21 ene. 2019

EL REGALO...



Hay que creer. Que es posible. Más allá de nuestras fuerzas y nuestros límites. Más allá de nuestras derrotas y nuestras alas quebradas. Más allá de la fragilidad que nos hace dudar. Más allá de enfadarnos con el mundo, con nosotros mismos, con los otros, o con Dios... Hay que creer. Creer y plantar cara a nuestros fantasmas con fortaleza, con valentía y con creatividad. ¿Tal vez también tú tienes tus propias heridas e inseguridades? ¿Tal vez también tú te sientes abatido, roto, enfadado, incapaz y encerrado en oscuridades de fuera o de dentro? ¡No te rindas!
Jacob Frey (El regalo)

Conozcamos los artículos de LA DECLARACIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS


Artículo 28





 Toda persona tiene derecho a que se establezca un orden social e internacional en el que los derechos y libertades proclamados en esta Declaración se hagan plenamente efectivos.

18 ene. 2019

Evangelio día 20: Domingo II del tiempo ordinario

Convierte nuestra agua en el vino de la alegría


Lectura del santo evangelio según san Juan (2,1-11):

En aquel tiempo, había una boda en Caná de Galilea, y la madre de Jesús estaba allí. Jesús y sus discípulos estaban también invitados a la boda.
Faltó el vino, y la madre de Jesús le dice: «No tienen vino».
Jesús le dice: «Mujer, ¿qué tengo yo que ver contigo? Todavía no ha llegado mi hora».
Su madre dice a los sirvientes: «Haced lo que él os diga».
Había allí colocadas seis tinajas de piedra, para las purificaciones de los judíos, de unos cien litros cada una.
Jesús les dice: «Llenad las tinajas de agua».
Y las llenaron hasta arriba.
Entonces les dice: «Sacad ahora y llevadlo al mayordomo».
Ellos se lo llevaron.
El mayordomo probó el agua convertida en vino sin saber de dónde venía (los sirvientes sí lo sabían, pues habían sacado el agua), y entonces llama al esposo y le dice: «Todo el mundo pone primero el vino bueno y, cuando ya están bebidos, el peor; tú, en cambio, has guardado el vino bueno hasta ahora».
Este fue el primero de los signos que Jesús realizó en Caná de Galilea; así manifestó su gloria y sus discípulos creyeron en él.
Palabra del Señor


Evangelio Comentado por:
José Antonio Pagola
Jn (2,1-11)

UN GESTO POCO RELIGIOSO

Había una boda en Galilea. Así comienza este relato en el que se nos dice algo inesperado y sorprendente. La primera intervención pública de Jesús, el Enviado de Dios, no tiene nada de religioso. No acontece en un lugar sagrado. Jesús inaugura su actividad profética «salvando» una fiesta de bodas que podía haber terminado muy mal.
En aquellas aldeas pobres de Galilea, la fiesta de las bodas era la más apreciada por todos. Durante varios días, familiares y amigos acompañaban a los novios comiendo y bebiendo con ellos, bailando danzas festivas y cantando canciones de amor.
El evangelio de Juan nos dice que fue en medio de una de estas bodas donde Jesús hizo su «primer signo», el que nos ofrece la clave para entender toda su actuación y el sentido profundo de su misión salvadora.
El evangelista Juan no habla de «milagros». A los gestos sorprendentes que realiza Jesús los llama siempre «signos». No quiere que sus lectores se queden en lo que puede haber de prodigioso en su actuación. Nos invita a que descubramos su significado más profundo. Para ello nos ofrece algunas pistas de carácter simbólico. Veamos solo una.
La madre de Jesús, atenta a los detalles de la fiesta, se da cuenta de que «no les queda vino» y se lo indica a su hijo. Tal vez los novios, de condición humilde, se han visto desbordados por los invitados. María está preocupada. La fiesta está en peligro. ¿Cómo puede terminar una boda sin vino? Ella confía en Jesús.
Entre los campesinos de Galilea el vino era un símbolo muy conocido de la alegría y del amor. Lo sabían todos. Si en la vida falta la alegría y falta el amor, ¿en qué puede terminar la convivencia? María no se equivoca. Jesús interviene para salvar la fiesta proporcionando vino abundante y de excelente calidad.
Este gesto de Jesús nos ayuda a captar la orientación de su vida entera y el contenido fundamental de su proyecto del reino de Dios. Mientras los dirigentes religiosos y los maestros de la ley se preocupan de la religión, Jesús se dedica a hacer más humana y llevadera la vida de la gente.
Los evangelios presentan a Jesús concentrado, no en la religión sino en la vida. No es solo para personas religiosas y piadosas. Es también para quienes viven decepcionados por la religión, pero sienten necesidad de vivir de manera más digna y dichosa. ¿Por qué? Porque Jesús contagia fe en un Dios en el que se puede confiar y con el que se puede vivir con alegría, y porque atrae hacia una vida más generosa, movida por un amor solidario.
https://odresnuevos.es/


