27 nov. 2016

EL ADVIENTO








ADVIENTO es tiempo de espera, de conversión, de esperanza: espera-memoria de la primera y humilde venida del Salvador en nuestra carne mortal: espera-súplica de la última y gloriosa venida de Cristo, Señor de la historia y juez universal; conversión, a la cual nos invita con frecuencia la liturgia de este tiempo, mediante la voz de los profetas y sobre todo de Juan Bautista: “Convertíos, porque está cerca el reino de los cielos” (Mateo 3, 2); y esperanza gozosa de que la salvación ya realizada por Cristo (cf. Romanos 8, 24-25) y las realidades de la gracia ya presentes en el mundo llegue a su madurez y plenitud, por lo que la promesa se convertirá en posesión, la fe en visión y “nosotros seremos semejantes a Él porque le veremos tal cual es" (1Juan 3,2).