagones,
Nadie pasa días y noches enteras en el estómago de un camión,
Alimentándose de hojas de periódico, a menos que
Los kilómetros recorridos signifiquen algo más que un simple viaje.


Nadie se arrastra bajo las verjas, nadie quiere recibir los golpes ni dar lástima.
Nadie escoge los campos de refugiados
O el dolor de que revisten tu cuerpo desnudo.
Nadie elige la prisión, pero la prisión es más segura que una ciudad en llamas,
Y un carcelero en la noche es preferible
A un camión cargado de hombres con el aspecto de tu padre.

23 jun. 2018

LA PIRÁMIDE SALUDABLE DE LA ALIMENTACIÓN

Características generales de La Pirámide Saludable



Pirámide libre de procesados. Al igual que las pirámides utilizadas en Australia y el actual triángulo belga, esta pirámide está libre de procesados. Ni siquiera los encontrarás fuera de la imagen geométrica.

Integra pirámide y plato saludable. De esta forma es fácil saber cantidades a comer en cada comida, sin pensar en raciones, gramos o veces por semana. Tanto para dietistas-nutricionistas como para la población general, es más fácil de interpretar el plato saludable que la pirámide. Si integramos ambas guías alimentarias sabremos fácilmente qué y cuánto comer.

Destaca cantidad mínima al día de frutas y verduras y especifica que los cereales sean integrales.
El 2º estrato lo dejamos exclusivamente para las proteínas de calidad, tanto animales como vegetales (a las que hacemos un guiño con el tofu, como ejemplo y representación de las demás).
Agua como bebida de preferencia. No habla de cantidades concretas. La cantidad irá en función de la sed, pero si tienes que beber, que sea agua. En la base pero fuera de la pirámide.
Aceite de oliva como grasa saludable, en la base. También como representación de otras grasas saludables como el aguacate, por ejemplo.

Sostenibilidad. Mientras más te acerques a la base, más sostenibles son los alimentos. Y dentro de cada estrato, también se ha tenido en cuenta. Además, bajo la pirámide hemos tenido en cuenta que los alimentos sean de proximidad y de temporada, lo que apoya aún más que sean sostenibles.

No prohíbe alimentos. Es más fácil de interpretar. En lugar de mostrar (y prohibir o restringir) lo que no hay que comer, aquellos alimentos que no deben formar parte de la alimentación, sencillamente no están en la pirámide.

En la cúspide encontramos 4 alimentos con el rótulo “Consumo menos frecuente”, donde están:

Carnes rojas. Están separadas del resto de carnes por recomendar un consumo menor de las mismas, siempre entendiendo que es carne fresca y no derivados procesados de ella.

Miel. Si tenemos la suerte de disfrutar de una miel cruda, podría ser una opción siempre y cuando se tome muy de vez en cuando y en pequeñas cantidades. Hablamos de miel cruda. La cantidad de azúcares que posee es bastante alta pero la densidad de esta miel va a generar que la absorción sea más lenta y el pico de glucemia e insulina sea moderado. La miel que encontramos habitualmente en supermercados es miel previamente cocida (“refinada”). No confundir miel cruda con la típica que vemos en supermercados (por muy bonito que sea el envase).

Cacao puro. O en su defecto chocolate superior al 85%. Hablamos de cacao, no de chocolatinas ni derivados. Para dar un toque a cafés o infusiones o adornar algunos platos, etc.

Encurtidos. Los encurtidos (aceitunas, cebollitas, pepinillos, etc) suelen contener grandes cantidades de sal. Si contiene menos de 1 gramo de sal por cada 100 gramos de producto podríamos moverlos a la base de la pirámide. Pero si tienen el exceso de sal que mencionamos, lo dejamos arriba y su consumo será menos frecuente.

Evangelio día 24: Domingo XII del tiempo ordinario

"Nace Juan Bautista, porque la mano del Señor estaba con él"

Evangelio según San Lucas 1,57-66.80. 

Cuando llegó el tiempo en que Isabel debía ser madre, dio a luz un hijo. 

Al enterarse sus vecinos y parientes de la gran misericordia con que Dios la había tratado, se alegraban con ella. 
A los ocho días, se reunieron para circuncidar al niño, y querían llamarlo Zacarías, como su padre; 
pero la madre dijo: "No, debe llamarse Juan". 

