28 jul. 2018

Evangelio día 29: Domingo XVII del tiempo ordinario.




Lectura del santo evangelio según san Juan (6, 1-15):

Después Jesús pasó a la otra orilla del lago de Galilea, cerca de Tiberíades. Le seguía un enorme gentío, a causa de las señales milagrosas que le veían hacer en los enfermos. Jesús subió al monte y se sentó allí con sus discípulos. Se acercaba la Pascua, la fiesta de los judíos. Jesús, pues, levantó los ojos y, al ver el numeroso gentío que acudía a él, dijo a Felipe: "¿Dónde iremos a comprar pan para que coma esa gente?" Se lo preguntaba para ponerlo a prueba, pues él sabía bien lo que iba a hacer. Felipe le respondió: "Doscientas monedas de plata no alcanzarían para dar a cada uno un pedazo". Otro discípulo, Andrés, hermano de Simón Pedro, dijo: "Aquí hay un muchacho que tiene cinco panes de cebada y dos pescados. Pero, ¿qué es esto para tanta gente?". Jesús les dijo: "Hagan que se siente la gente". Había mucho pasto en aquel lugar, y se sentaron los hombres en número de unos cinco mil. Entonces Jesús tomó los panes, dio las gracias y los repartió entre los que estaban sentados. Lo mismo hizo con los pescados, y todos recibieron cuanto quisieron. Cuando quedaron satisfechos, Jesús dijo a sus discípulos: "Recojan los pedazos que han sobrado para que no se pierda nada". Los recogieron y llenaron doce canastos con los pedazos que no se habían comido: eran las sobras de los cinco panes de cebada. Al ver esta señal que Jesús había hecho, los hombres decían: "Este es sin duda el Profeta que había de venir al mundo". Jesús se dio cuenta de que iban a tomarlo por la fuerza para proclamarlo rey, y nuevamente huyó al monte él solo.
Palabra de Dios.


Reflexión:
  • En esta lectura del Evangelio de Juan, se nos entrega la visión de Juan, como un símbolo de lo que Jesús busca para nutrir la vida de la que Él ya ha hablado. Él visualiza este alimento con el que quiere alimentarnos, como el banquete al que nos invita a gozar. Para Jesús este banquete es un símbolo de su deseo de compartirse con nosotros, en la Palabra de Dios y en el pan de vida. No hay límites en lo que quiere compartir con nosotros.
  • ¡Esta escena nos entrega una revelación del tipo de persona que es Dios! Nuestros recursos no son nunca suficientes, pero Dios tiene ilimitados recursos. Los suficientes para que nosotros hagamos lo que Dios quiere que sea hecho.
  • Jesús nos revela el Dios de la abundancia, pero nótese que el foco está en el pobre y en los más necesitados, y no en hacer a los ricos más ricos. Jesús necesita mi ayuda para cuidar de aquellos que están en la base de la pirámide humana. Éste es el tema de la Encíclica del Papa Francisco “Laudato Si”.
  • Este milagro revela el corazón de Dios, que se preocupa de todas nuestras necesidades. Dios también espera que nosotros vayamos en ayuda de los otros, y que compartamos lo poco que tenemos.

25 jul. 2018

PÓRTICO DE LA GLORIA DE LA CATEDRAL DE SANTIAGO (Restauración y recuperación)


El arzobispo de Santiago monseñor Julián Barrio en el día del Apóstol

  • Recuerda con agradecimiento la fe recibida a través del Apóstol, que impregnó de valores la cultura y conduce a la entrega a los demás.










