20 ene. 2018

PARA UNA RENOVACIÓN PASTORAL (2)

CAMINO A RECORRER POR UN DISCÍPULO MISIONERO DEL  RESUCITADO

            Una de las primeras catequesis que Jesucristo realizó después de su resurrección, fue a lo largo de un camino con dos de sus discípulos que decepcionados y faltos de fe, dejaban a la comunidad de los apóstoles y demás discípulos para volver a su pueblo de Emaús.
            La breve película “LOS DISCIPULOS DE EMAUS”, nos servirá para trazar los dos caminos (itinerarios) que deberá seguir un CATEQUISTA DE CRISTO RESUCITADO.
Observando el relato bíblico de san Lucas, recogido espléndidamente, en esa película, podemos descubrir dos “ITINERARIOS”.

1º.- UN CAMINO QUE MIRA AL MISMO CATEQUISTA
     Hay un primer camino o itinerario que deberá recorrer todo agente pastoral o catequista para capacitarse como misionero del Reino de Dios, a imitación del “Catequista de Emaús”, que nos explicita con meridiana claridad:
1.1- La poca fe que tienen los dos discípulos y que es necesario recuperar y potenciar.
1.2- Que los discípulos conozcan, reflexionen y vivan la Palabra de Dios.
























1.3- Que saliendo de la comunidad vuelvan a ella renovados y dispuestos a dar testimonio de FE, de ESPERANZA y CARIDAD en Cristo Resucitado.

1.4- Sin olvidar que luego el mismo Cristo les enviará el Espíritu Santo para confirmarlos como misioneros testigos del resucitado.

2º.- CAMINO PARA LA ACCIÓN CATEQUÉTICA.
            El otro camino que nos enseña el Catequista de Emaús, es lo que tiene que hacer un Agente de Pastoral de la Iglesia de Cristo Resucitado. Según nos narra San Lucas en el pasaje de Emaús, para hacer una catequesis después de la resurrección de Cristo deberá seguir estos pasos:

2. 1-  EXPERIENCIA DE VIDA Y DE FE
El Catequista de Emaús salió al encuentro de los dos discípulos a catequizar,    
en sus experiencias de vida y de fe. El catequista de la comunidad de hoy, también deberá partir siempre de las experiencias de vida y de fe de los catequizandos.

2.2-  ENCUENTRO CON CRISTO EN LA PALABRA DE DIOS
Luego a partir de la lectura y meditación de la Palabra de Dios de cada domingo u otras, el catequista deberá provocar el encuentro con Jesucristo el Salvador. (KERIGMA)

 2.3- CELEBRACIÓN Y COMPROMISOS DE FE Y VIDA CRISTIANA

El Catequista de Emaús, después de explicarles y meditar la Sagrada Escritura, CELEBRA con ellos una cena para compartir el Pan. Ahí en la cena, descubrieron a Cristo resucitado, y todos sus misterios vuelven a la Comunidad renovados y dispuestos a dar testimonio. (MISTAGOGIA)

2.4- FORMULAS DOCTRINALES

 Las oraciones de la comunidad y las formulas doctrinales, serán siempre el complemento doctrinal y oracional del tema catequético, que deberán memorizar los catequizando.