Para colorear

17 ene. 2019

El video del Papa Francisco de enero 2019

¿Por qué hay que bautizar a los niños cuanto antes, como dice el Papa?

La historia de un abuelo que aconsejaba a sus hijos que bautizaran cuanto antes a sus nietos


“Me ha gustado mucho que el papa Francisco dijera que hay que bautizar a los niños cuanto antes. Es lo que se hacía siempre. Los santos de familias cristianas fueron bautizados muy poco después de nacer”.
Estas palabras me las dijo un abuelo después de leer en el periódico las palabras del papa Francisco en Dublín, con motivo del Encuentro Mundial de las Familias. Este comentario de mi amigo me hizo reflexionar, y le pregunté porqué le habían gustado las palabras del Papa.
-Lo dijo el propio Papa- me respondió. Porque un niño sin bautizar es un pagano, y un niño bautizado “tiene la fuerza de Dios dentro”. 
Le pregunté por sus nietos, pues hoy muchos abuelos están apenados porque sus hijos no bautizan o tardan en bautizar a sus nietos. 
– Gracias a Dios, mis nietos están todos bautizados. Pero en algunos casos me costó un poquito. 
– Es el nuevo papel de los abuelos: la transmisión de la fe a sus nietos ¿Cuántos nietos tienes?, le pregunté. 
– Siete. Hubo algunos problemas en tres casos. Sus padres –buenos cristianos– querían retrasar el bautismo de sus hijos respectivos. Entonces intervine yo, como padre y como abuelo. Con mucha cautela, ¿sabes?
– Hay que ir con los pies de plomo si no quieres producir el efecto contrario. 
– Pregunté primero a sus padres porqué retrasaban el bautismo. Me dijeron que “Ahora, con los gastos del nacimiento, hemos de esperar y no entrar en más gastos”. ¡Pero si el bautismo es gratis!, le dije. 
– ¿Y qué respondió?
– “Me refiero a los gastos de la fiesta. Que si invitados, amigos y parientes…”. Y entonces yo le dije: Pero bueno, qué es más importante, ¿que haya invitados o que el niño esté en gracia de Dios? Qué es más importante, nuestra propia comodidad o que el niño esté sin pecado original, lleno de gracia. ¿Buscamos nuestro interés o el interés del niño…?
– Sí, como ha dicho el Papa ahora en Irlanda: los niños bautizados “tienen la fuerza de Dios”. Y no la tienen los no bautizados. ¿Y qué pasó?
– Pues que mi mujer y yo rezamos y esperamos. Nuestros hijos reflexionaron y los bautizaron muy pronto.
– ¿Y no encontraste ninguno que te dijera que se bautizará cuando tenga uso de razón y elija él libremente?
– No, pero conozco algunos alumnos míos universitarios no bautizados -o sea sin la gracia de Dios- que estaban en un mar de dudas, buscando aquí y allá religiones o teorías filosóficas. Alguno se bautizó, pero otros siguieron teniendo dudas. Uno me dijo: “¡Ojalá mis padres me hubieran bautizado! Me hubiera ahorrado este mar de dudas y luchas sobre la fe”. 