El arzobispo de Santiago, monseñor Julián Barrio“muchas personas buscan la verdad y esto confirma nuestra misión”. El prelado compostelano reconoce “el cambio cultural que está generando la descristianización y el deterioro de la vida personal, familiar y social”, pero anima con gran esperanza a “manifestar la identidad cristiana con humildad, coherencia y responsabilidad”, retomando los valores del Evangelio que el Patrón de España asoció a nuestra historia. Mons. Barrio reconoce la liberación que supone el mensaje cristiano, el cual permite ser “dueño y no esclavo de las cosas de este mundo” y brindarse al “amor y la fraternidad”.
,

La historia del Apóstol Santiago

21 jul. 2018

Oración para después de comulgar

Oración que Padre Pío compuso y que rezaba tras recibir la Sagrada Comunión. Es reflejo de su firme fe en la presencia de Jesús en la Sagrada Eucaristía y de su deseo de que Jesús permaneciera siempre en su corazón:
Quédate, Señor, conmigo, pues soy débil y necesito tu fuerza para no caer muchas veces.
Quédate, Señor, conmigo, porque eres mi luz y sin ti estoy en tinieblas.
Quédate, Señor, conmigo, porque eres mi vida y sin ti pierdo el fervor.
Quédate, Señor, conmigo, para darme a conocer tu voluntad.
Quédate, Señor, conmigo, para que oiga tu voz y te siga.

Quédate, Señor, conmigo, pues deseo amarte mucho y estar siempre en tu compañía.
Quédate, Señor, conmigo, si quieres que siempre te sea fiel.
Quédate, Señor, conmigo, porque por más pobre que sea mi alma, desea ser para ti un lugar de consuelo y un nido de amor.
Quédate, Jesús, conmigo, pues es tarde y el día se acaba… La vida pasa; la muerte, el juicio y la eternidad se acercan y es necesario recuperar mis fuerzas para no demorarme en el camino, y para ello te necesito. Ya es tarde y la muerte se acerca. Temo la oscuridad, las tentaciones, la aridez, la cruz, los sufrimientos… ¡y te necesito mucho, Jesús mío, en esta noche de exilio!
Quédate, Jesús, conmigo, porque en esta noche de la vida, de peligros, necesito de ti. 
Haz que, como tus discípulos, te reconozca en la fracción del pan; que la comunión eucarística sea la luz que disipe las tinieblas, la fuerza que me sustenta y la única alegría de mi corazón.

Quédate, Señor, conmigo, porque en la hora de la muerte quiero estar unido a ti; si no por la Comunión, al menos por la gracia y por el amor.
Quédate, Jesús, conmigo; no pido consuelos divinos porque no los merezco, sino el don de tu presencia, ¡ah, sí, te lo pido!
Quédate, Señor, conmigo; solamente a ti te busco; tu amor, tu gracia, tu voluntad, tu corazón, tu espíritu, porque te amo y no pido otra recompensa sino amarte más, con un amor firme y práctico.
Haz que pueda amarte de todo corazón en la tierra para seguirte amando perfectamente por toda la eternidad, querido Jesús.

Evangelio día 22: Domingo XVI del tiempo ordinario



Lectura del santo evangelio según san Marcos (6, 30-34):

En aquel tiempo, los apóstoles volvieron a reunirse con Jesús y le contaron todo lo que habían hecho y enseñado.
Él les dijo: «Venid vosotros solos a un sitio tranquilo a descansar un poco.»
Porque eran tantos los que iban y venían que no encontraban tiempo ni para comer. Se fueron en barca a un sitio tranquilo y apartado. Muchos los vieron marcharse y los reconocieron; entonces de todas las aldeas fueron corriendo por tierra a aquel sitio y se les adelantaron. Al desembarcar, Jesús vio una multitud y le dio lástima de ellos, porque andaban como ovejas sin pastor; y se puso a enseñarles con calma.
Palabra del Señor






Evangelio Comentado por:
José Antonio Pagola
Mc (6, 30-34)

