16 feb. 2018

Tiempo de Cuaresma por Manolo López Ozores

Reflexión por nuestro buen amigo y colaborador en nuestra parroquia .

                     
                  Hoy 14 de febrero de 2018, miércoles de Ceniza, hemos comenzado el tiempo litúrgico de Cuaresma, que es una llamada a la conversión personal interior y de preparación para la Pascua.

                     En la Eucaristía que hemos celebrado en nuestra parroquia y que estuvo presidida por el sacerdote Salesiano de Castrelo,  D. José Rodríguez Pacheco, en ausencia de nuestro párroco D. Antonio Sineiro, por motivos de salud, tuvo lugar el rito de la imposión de la ceniza, como acto penitencial, mientras se recitaba el Salmo nº 50 "Misericordia del Señor, hemos pecado", alternando con el estribillo cantado del Salmo 102 "El Señor es compasivo y misericordioso".

                         En la homilía se nos exhortaba a vivir este itinerario como un tiempo de gracia y de conversión del corazón, al mismo tiempo que se nos recuerdan los elementos de este camino espiritual que nos indica San Mateo en el Evangelio de este día: La oración, como encuentro personal con Dios a través de la escucha y meditación de la Palabra de Dios; el ayuno, mortificación y renuncia en las diversas circunstancias de nuestra vida, y caridad, compartir con los demás y estar más cerca del prójimo, comenzando por los de nuestra casa. Todas estas características vividas siempre con humildad, gozo y alegría.

                          Como decía nuestro arzobispo en la homilía de hoy en la Catedral de Santiago: "La Cuaresma es una llamada, una muestra más de que Dios pronuncia nuestro nombre, nos ama y está pendiente de nosostros"...

                           Ojalá nosotros aprendamos a vivir este tiempo especial de gracia y perdón que se nos ofrece.


                                Frases del Papa Francisco para esta Cuaresma:

              "La Cuaresma es para afinar los acordes disonantes de nuestra vida".

           "Ayunar no es solo privarse del pan, también es compartir el pan         con el hambriento, el cariño, la cultura" .

           "Quien confiesa sus pecados con humildad y sinceridad recibe el perdón y encuentra de nuevo la unión con Dios y con los hermanos".


Manolo López Ozores
(Música y Liturgia)