16 ene. 2019

La vida oculta. Los tiempos y ritmos de Dios


             Hay momentos en que se hace especialmente cuesta arriba lo cotidiano. Cuando nos toca enfrentarnos a lo más prosaico o anodino, o a la cuesta arriba que es parte del camino. En estos tiempos (de exámenes, de vuelta al trabajo, cuando tus sueños parecen lejanos y la realidad demasiado gris), es importante recordar que las historias grandes se tejen en una trama oculta; que los tiempos de Dios no son los de la eficacia o la euforia, o al menos no sólo. También son los tiempos del silencio, de la rutina y del aprendizaje callado. Como descubrió aquel carpintero que pasó treinta años en Nazaret....




Acoger la vida, no me resulta tarea sencilla.
 En medio de la rutina, siento que
 tus “tiempos y ritmos” no son los míos.

A veces quiero llegar a la meta final
Sin hacer el camino. 
 Me entran las prisas, el activismo, 
el inmediatismo.
Busco recorrer el camino de la vida
entre aplausos y admiraciones,
hacer las cosas cuando los demás
me las reconocen y agradecen.

Me es más fácil vivir como la mayoría,
sin sentido crítico de lo que me rodea.
Me acecha la superficialidad,
el mirar la vida desde la ventana,
sin vivirla a fondo desde un compromiso.

Otras veces, me veo invadido por
el pesimismo y la monotonía,
que me sitúan en el desanimo,
en el conformismo de quedarme como soy,
sin luchar por SER más,
por llegar a dónde uno quiere,
a lo que Dios sueña como proyecto para mí.

Ante los agobios y prisas que nos plantea la vida:
Adora y confía

15 ene. 2019

SOLEMNIDAD A SAN MAURO

PARA VER VÍDEO DE LA ENTREVISTA DE LA TELEVISIÓN CANAL RIAS BAIXAS,  EFECTUADA AL SR. ALCALDE Y A NUESTRO PÁRROCO D. ANTONIO EN LA CAPILLA DE SAN MAURO, ESTA SEMANA, PINCHAR AQUÍ EN EL ENLACE.

https://www.facebook.com/concello.devilanovadearousa/videos/2077010125923234/

12 ene. 2019

Evangelio día 13: Domingo del Bautismo del Señor

Lectura del santo evangelio según san Lucas (3,15-16.21-22):

En aquel tiempo, el pueblo estaba expectante, y todos se preguntaban en su interior sobre Juan si no sería el Mesías, Juan les respondió dirigiéndose a todos:
«Yo os bautizo con agua; pero viene el que es más fuerte que yo, a quien no merezco desatarle la correa de sus sandalias. Él os bautizará con Espíritu Santo y fuego».
Y sucedió que, cuando todo el pueblo era bautizado, también Jesús fue bautizado; y, mientras oraba, se abrieron los cielos, bajó el Espíritu Santo sobre él con apariencia corporal semejante a una paloma y vino una voz del cielo:
«Tú eres mi Hijo, el amado; en ti me complazco».
Palabra del Señor






Evangelio Comentado por:
José Antonio Pagola
Lc (3,15-16.21-22)