LA MIRADA DE JESÚS

Marcos describe con todo detalle la situación. Jesús se dirige en barca con sus discípulos hacia un lugar tranquilo y retirado. Quiere escucharles con calma, pues han vuelto cansados de su primera correría evangelizadora y desean compartir su experiencia con el Profeta que los ha enviado. El propósito de Jesús queda frustrado.
La gente descubre su intención y se les adelanta corriendo por la orilla. Cuando llegan al lugar, se encuentran con una multitud venida de todas las aldeas del entorno. ¿Cómo reaccionará Jesús?
Marcos describe gráficamente su actuación: los discípulos han de aprender cómo han de tratar a la gente; en las comunidades cristianas se ha de recordar cómo era Jesús con esas personas perdidas en el anonimato, de las que nadie se preocupa. “Al desembarcar, Jesús vio la multitud, se conmovió porque andaban como ovejas sin pastor, y se puso a enseñarles con calma”.
Lo primero que destaca el evangelista es la mirada de Jesús. No se irrita porque han interrumpido sus planes. Los mira detenidamente y se conmueve. Nunca le molesta la gente. Su corazón intuye la desorientación y el abandono en que se encuentran los campesinos de aquellas aldeas.
En la Iglesia hemos de aprender a mirar a la gente como la miraba Jesús: captando el sufrimiento, la soledad, el desconcierto o el abandono que sufren muchos y muchas. La compasión no brota de la atención a las normas o el recuerdo de nuestras obligaciones. Se despierta en nosotros cuando miramos atentamente a los que sufren.
Desde esa mirada Jesús descubre la necesidad más profunda de aquellas gentes: “andan como ovejas sin pastor”. La enseñanza que reciben de los maestros y letrados de la ley no les ofrece el alimento que necesitan. Viven sin que nadie cuide realmente de ellas. No tienen un pastor que las guíe y las defienda.
Movido por su compasión, Jesús “se pone a enseñarles con calma”. Sin prisas, se dedica pacientemente a enseñarles la Buena Noticia de Dios y su proyecto humanizador del reino. No lo hace por obligación. No piensa en sí mismo. Les comunica la Palabra de Dios, conmovido por la necesidad que tienen de un pastor.
No podemos permanecer indiferentes ante tanta gente que, dentro de nuestras comunidades cristianas, anda buscando un alimento más sólido que el que recibe. No hemos de aceptar como normal la desorientación religiosa dentro de la Iglesia. Hemos de reaccionar de manera lúcida y responsable. No pocos cristianos buscan ser mejor alimentados. Necesitan pastores que les transmitan la enseñanza de Jesús.

20 jul. 2018

La avispa asiática "Velutina"

Muere otro hombre en Galicia por picadura de avispa asiática "Velutina"


Un hombre de 78 años falleció en la tarde-noche de este miércoles tras haber sido atacado por un enjambre de avispas velutinas o asiáticas mientras trabajaba en una finca de su propiedad en la localidad pontevedresa de Porriño.
Según han informado a EL MUNDO fuentes de la Guardia Civil de Pontevedra, la hija del fallecido dio a conocer que su padre era alérgico a la picadura de avispas. Fue atacado por las avispas velutinas mientras realizaba trabajos agrícolas y falleció ya en la propia finca del ataque, sin que los efectivos sanitarios pudiesen hacer nada por salvarle la vida.


Esta especie invasora genera importantes perjuicios al sector apícola, dado que acaba con las colmenas en poco tiempo, daña la biodiversidad y crea alarma social porque muchos de los nidos están en entornos urbanos.

De momento, la avispa asiática ha sido localizada en Galicia, La Rioja, Asturias, Castilla y León, las Baleares, Cataluña, País Vasco y Cantabria, y su expansión sigue "la pauta esperada, porque está muy condicionada por un clima relativamente suave y lluvioso", explica Joan Pino, científico del Creaf.












La avispa asiática (Vespa velutina) es una especie de avispa de la familia de los véspidos originaria de China.
Esta avispa, al igual que otras de su género, se alimenta de insectos (hormigas, mariposas, pulgones, etc.), pero también de abejas, aunque esta especie es más agresiva que otras. Es fácilmente distinguible por su tórax y su abdomen de color negro, exceptuando el cuarto segmento, de color amarillo. Sus patas de color marrón destacan por sus extremos amarillos. Sus alas son de un color oscuro. 


