11 jun. 2010

Día 12 SANTA PAULA FRASSINETTI



En homenaje a Paula, hoy en su día recordaremos este pequeño pasaje de su vida, que nos da la dimensión de su fe, entrega y espiritualidad.
En Quinto, Paula vivía en la casa parroquial y "había obtenido de su hermano el cuidar la lámpara del Santísimo; para no perderla de vista, ni siquiera de noche, consiguió que le permitiese dormir en un corredor, sin luz y sin ventilación, con un ventanuco que daba al presbiterio del altar mayor. Si era necesario, se levantaba a reavivarla, incluso de noche."
Un gesto aparentemente insignificante, pero que sin embargo, deja entrever todo el mundo interior de certeza profunda, de relaciones vivas y personales con Dios.
Teresa Couso