INICIAR LA REACCIÓN

El Bautista no permite que la gente lo confunda con el Mesías. Conoce sus límites y los reconoce. Hay alguien más fuerte y decisivo que él. El único al que el pueblo ha de acoger. La razón es clara. El Bautista les ofrece un bautismo de agua. Solo Jesús, el Mesías, los «bautizará con el Espíritu Santo y con fuego».
A juicio de no pocos observadores, el mayor problema de la Iglesia de hoy es «la mediocridad espiritual». La Iglesia no posee el vigor espiritual que necesita para enfrentarse a los retos del momento actual. Cada vez es más patente. Necesitamos ser bautizados por Jesús con su fuego y su Espíritu.
En no pocos cristianos esta creciendo el miedo a todo lo que pueda llevarnos a una renovación. Se insiste mucho en la continuidad para conservar el pasado, pero no nos preocupamos de escuchar las llamadas del Espíritu para preparar el futuro. Poco a poco nos estamos quedando ciegos para leer los «signos de los tiempos».
Se da primacía a certezas y creencias para robustecer la fe y lograr una mayor cohesión eclesial frente a la sociedad moderna, pero con frecuencia no se cultiva la adhesión viva a Jesús. ¿Se nos ha olvidado que él es más fuerte que todos nosotros? La doctrina religiosa, expuesta casi siempre con categorías premodernas, no toca los corazones ni convierte nuestras vidas.
Abandonado el aliento renovador del Concilio, se ha ido apagando la alegría en sectores importantes del pueblo cristiano, para dar paso a la resignación. De manera callada pero palpable va creciendo el desafecto y la separación entre la institución eclesial y no pocos cristianos.
Es urgente crear cuanto antes un clima más amable y cordial. Cualquiera no podrá despertar en el pueblo sencillo la ilusión perdida. Necesitamos volver a las raíces de nuestra fe. Ponernos en contacto con el Evangelio. Alimentarnos de las palabras de Jesús que son «espíritu y vida».
Dentro de unos años, nuestras comunidades cristianas serán muy pequeñas. En muchas parroquias no habrá ya presbíteros de forma permanente. Que importante es cuidar desde ahora un núcleo de creyentes en torno al Evangelio. Ellos mantendrán vivo el Espíritu de Jesús entre nosotros. Todo será más humilde, pero también más evangélico.
A nosotros se nos pide iniciar ya la reacción. Lo mejor que podemos dejar en herencia a las futuras generaciones es un amor nuevo a Jesús y una fe más centrada en su persona y su proyecto. Lo demás es más secundario. Si viven desde el Espíritu de Jesús, encontrarán caminos nuevos.

FORMACIÓN DE LOS AGENTES DE PASTORAL MISIONERA INTERPARROQUIAL


       

  Hemos preparado para este curso 2018 – 2019 a nivel interparroquial (parroquias de Bamio, András, San Miguel de Deiro y Vilanova de Arousa),  unos encuentros de formación  y actualización de los 
Agentes de Pastoral parroquial Misionera. 

         A continuación mostramos los temas y fechas de los encuentros en Vilanova de Arousa.




INVITAMOS CORDIALMENTE a todos los fieles cristianos, que lo deseen, a participar en estos ENCUENTROS INTERESANTES DE FORMACIÓN RELIGIOSO – PASTORAL




1º TEMA:(24/11/2018)     “CREO EN LA SANTA IGLESIA CATÓLICA"

2º TEMA:(22/12/2018)      TEOLOGÍA DEL LAICADO


3º TEMA:(27/01/2019)      NUEVA EVANGELIZACIÓN Y CATEQUESIS

4º TEMA:(22/02/2019)      PROGRAMACIÓN CATEQUÉTICA PARA 
                                       LOS CICLOS LITÚRGICOS A – B – C.

5º TEMA:(23/03/2019)      UNA COMUNIDAD CRISTIANA EN
                                        LA CARIDAD EVANGÉLICA.

6º TEMA:(27/04/2019)       UNA “CÁRITAS MÁS SOCIAL”, 
                                        DESDE LA COMUNIDAD

7º TEMA:(25/05/2019)      LITURGIA DE LOS SACRAMENTOS
                                        EVALUACIÓN FINAL.  

(Ver  PROGRAMA completo en Boletín Parroquial del mes de Enero)

10 ene. 2019

El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D

Una reconstrucción con las medidas reales del Cristo crucificado


Esta estatua es la representación tridimensional a grandeza natural del Hombre de la Sindone, realizada sobre las medidas milimétricas tomadas del lienzo en que fue envuelto el cuerpo de Cristo durante la crucifixión”, explica Giulio Fanti, profesor de Mediciones mecánicas y térmicas en la Università di Padova y experto de la reliquia. El profesor, sobre la base de sus mediciones, ha hecho realizar un “calco” en 3D que – afirma él – le permite afirmar que estas son las reales medidas del Cristo crucificado.

“Consideramos que tenemos finalmente la imagen precisa de cómo era Jesús en esta tierra. De ahora en adelante ya no se le podrá representar sin tener esta obra en cuenta”. El profesor ha confiado al semanario Chi la exclusiva de esta obra suya, y les reveló: “Según nuestros estudios, Jesús era un hombre de una belleza extraordinaria. Esbelto, pero muy robusto, tenía un metro ochenta centímetros de alto, cuando la estatura media de la época era de 1,65 metros. Y tenía una expresión real y majestuosa” (Vatican Insider).