Ellos le decían: "No hay nadie en tu familia que lleve ese nombre". 
Entonces preguntaron por señas al padre qué nombre quería que le pusieran. 
Este pidió una pizarra y escribió: "Su nombre es Juan". Todos quedaron admirados. 
Y en ese mismo momento, Zacarías recuperó el habla y comenzó a alabar a Dios. 
Este acontecimiento produjo una gran impresión entre la gente de los alrededores, y se lo comentaba en toda la región montañosa de Judea. 
Todos los que se enteraron guardaban este recuerdo en su corazón y se decían: "¿Qué llegará a ser este niño?". Porque la mano del Señor estaba con él. 
El niño iba creciendo y se fortalecía en su espíritu; y vivió en lugares desiertos hasta el día en que se manifestó a Israel. 



Cañizares ante la crisis migratoria «No podemos permanecer indiferentes, menos aún los cristianos»

El cardenal Cañizares, con una familia de refugiados
El cardenal Cañizares con una familia de refugiados
El cardenal Cañizares, arzobispo de Valencia, ha querido hacer públicas sus reflexiones  sobre el caso “Aquarius” y la crisis migratoria que está enfrentando en estos momentos Europa. El purpurado asegura que “no podemos permanecer indiferentes, menos aún los cristianos, ante este hecho de tan grandes magnitudes en nuestro tiempo”.
De este modo, el cardenal valenciano insiste en que “no los podemos olvidar, ni cerrar nuestros ojos ante el drama del África subsahariana, o del África en general, ni ante los macabros negocios de las mafias, a las que hay que perseguir y eliminar, por su corrupción tan terrible”.
El arzobispo, que ha facilitado la acogida de estos migrantes, urge a dar una respuesta ante “Occidente, y los países de la opulencia, europeos o de otras partes, sin tomar las medidas urgentes y adecuadas que conjuntamente deberían adoptarse, sin miras ni intereses particulares o bastardos, incluso”.





Un asunto complejo y delicado
 Cañizares reconoce que “el asunto es complejo y delicado. Razón de más para actuar conjuntamente, pero actuar.  En todo caso, no soy político, ni la Iglesia puede permitirse ninguna injerencia política, pero nada verdaderamente humano puede dejar indiferente al seguidor de Jesucristo, a la Iglesia, para inhibirse ante la terrible desgracia de las gentes que nos llegan”.
“Uno de los tres o cuatro asuntos en que se juega el destino del hombre sobre la tierra en este tiempo y en los próximos decenios es este que nos interpela como una verdadera emergencia mundial”, agrega.
Por todo ello, el arzobispo de Valencia insiste en que ante este drama “no podemos pasar de largo y dar un rodeo con comentarios que señalan culpables o dan soluciones de ‘barra de bar’ para que los solucionen los que tienen el poder de los pueblos”.
“Hay que atender a los que nos llegan sabiendo que aquí los vamos a recibir como hermanos: ‘Obras quiere el Señor’, diría Santa Teresa de Jesús”, concluye el cardenal.
Escrito íntegro del cardenal Cañizares
Reflexiones de última hora a propósito del caso Aquarius
Ante la terrible emergencia de los 629 refugiados que han llegado el domingo al puerto de Valencia, recobra gran actualidad lo que escribí hace unos meses y que glosaré en este artículo. Estos días estamos sobrecogidos ante el drama de los refugiados, huidos, inmigrantes que llegan a nuestra tierra, a las puertas de Europa pidiendo ayuda y acogida. No podemos permanecer indiferentes, menos aún los cristianos, ante este hecho de tan grandes magnitudes en nuestro tiempo. Ante este hecho, tan dramático e inhumano de los 629 africanos­ subsaharianos que han venido aquí, Valencia y particularmente la diócesis valenciana está reaccionando, creo, ejemplarmente como me dijo el Papa la semana pasada a propósito, para entendernos, de la emergencia del barco "Aquarius".


La magnitud y gravedad del asunto del "Aquarius" nos está haciendo tal vez olvidar el drama de esos otros miles que nos llegan por pateras u otros medios estos días a las costas españolas, especialmente las andaluzas, también a las italianas. No los podemos olvidar, ni cerrar nuestros ojos ante el drama del África subsahariana, o del África en general, ni ante los macabros negocios de las mafias, a las que hay que perseguir y eliminar, por su corrupción más terrible: eso sí que es corrupción a lo grande, y se debe reaccionar con todo vigor y energía porque tratan con vidas humanas y se enriquecen con vidas humanas: pensemos, por ejemplo, las fuertes sumas de dinero que han tenido que pagar los padres - ¡nada menos! - de esos niños que han viajado solos en el "Aquarius", y pensemos, además por otra parte, en las grandes riquezas que gobiernos y mandatarios desaprensivos de África están obteniendo y acumulando de la opresión y subdesarrollo a que están sometiendo a sus pueblos, o la esclavitud que de ellos, de esos mandatarios y complicidad culpable y criminal de ellos, que lo permite, tolera, o hace la vista gorda: nunca, ni siquiera, en la época de la esclavitud de los pueblos africanos y el traslado y venta como esclavos de los siglos XVII al XIX, sobre todo a América, ha ocurrido nada semejante. 