ATRAYENTE PARA LAS TRAMPAS:

  • Cerveza negra  
  • Vino blanco
  • Una cucharada de jarabe de arándanos
  • Azucar
  • Si se tiene, cera de abeja con abeja asiática capturada
  • y un pequeño peso en el fondo para dar estabilidad frente al viento
  • Cambiar cada 15 días.






19 jul. 2018

El grito de auxilio de un sacerdote nicaragüense: “¡No nos dejen morir!”

Por favor, escuchar el testimonio de este sacerdote, ayer martes 17 de julio, en una entrevista telefónica con el gran  Ángel Expósito en La Tarde de Cope

El padre Augusto Gutiérrez pide ayuda a las instituciones españolas para que finalice la situación de tensión en Nicaragua


Este martes, la comunidad indígena de Monimbó, al sur de Masaya (Nicaragua), ha sido atacada por los paramilitares del presidente Ortega. El padre Augusto Gutiérrez es el párroco del barrio y la situación le obliga a estar escondido.

Gutiérrez ha explicado que “los paramilitares entraron al barrio, uno de los más grandes de la ciudad de Masaya. Han sido 4 horas de ataque con armamento militar pesado, detruyendo las iglesias. A algunos les han amenazado de muerte, pero hemos dado la cara porque es muy injusto lo que el gobierno está haciendo. Es un genocidio. No tiene otro nombre”.

(Pincha en "escucha la entrevista completa")

ESCUCHA LA ENTREVISTA COMPLETA | Augusto Gutiérrez en 'La Tarde'
“Este barrio es de gente humilde, un barrio indígena de gente trabajadora. Desde hace tres meses el gobierno se ensañado contra la población en toda Nicaragua. El gobierno está matando...”, ha lamentado el sacerdote entre lágrimas.
Jorge Torres
“Tiene que haber una ayuda internacional que detenga esta masacre y se salve al pueblo porque esto no es guerra, la gente se defiende con lo que puede. Con piedras y artesanía de pólvora... Esto no puede ser, no pueden seguir gobernando. Estamos en una situación de completa emergencia”, ha resaltado Augusto Gutiérrez.

Les agradezco mucho a ustedes desde la radio de España y a su gobierno, que no nos dejen morir. Intervengan por favor, hagan algo”, ha reclamado el sacerdote nicaragüense en 'La Tarde'.

Sobrevivir al verano

Sugerente reflexión de Enrique G. Máiquez:

Mi método va mucho más allá del manual de supervivencia: no piense en divertirse, no se esfuerce en descansar y, sobre todo, no veranee. Concentrarse en divertirse es una paradoja etimológica y existencial que conduce a la neurosis. Esforzarse en descansar es una contradicción. Veranear convierte un sustantivo tan evocativo como el verano en un verbo activo, con lo que exige eso.












No veranear por amor a los veranos. ¿Cómo se hace? Veraneando todo el año, empalmando veranos. Hay que desprenderse de inmediato de la angustia que el veraneo impone. Desactive la cuenta atrás, que es la auténtica bomba de relojería —tic-tac— de los veraneantes. Convénzase: no son las vacaciones las que interrumpen los días laborales, sino el trabajo el que da un breve respiro a nuestra intensa vida de rentistas epicúreos. Hay que mirar el año como si fuese un tablero de ajedrez, fijamente, hasta que deje de ser unos cuadrados blancos desperdigados sobre un fondo muy negro y se convierta en un inmaculado fondo blanco, como de arena de playa, con algunos cuadrados negros de días de trabajo por aquí y por allí para romper la monotonía (y ganar un sueldo (y santificarse)).

13 jul. 2018

CARTEL SOLEMNIDADE DE SANTIAGO APOSTOL 2018


Evangelio día 15: Domingo XV del tiempo ordinario.