A través del estudio y la proyección tridimensional de la figura, Fanti ha podido también hacer un cómputo de las numerosísimas heridas sobre el cuerpo del Hombre de la Sindone:
“En la Sábana Santa – añade el profesor – he contado 370 heridas de flagelo, sin tener en cuenta las laterales, que el lienzo no ofrece porque envolvía sólo la parte anterior y posterior del cuerpo. Pero podemos lanzar la hipótesis de unos 600 golpes. Además, la reconstrucción. Además la reconstrucción tridimensional ha permitido reconstruir que en el momento de la muerte, el hombre de la Sindone estaba encorvado hacia la derecha porque el hombro derecho estaba luxada de manera tan grave que había lesionado los nervios” (Il Mattino di Padova).


Las preguntas que envuelven el misterio de la Sindone siguen aún presentes, seguramente en ese hombre martirizado vemos el signo del sufrimiento, y en él encontramos un poco de cada uno de nosotros; pero también – a los ojos de la fe – la esperanza de que ese hombre no fuese un hombre cualquiera, sino el Hombre por excelencia, ese Ecce Homo que se presentó dócil frente a Pilatos y que tras la tremenda flagelación fue crucificado siendo inocente, pero cargando con las culpas de todos.
Y aunque en la Sindone no sea obligatorio ni siquiera para el cristiano, la excepcionalidad de ese lino permanece allí para desafiar nuestra comprensión y nuestras certezas, casi como hizo en persona Jesús de Nazaret, que desafió nuestras certezas amando a sus perseguidores, perdonándoles desde la cruz y venciendo a la muerte hace dos mil años…

7 ene. 2019

Aquí es donde el Papa celebra su misa diaria: Una visita a Santa Marta

CASA SANTA MARTA

La basílica de San Pedro, la capilla Sixtina e incluso la parroquia de Santa Ana son conocidas por visitantes y peregrinos en el Vaticano. Sin embargo, el pequeño Estado cuenta con otros lugares de oración, habitualmente cerrados al público. Hoy, descubrimos la capilla de la residencia de Santa Marta, donde el Papa celebra su misa diaria

Entre las capillas menos conocidas del Vaticano hay una que recibe una atención casi diaria entre muchos fieles: la capilla del Espíritu Santo, también conocida como Santa Marta, por el nombre de la residencia que la alberga. En efecto, es aquí donde el papa Francisco celebra su misa diaria y cuyas homilías atraviesan las paredes de la capilla gracias a la publicación de extractos en el portal oficial Vatican News.
Desde el inicio de su pontificado, el papa Francisco no ha querido instalarse en los apartamentos pontificios del Palacio Apostólico, sino que escogió la residencia de Santa Marta. Este enorme inmueble fue construido en 1996 al sur de la basílica de San Pedro, inicialmente para servir de alojamiento a los huéspedes de paso y para los cardenales durante los cónclaves. Sus habitaciones, cómodas pero sin ostentaciones, están amuebladas con sobriedad.

POPE FRANCIS SANTA MARTA
©VaticanMedia-Foto/CPP

Para el Soberano Pontífice argentino, la elección de esta residencia estuvo guiada ante todo por el deseo de escapar de la soledad inherente a su cargo de jefe de la Iglesia católica. Instalado en la habitación número 201 de Santa Marta, el ocupante papal puede tener hasta 130 vecinos, repartidos en las cuatro plantas que componen este hotel eclesiástico.
Prácticamente todas las mañanas, el obispo de Roma celebra misa a las 7h en la pequeña capilla de la planta baja de la Casa de Santa Marta, entre la residencia y la Muralla Leonina: la capilla del Espíritu Santo. A esta eucaristía pueden asistir diariamente unas cincuenta personas de entre los empleados del Vaticano. Los fieles “jubilares”, es decir, que celebran un aniversario importante de matrimonio o de ordenación, pueden solicitar asistir también.
Desde 2014, el sucesor de Pedro ha propuesto incluso que la misa esté abierta a los feligreses romanos, para que puedan rezar junto a su obispo. Son los curas de la capital italiana los encargados de pedir autorización para participar en la celebración con un grupo de fieles. Son unos 25 privilegiados los que reciben permiso para asistir cada día.

