27 may. 2012

Día del Apostolado Seglar y la Acción Católica


Benedicto XVI lo expresa bellamente con el término
“Porta fidei”: «”La puerta de la fe”» (cf. Hch 14, 27),

La puerta de la fe, que introduce en la vida
de comunión con Dios y permite la entrada en su Iglesia,
está siempre abierta para nosotros.
Se cruza ese umbral cuando
la Palabra de Dios se anuncia y el corazón se deja plasmar por la
gracia que transforma. Atravesar esa puerta supone emprender
un camino que dura toda la vida».
Cuando se inicia ese camino,
tras atravesar la puerta de la fe, es cuando estamos en disposición
de acoger y entender los contenidos de la fe y las consecuencias
sociales, culturales y políticas que se derivan.