Evangelio del Domingo por Odres Nuevos

Lectura del santo evangelio según san Marcos (6, 7-13):

En aquel tiempo, llamó Jesús a los Doce y los fue enviando de dos en dos, dándoles autoridad sobre los espíritus inmundos. Les encargó que llevaran para el camino un bastón y nada más, pero ni pan, ni alforja, ni dinero suelto en la faja; que llevasen sandalias, pero no una túnica de repuesto.
Y añadió: «Quedaos en la casa donde entréis, hasta que os vayáis de aquel sitio. Y si un lugar no os recibe ni os escucha, al marcharos sacudíos el polvo de los pies, para probar su culpa.»
Ellos salieron a predicar la conversión, echaban muchos demonios, ungían con aceite a muchos enfermos y los curaban.
Palabra del Señor
Evangelio Comentado por:
José Antonio Pagola
Mc (6, 7-13)

NUEVA ETAPA EVANGELIZADORA

El papa Francisco nos está llamando a una «nueva etapa evangelizadora marcada por la alegría de Jesús». ¿En qué puede consistir? ¿Dónde puede estar su novedad? ¿Qué hemos de cambiar? ¿Cuál fue realmente la intención de Jesús al enviar a sus discípulos a prolongar su tarea evangelizadora?
El relato de Marcos deja claro que solo Jesús es la fuente, el inspirador y el modelo de la acción evangelizadora de sus seguidores. No harán nada en nombre propio. Son «enviados» de Jesús. No se predicarán a sí mismos: solo anunciarán su Evangelio. No tendrán otros intereses: solo se dedicarán a abrir caminos al reino de Dios.
La única manera de impulsar una «nueva etapa evangelizadora marcada por la alegría de Jesús» es purificar e intensificar esta vinculación con Jesús. No habrá nueva evangelización si no hay nuevos evangelizadores, y no habrá nuevos evangelizadores si no hay un contacto más vivo, lúcido y apasionado con Jesús. Sin él haremos todo menos introducir su Espíritu en el mundo.
Al enviarlos, Jesús no deja a sus discípulos abandonados a sus fuerzas. Les da su «poder», que no es un poder para controlar, gobernar o dominar a los demás, sino su fuerza para «expulsar espíritus inmundos», liberando a las personas de lo que las esclaviza, oprime y deshumaniza.
Los discípulos saben muy bien qué les encarga Jesús. Nunca lo han visto gobernando a nadie. Siempre lo han conocido curando heridas, aliviando el sufrimiento, regenerando vidas, liberando de miedos, contagiando confianza en Dios. «Curar» y «liberar» son tareas prioritarias en la actuación de Jesús. Darían un rostro radicalmente diferente a nuestra evangelización.
Jesús los envía con lo necesario para caminar. Según Marcos, solo llevarán bastón, sandalias y una túnica. No necesitan de más para ser testigos de lo esencial. Jesús los quiere ver libres y sin ataduras; siempre disponibles, sin instalarse en el bienestar; confiando en la fuerza del Evangelio.
Sin recuperar este estilo evangélico no hay «nueva etapa evangelizadora». Lo importante no es poner en marcha nuevas actividades y estrategias, sino desprendernos de costumbres, estructuras y servidumbres que nos están impidiendo ser libres para contagiar lo esencial del Evangelio con verdad y sencillez.
En la Iglesia hemos perdido ese estilo itinerante que sugiere Jesús. Su caminar es lento y pesado. No sabemos acompañar a la humanidad. No tenemos agilidad para pasar de una cultura ya pasada a la cultura actual. Nos agarramos al poder que hemos tenido. Nos enredamos en intereses que no coinciden con el reino de Dios. Necesitamos conversión.

Relaciones sentimentales difíciles


http://www.serpersona.info



Idealizar el amor no funciona

Si bien es cierto que todos soñamos con encontrar a ese ser especial que cumpla todas nuestras expectativas a nivel emocional, no siempre somos realistas, idealizamos el amor y cometemos el error de exigirle demasiado a nuestra parejaCuando comprendas que el príncipe azul o la princesa encantada solo existen en los cuentos de hadas, podrás disfrutar del otro aceptando tanto sus virtudes como sus defectos y entenderás que quién debe hacer todo lo posible por convertirte en la pareja ideal eres tú.