© Servizio Fotografico OR / CPP

Muchos motivos triangulares

Dedicada a la tercera persona de la Trinidad, hay muchos elementos decorativos de la capilla que evocan al Espíritu Santo. Una paloma dorada, por ejemplo, domina uno de los ábsides. Sobre el altar se lee una inscripción en latín: “Ven Espíritu Santo a renovar el corazón de tus fieles”. Toda la capilla está compuesta por motivos triangulares, símbolo de la Trinidad. Es el caso del enlosado, por ejemplo, cuyos colores recuerdan la bandera del Vaticano. El mármol del altar, la techumbre o incluso los pilares a lo largo de la nave se componen también de motivos triangulares.

OSSERVATORE ROMANO / AFP

Además, la capilla está decorada en su lado derecho con un gran ventanal que da directamente a la muralla que forma la frontera del Estado más pequeño del mundo. En el lado izquierdo, una Santa Virgen en bronce vela a su Hijo en brazos. Tiene la cabeza girada hacia el ambón en mármol blanco, donde predica el Pontífice. Cabe destacar la presencia de un pequeño órgano, regalo al papa Juan Pablo II de parte de la organización benéfica estadounidense de los Caballeros de Colón en 1997.
Este pequeño remanso de paz moderno y silencioso recibe cada día las oraciones del Vicario de Cristo sobe la tierra. El Sucesor de Pedro no solo celebra misa y predica en este lugar, sino que también se recoge en silencio en ciertos momentos del día, en particular por la tarde, para un tiempo de meditación.

5 ene. 2019

EVANGELIO día 6: Domingo de Epifanía del SeñorT

"Toda la tierra viene a adorarte"

Lectura del santo evangelio según san Mateo (2,1-12):

Habiendo nacido Jesús en Belén de Judea en tiempos del rey Herodes, unos magos de Oriente se presentaron en Jerusalén preguntando:
«¿Dónde está el Rey de los judíos que ha nacido? Porque hemos visto salir su estrella y venimos a adorarlo».
Al enterarse el rey Herodes, se sobresaltó y toda Jerusalén con él; convocó a los sumos sacerdotes y a los escribas del país, y les preguntó dónde tenia que nacer el Mesías.
Ellos le contestaron:
«En Belén de Judea, porque así lo ha escrito el profeta: “Y tú, Belén, tierra de Judá, no eres ni mucho menos la última
de las poblaciones de Judá, pues de ti saldrá un jefe que pastoreará a mi pueblo Israel”».
Entonces Herodes llamó en secreto a los magos para que le precisaran el tiempo en que había aparecido la estrella, y los mandó a Belén, diciéndoles: «ld y averiguad cuidadosamente qué hay del niño y, cuando lo encontréis, avisadme, para ir yo también a adorarlo».
Ellos, después de oír al rey, se pusieron en camino y, de pronto, la estrella que habían visto salir comenzó a guiarlos hasta que vino a pararse encima de donde estaba el niño.
Al ver la estrella, se llenaron de inmensa alegría. Entraron en la casa, vieron al niño con Maria, su madre, y cayendo de rodillas lo adoraron; después, abriendo sus cofres, le ofrecieron regalos: oro, incienso y mirra.
Y habiendo recibido en sueños un oráculo, para que no volvieran a Herodes, se retiraron a su tierra por otro camino.
Palabra del Señor




Evangelio Comentado por:
José Antonio Pagola
Mt (2,1-12)

