17 sept. 2010

Evangelio: domingo XXVdel tiempo ordinario

Ser pobre en el espíritu

Lc 16, 10 - 13
10
El que es fiel en lo mínimo, lo es también en lo mucho;
y el que es injusto en lo mínimo, también lo es en lo mucho.
11
Si, pues, no fuisteis fieles en el Dinero injusto,
¿quién os confiará lo verdadero?
12
Y si no fuisteis fieles con lo ajeno,
¿quién os dará lo vuestro?
13
«Ningún criado puede servir a dos señores,
porque aborrecerá a uno y amará al otro;
o bien se entregará a uno y despreciará al otro.
No podéis servir a Dios y al Dinero.»