13 dic. 2017

BUSCANDO EL MONASTERIO DE CÁLAGO


Reportaje de Diario de Arousa

El georradar comienza la búsqueda del monasterio más esquivo.

La lluvia dio ayer la suficiente tregua como para que arrancase la búsqueda de estructuras históricas en el yacimiento de Cálago (Vilanova) con la tecnología del georradar y GPS.

Especialistas de la Universidade de A Coruña lideran el equipo que durante unos cinco días, si el tiempo acompaña, peinarán una hectárea de terreno para buscar ecos en el subsuelo que permitan deducir la existencia de muros y otras construcciones, tanto del castro de la Edad del Hierro como del monasterio medieval, del que hoy solo pervive el campanario.
El regidor, Gonzalo Durán, y el teniente de alcalde, Javier Tourís, visitaron ayer la zona de intervención, liderada por Marcos Lado, profesor de la universidad coruñesa y miembro del grupo de investigación Auga e Solo de su facultad de Ciencias.

Procedimiento
Él mismo explicaba la esencia de la tecnología empleada. Se trata de una inducción electromagnética que se proyecta hacia el subsuelo y cuya onda puede sufrir distorsiones si se topa con alguna estructura, como líneas de piedras, metales o incluso cerámica, igualmente visible con estas ondas, ya que que contiene óxidos de hierro calentados en su momento que le confieren propiedades magnéticas.
La labor en conjunto se podrá prolongar unas dos o tres semanas, ya que se prevé lluvia los próximos días y a ello hay que sumar el posterior trabajo de laboratorio, en el que interpretar los datos recogidos en la labor de campo, identificando los posibles hallazgos.
La actuación está financiada por la Consellería de Cultura,, que aporta los 10.500 euros del presupuesto. El Concello autoriza las labores, tras los acuerdos de cesión correspondientes con los titulares de los terrenos. Durán confía en que los resultados muestren nuevas construcciones que permitan afinar la programación de las futuras excavaciones, de cara al año que viene, reduciendo el factor aleatorio en las catas. Las realizadas el pasado verano ya sacaron a la luz algunas estructuras y cerámicas.