13 feb. 2018

POR UNA RENOVACIÓN PASTORAL - Nº 4

Seguimos resumiendo en nuestro Boletín parroquial los temas que el equipo de nuestra diócesis desarrolla en las Escuelas Diocesanas para Agentes Pastorales (E.D.A.P.), de Castrelo de Cambados.
El segundo temario del programa llamado: la fe vivida,  tiene como segundo tema “una Iglesia que se implique más en la acción social del mundo”, y que es ahora el que intentaremos resumir para estudiarlo y reflexionarlo en nuestro  grupo de misión parroquial, que se reúne todos los últimos sábados de cada mes.

1º Una Iglesia continuadora de la misión de Cristo en el mundo.
La misión de Jesucristo, por voluntad del Padre y la complacencia del Espíritu Santo para REDIMIR al mundo está marcada por tres acontecimientos claves: 
-          ENCARNACIÓN, en la misma realidad humana
-          EVANGELIZACIÓN,  para instaurar el Reino de Dios en el mundo
-          PASIÓN, MUERTE Y RESURRECCIÓN, para dar cumplida realización a su obra Redentora.


2º  La Misión que Cristo da a su Iglesia.

Jesucristo deja a su Iglesia esta misma Misión para que ENCARNÁNDOSE  en la misma realidad social que se alegra, que sufre, que lucha, que trabaja, que busca la justicia y la paz verdaderas…  a través del ANUNCIO, de la VIDA – TESTIMONIO y CELEBRACIÓN (Cristo y sus Mensajes) y por los meritos de su pasión, muerte y resurrección, TRANSFORMEMOS EL MUNDO.


3º Una Iglesia que se implique en su mundo.

3.1- Mediante una acción social realizada a través de una tarea evangelizadora y caritativa eficiente y real.

3.2- Mediante una encarnación en sus realidades actuales, no para ser “mundanos sino para que desde esas mismas realidades, humanicemos y divinicemos al hombre y a la mujer de la “época pantálica”.

2.2- Mediante una nueva evangelización y catequesis para acercar a todos de  nuevo al KERIGMA (Cristo – Salvación) Y este  (el Kerigma) a entrar en sus vidas para ayudarles a ser hombre y mujeres nuevos.