RELATO DESCONCERTANTE


Ante Jesús se pueden adoptar actitudes muy diferentes. El relato de los magos nos habla de la reacción de tres grupos de personas. Unos paganos que lo buscan, guiados por la pequeña luz de una estrella. Los representantes de la religión del Templo, que permanecen indiferentes. El poderoso rey Herodes que solo ve en él un peligro.
Los magos no pertenecen al pueblo elegido. No conocen al Dios vivo de Israel. Nada sabemos de su religión ni de su pueblo de origen. Solo que viven atentos al misterio que se encierra en el cosmos. Su corazón busca verdad.
En algún momento creen ver una pequeña luz que apunta hacia un Salvador. Necesitan saber quién es y dónde está. Rápidamente se ponen en camino. No conocen el itinerario preciso que han de seguir, pero en su interior arde la esperanza de encontrar una Luz para el mundo.
Su llegada a la ciudad santa de Jerusalén provoca el sobresalto general. Convocado por Herodes, se reúne el gran Consejo de «los sumos sacerdotes y los escribas del pueblo». Su actuación es decepcionante. Son los guardianes de la verdadera religión, pero no buscan la verdad. Representan al Dios del Templo, pero viven sordos a su llamada.
Su seguridad religiosa los ciega. Conocen dónde ha de nacer el Mesías, pero ninguno de ellos se acercará a Belén. Se dedican a dar culto a Dios, pero no sospechan que su Misterio es más grande que todas las religiones, y que tiene sus caminos para encontrarse con sus hijos e hijas. Nunca reconocerán a Jesús.
El rey Herodes, poderoso y brutal, solo ve en Jesús una amenaza para su poder y su crueldad. Hará todo lo posible por eliminarlo. Desde el poder opresor solo se puede «crucificar» a quien trae liberación.
Mientras tanto, los magos prosiguen su búsqueda. No caen de rodillas ante Herodes: no encuentran en él nada digno de adoración. No entran en el Templo grandioso de Jerusalén: tienen prohibido el acceso: La pequeña luz de la estrella los atrae hacia el pequeño pueblo de Belén, lejos de todo centro de poder.
Al llegar, lo único que ven es al «niño con María, su madre». Nada más. Un niño sin esplendor ni poder alguno. Una vida frágil que necesita el cuidado de una madre. Es suficiente para despertar en los magos la adoración.
El relato es desconcertante. A este Dios, escondido en la fragilidad humana, no lo encuentran los que viven instalados en el poder o encerrados en la seguridad religiosa. Se les revela a quienes, guiados por pequeñas luces, buscan incansablemente una esperanza para el ser humano en la ternura y la pobreza de la vida.

Un año para soñar



El tiempo de Navidad, que estamos a punto de concluir, está marcado por unas celebraciones fundamentales que podrían ser como rutilantes estrellas de una noche de ensueño:


           
a) – El día 25, la celebración que tuvimos para vivir y conmemorar el nacimiento de Jesucristo, nos invita a soñar que este año 2019 va a ser el año en el que esperamos y deseamos que la “SALVACIÓN” (la salud del alma y del cuerpo) inunde a todas las mujeres y hombres de buena voluntad de un modo particular y a todo el mundo, de un modo general.

b) Domingo 20, día de la Sagrada familia, celebramos aquello que nos recuerda y manifiesta la grandeza en la sencillez, de una familia que desde aquel momento de hace más de 2000 años sería y será modelo de la familia cristiana, en la que como fuente divina se origina y nace el amor que es Dios en Cristo Jesús su hijo en una familia humana.

c) El primer día del Año Nuevo, día de la verdadera y autentica paz,  ¿Por qué no puede ser este 2019 el año de mayor paz interior en los seres humanos paz en las familias, pueblo y naciones de toda la tierra? Confiamos y deseamos la mejor paz y concordia para todos y para todas las naciones del mundo.
d) La manifestación de Jesucristo, como luz y salvación de toda la humanidad, reconocida en los Magos que vienen de Oriente, como el resto del mundo en gentiles y paganos, bien podría ser como un anuncio profética de un año de de más encuentro y acercamiento al Dios de todos los hombres y mujeres de esta sociedad de la época robótica e informática.

e) Y finalmente LA FIESTA DEL BAUTISMO DE JESÚS, que celebraremos en domingo 13 de enero y que concluye el Tiempo de Navidad e inicia el Tiempo Ordinario, podíamos verlo como anticipo de un año que esperamos lleno de oro y plata como símbolo de los 25 años (bodas de plata) de la llegada a esta comunidad parroquial del Párroco con la Comunidad de las Religiosas Doroteas, para seguir anunciando y manifestando con sus vidas y mensajes la presencia del Dios de Jesucristo que anida en nuestros corazones.

Ojalá que este año que se nos antoja “UN AÑO PARA SOÑAR”, se transformen estos sueños en frutos reales de auténtica vida cristiana.