27 oct. 2016

LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS DE LA INFORMACIÓN Y DE LA COMUNICACIÓN las(TICS)

..."APRENDER A VIVIR EN LA RED"




No cabe la menor duda que las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación  las (TICS), son un  bien inmenso y un enorme avance en el campo fundamental de la relación humana en nuestra sociedad posmoderna. Con todo, estas nuevas tecnologías de la información y de la comunicación acarrean algunos inconvenientes que no podemos pasar por alto: adicción, aislamiento, tiempo dedicado, problemas físicos, gastos económicos, exceso de información, manipulación, sobreexposición y delitos.
Existen algunos factores de riesgo que pueden favorecer la adicción a las tecnologías digitales. Entre otros, son factores de riesgo personales la falta de habilidades sociales y la introversión, donde se puede camuflar la personalidad, donde el lenguaje es más libre y desordenado. La búsqueda de nuevas sensaciones, a la amistad, al cariño, al sexo…
Hoy casi todo se nos presenta al alcance de la mano. Tampoco debemos pasar por alto las carencias afectivas. En la red es fácil encontrar comprensión. Los estados depresivos o ansiosos, el usar la red para evadirse, es algo que debemos cuidar. La baja tolerancia a la frustración y la necesidad de encontrar satisfacción inmediata son otros riesgos que los educadores tenemos que cuidar.
Ante este aparente o real desorden digital, debemos tener mucho cuidado cuando estamos conectados demasiadas horas, o cuando se oculta el tiempo que se está conectado. Asimismo, por ejemplo, hay que vigilar y corregir la necesidad de llegar a casa para conectarse, la ansiedad o la frustración cuando no es posible la conexión. Otro desorden digital viene dado por la reducción de otras actividades o la disminución de la comunicación con el entorno cuando estamos demasiado tiempo conectados.
Todo esto y muchos otros aspectos que la sociedad digital nos ofrece hoy tiene que mantenernos alerta para aprender a vivir en la red, a convivir con ella y a ser honrados ciudadanos digitales, buscando siempre un adecuado equilibrio entre lo real y lo virtual, entre la comunicación en red y la comunicación personal y grupal.