16 dic. 2018

El respeto al silencio natural del bosque


   Fragmentos del libro de Hasier Larretxea ,
    EL LENGUAJE DE LOS BOSQUES. Ed. Espasa
   "El ruido de la ciudad invade y contamina el equilibrio y el silencio pacificador de los entornos naturales. Entiendo que haya personas que no sepan o a las que no les hayan inculcado el respeto hacia el entorno.  Que necesitan ir con los altavoces a todo trapo con su rave machacona y particular. El ruido como imposición. La falta de respeto va más allá de tirar un plástico al suelo.   Un entorno natural que llama a la tranquilidad, al sosiego, a poder descansar de los ruidos y de la energía centrífuga y descontrolada de la ciudad para que los elementos vayan emergiendo en ella.  Hay a quienes no les han enseñado, o no han querido aprender, a escuchar la quietud y la música de los bosques." 


  
 "Nos paramos ante las formas que conformaba la madera. A través del tacto descubrimos la textura esponjosa del musgo abundante, que no es posible recoger. Cuántas veces decoramos en el pasado con musgo el Belén familiar. En algún caso se formaba una estrella a través de las hendiduras en las anillas del tronco"