Los pensamientos, actitudes y emociones negativas, siempre van a atraer situaciones y personas nocivas y tóxicas; por tanto, si te resignas al desamor, a tu mala suerte con tus relaciones de pareja, te echas a la pena y no te interesa encontrar soluciones, en efecto siempre te irá mal en el amor.

Cuando te resignas negativamente, tu mente lo asimila y confirma, de alguna manera, esa afirmación o creencia. Por ejemplo, si crees, fervientemente, que tienes mala suerte en el amor, así aparezca un hombre virtuoso o una mujer maravillosa, verás su parte negativa y lo descartarás como pareja sin darle ningún tipo de oportunidad; por otro lado, si ya estás en una relación, estarás pensando en el momento en que tu pareja te decepcione o te sea infiel.

Por este motivo, nunca lograrás entablar un vínculo afectivo fuerte con alguien porque siempre condicionarás tus emociones y tu vida amorosa. Si has identificado alguna de estas razones, intenta cambiar tu perspectiva, pensar positivamente y darte una nueva oportunidad con esa persona especial, con la cual tienes la oportunidad de romper tu mala suerte en el amor.

Francisco Martins. Coach, autor y especialista en relaciones de la Academia del Amor.

10 jul. 2018

El hombre de la Sindone


La reconstrucción de los Evangelios parece coincidir con los descubrimientos del Giulio Fanti de la Universidad de Padua

Esta estatua es la representación tridimensional a grandeza natural del Hombre de la Sindone, realizada sobre las medidas milimétricas tomadas del lienzo en que fue envuelto el cuerpo de Cristo durante la crucifixión”, explica Giulio Fanti, profesor de Mediciones mecánicas y térmicas en la Università di Padova y experto de la reliquia. El profesor, sobre la base de sus mediciones, ha hecho realizar un “calco” en 3D que – afirma él – le permite afirmar que estas son las reales medidas del Cristo crucificado.
“Consideramos que tenemos finalmente la imagen precisa de cómo era Jesús en esta tierra. De ahora en adelante ya no se le podrá representar sin tener esta obra en cuenta”. El profesor ha confiado al semanario Chi la exclusiva de esta obra suya, y les reveló: “Según nuestros estudios, Jesús era un hombre de una belleza extraordinaria. Esbelto, pero muy robusto, tenía un metro ochenta centímetros de alto, cuando la estatura media de la época era de 1,65 metros. Y tenía una expresión real y majestuosa” (Vatican Insider).



A través del estudio y la proyección tridimensional de la figura, Fanti ha podido también hacer un cómputo de las numerosísimas heridas sobre el cuerpo del Hombre de la Sindone:
“En la Sábana Santa – añade el profesor – he contado 370 heridas de flagelo, sin tener en cuenta las laterales, que el lienzo no ofrece porque envolvía sólo la parte anterior y posterior del cuerpo. Pero podemos lanzar la hipótesis de unos 600 golpes. Además, la reconstrucción. Además la reconstrucción tridimensional ha permitido reconstruir que en el momento de la muerte, el hombre de la Sindone estaba encorvado hacia la derecha porque el hombro derecho estaba luxada de manera tan grave que había lesionado los nervios” (Il Mattino di Padova).


Las preguntas que envuelven el misterio de la Sindone siguen aún presentes, seguramente en ese hombre martirizado vemos el signo del sufrimiento, y en él encontramos un poco de cada uno de nosotros; pero también – a los ojos de la fe – la esperanza de que ese hombre no fuese un hombre cualquiera, sino el Hombre por excelencia, ese Ecce Homo que se presentó dócil frente a Pilatos y que tras la tremenda flagelación fue crucificado siendo inocente, pero cargando con las culpas de todos.
Y aunque en la Sindone no sea obligatorio ni siquiera para el cristiano, la excepcionalidad de ese lino permanece allí para desafiar nuestra comprensión y nuestras certezas, casi como hizo en persona Jesús de Nazaret, que desafió nuestras certezas amando a sus perseguidores, perdonándoles desde la cruz y venciendo a la muerte hace dos mil años…




De  https://es.aleteia.org

8 jul. 2018

Evangelio día 8: Domingo XIV del tiempo ordinario


"Jesús construye con la Fe que le damos..."