Y Occidente, y los países de la opulencia, europeos o de otras partes, sin tomar las medidas urgentes y adecuadas, que conjuntamente deberían adoptarse, sin miras ni intereses particulares o bastardos incluso. Me temo que pudiera haber complicidad de quien sea también en esto, al menos por estar mirando a otra parte sin ponerse de acuerdo que debería ser prioritario adoptar medidas que corrijan estas situaciones inhumanas. Sé que el asunto es complejo y delicado. Razón de más para actuar conjuntamente, pero actuar. En todo caso, no soy político ni la Iglesia puede permitirse ninguna injerencia política, pero nada verdaderamente humano puede dejar indiferente al seguidor de Jesucristo, a la Iglesia, para inhibirse ante la terrible desgracia de las gentes que nos llegan. La Iglesia, como dijo el Papa Francisco en una ocasión "ha de acoger, proteger, promover e integrar a los emigrantes y refugiados". Eso es lo que estamos haciendo en la diócesis de Valencia, colaborando coordinadamente con las autoridades autonómicas y locales, y con las nacionales, sin buscar aplauso ni mirar al tendido buscando el parabién o salir en los medios 



Uno de los tres o cuatro asuntos en que se juega el destino del hombre sobre la tierra en este tiempo y en los próximos decenios es este que nos interpela como una verdadera emergencia mundial. La emigración es un derecho que no se puede negar. Hay que reaccionar ante este hecho y este derecho, mostrar sensibilidad especial hacia él, hallar cauces y respuestas justas y equitativas para él. Habrá que buscar y darle soluciones, que seguro que las hay, innegablemente; reclamará muchas reformas y cambios en la sociedad mundial y habrá de favorecer e impulsar, sobre todo, en los países de origen, nuevas condiciones de vida; habrá que posibilitar un nuevo orden internacional justo y humano, no el nuevo orden mundial que se viene fraguando en una verdadera obra de ingeniería social; los países receptores de emigrantes habrán de cumplir con el deber de ordenar la inmigración para evitar conflictos y evitar que, en un plazo no lejano, pierdan su identidad y su unidad. Europa tiene una especial responsabilidad, porque de modo muy particular, principal e intenso se ve más afectada hoy por hoy. Un país sólo o unos pocos países solos no pueden ofrecer la respuesta: la respuesta deberá ser de todos, unidos y conjunta. En todo caso es necesario que las legislaciones, en los diferentes países de Europa, habrán de ser generosas, equilibradas y equitativas, promotoras de la justicia y la paz y atentas a la solidaridad real y efectiva.


¿Qué se hace en los países de origen y con los países de origen?¿Cuáles son las motivaciones y las causas que están produciendo esta catástrofe mundial?¿Quiénes están dentro o detrás de estos movimientos que no son casuales?¿ Qué se espera del futuro de Europa, de los países europeos, o qué se espera de Europa que sea dentro de pocos años? Hemos de ser lúcidos y prudentes, que no significa, en modo alguno, desatender ya y sin más demora a nuestros hermanos que nos llegan y que claman y gritan buscando justamente una situación distinta a la que están soportando y sufriendo con gran sufrimiento, en su origen. 


No podemos pasar de largo y dar un rodeo con comentarios que señalan culpables o dan soluciones de "barra de bar" para que las solucionen los que tienen el poder de los pueblos. Habrá que actuar sin ponerse nerviosos, pero actuar y pedir o reclamar que se actúe; habrá actuar colaborando con los poderes públicos, con los Estados y gobiernos que correspondan, pero actuar sin más dilaciones y paliar esta situación hasta que se encuentren soluciones globales y verdaderas; habrá que actuar denunciando, pero la denuncia sola no soluciona las cosas, hay que atender a los que nos llegan sabiendo que aquí los vamos a recibir como hermanos: "Obras quiere el Señor", diría santa Teresa de Jesús. Para eso hay que reconocer que no estamos preparados: que no tenemos la suficiente fe, ni somos capaces de mayor caridad, heroica caridad, ni de mayor misericordia y nos coge sin saber qué hacer y cómo hacer: pero hay que hacer algo.

+Antonio Cañizares Llovera
Arzobispo de Valencia.