15 mar. 2014

Reflexión para la Cuaresma

La Cuaresma es un tiempo fuerte dentro de la liturgia de la Iglesia. Es un período en el que se nos invita a ahondar en nuestro camino personal de crecimiento, conversión y fe. Por lo tanto, es un tiempo de Gracia, un tiempo de oportunidad, una ocasión para no dejar volar, como las hojas del calendario. Es preciso despertar y volver a enamorarme de la vida, que es donde encuentro la huella profunda de Dios.


Os daré un corazón nuevo 

y os infundiré un espíritu nuevo; 
arrancaré de vuestra carne el corazón de piedra 

y os daré un corazón de carne. 
(Ez 36, 26).