12 oct. 2012

Evangelio día 14: Domingo XXVIII del T.O.


Abramos al mundo las puertas de la FE
Del Evangelio según San Marcos 10,17-30.


Entonces Jesús, mirando alrededor, dijo a sus discípulos:
 "¡Qué difícil será para los ricos entrar en el Reino de Dios!".
Los discípulos se sorprendieron por estas palabras,
pero Jesús continuó diciendo:
"Hijos míos, ¡Qué difícil es entrar en el Reino de Dios!.
Es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja,
que un rico entre en el Reino de Dios".
Los discípulos se asombraron aún más y se preguntaban unos a otros:
"Entonces, ¿quién podrá salvarse?".
Jesús, fijando en ellos su mirada, les dijo:
"Para los hombres es imposible, pero no para Dios,
porque para él todo es posible".
Pedro le dijo: "Tú sabes que nosotros lo hemos dejado todo y te hemos seguido".
Jesús respondió: "Les aseguro que el que haya dejado casa,
hermanos y hermanas, madre y padre, hijos o campos por mí y por la Buena Noticia,
desde ahora, en este mundo, recibirá el ciento por uno en casas,
hermanos y hermanas, madres, hijos y, campos, en medio de las persecuciones;
y en el mundo futuro recibirá la Vida eterna.