5 ene. 2018

NAVIDAD Y 1º DOMINGO DEL T.O.

           Con la fiesta del Bautismo de Jesucristo, domingo 7, concluimos el tiempo especial de Navidad y, al mismo tiempo iniciamos ya el Tiempo Ordinario, en su primer domingo, que será de nuevo interrumpido el 14 de Febrero con el comienzo de la CUARESMA-PASCUA 2018.

          "La fiesta del Bautismo del Señor Jesucristo, en el que maravillosamente proclamado como hijo amado de Dios, las aguas son santificadas, el hombre es  purificado y se alegra toda la tierra"  (Elogio del Martirologio Romano).


                El Tiempo Ordinario en la Liturgia es el tiempo que de un modo ordinario invita a los fieles a vivir y celebrar los misterios de la fe cristiana que solo será interrumpido por la celebración en tiempo especial de los grandes acontecimientos de nuestra historia de Salvación, como son el nacimiento o Natividad del Señor con sus cuatro semanas de preparación del Adviento. La Pasión, Muerte y Resurrección, o Pascua Cristiana (50 días), con sus cuarenta días de preparación previa, llamado tiempo de CUARESMA.


                 A partir de nuestro bautismo con "las aguas santificadas por el Bautismo de Jesucristo, somo purificados y constituidos ya como hijos bienaventurados de Dios Padre, hermanos amados en Cristo-Hijo y animados gozosamente por el Espíritu Santo.

                  Los tiempos litúrgicos nos ayudan a vivir así al celebrarlos a lo largo de cada año litúrgico.