Lectura del santo evangelio según san Marcos (6, 1-6):

En aquel tiempo, fue Jesús a su pueblo en compañía de sus discípulos.
Cuando llegó el sábado, empezó a enseñar en la sinagoga; la multitud que lo oía se preguntaba asombrada: «¿De dónde saca todo eso? ¿Qué sabiduría es ésa que le han enseñado? ¿Y esos milagros de sus manos? ¿No es éste el carpintero, el hijo de María, hermano de Santiago y José y Judas y Simón? Y sus hermanas ¿no viven con nosotros aquí?»
Y esto les resultaba escandaloso.
Jesús les decía: «No desprecian a un profeta más que en su tierra, entre sus parientes y en su casa.»
No pudo hacer allí ningún milagro, sólo curó algunos enfermos imponiéndoles las manos. Y se extrañó de su falta de fe. Y recorría los pueblos de alrededor enseñando.
Palabra del Señor



Evangelio Comentado por:
José Antonio Pagola
Mc (6, 1-6)

RECHAZADO ENTRE LOS SUYOS

Jesús no es un sacerdote del Templo, ocupado en cuidar y promover la religión. Tampoco lo confunde nadie con un maestro de la Ley, dedicado a defender la Torá de Moisés. Los campesinos de Galilea ven en sus gestos curadores y en sus palabras de fuego la actuación de un profeta movido por el Espíritu de Dios.
Jesús sabe que le espera una vida difícil y conflictiva. Los dirigentes religiosos se le enfrentarán. Es el destino de todo profeta. No sospecha todavía que será rechazado precisamente entre los suyos, los que mejor lo conocen desde niño.
Al parecer, el rechazo de Jesús en su pueblo de Nazaret era muy comentado entre los primeros cristianos. Tres evangelistas recogen el episodio con todo detalle. Según Marcos, Jesús llega a Nazaret acompañado de discípulos y con fama de profeta curador. Sus vecinos no saben qué pensar.
Al llegar el sábado, Jesús entra en la pequeña sinagoga del pueblo y «empieza a enseñar». Sus vecinos y familiares apenas le escuchan. Entre ellos nacen toda clase de preguntas. Conocen a Jesús desde niño: es un vecino más. ¿Dónde ha aprendido ese mensaje sorprendente del reino de Dios? ¿De quién ha recibido esa fuerza para curar? Marcos dice que Jesús «los tenía desconcertados». ¿Por qué?
Aquellos campesinos creen que lo saben todo de Jesús. Se han hecho una idea de él desde niño. En lugar de acogerlo tal como se presenta ante ellos quedan bloqueados por la imagen que tienen de él. Esa imagen les impide abrirse al misterio que se encierra en Jesús. Se resisten a descubrir en él la cercanía salvadora de Dios.
Pero hay algo más. Acogerlo como profeta significa estar dispuestos a escuchar el mensaje que les dirige en nombre de Dios. Y esto puede traerles problemas. Ellos tienen su sinagoga, sus libros sagrados y sus tradiciones. Viven con paz su religión. La presencia profética de Jesús puede romper la tranquilidad de la aldea.
Los cristianos tenemos imágenes bastante diferentes de Jesús. No todas coinciden con la que tenían los que lo conocieron de cerca y lo siguieron. Cada uno nos hacemos nuestra idea de él. Esta imagen condiciona nuestra forma de vivir la fe. Si nuestra imagen de Jesús es pobre, parcial o distorsionada, nuestra fe será pobre, parcial o distorsionada.
¿Por qué nos esforzamos tan poco en conocer a Jesús?
¿Por qué nos escandaliza recordar sus rasgos humanos?
¿Por qué nos resistimos a confesar que Dios se ha encarnado en un profeta?
¿Intuimos tal vez que su vida profética nos obligaría a transformar profundamente nuestras comunidades y nuestra vida?
https://odresnuevos.es/