2 abr. 2011

Evangelio Día 3:Domingo IV Cuaresma

Ciego de nacimiento.
El que cree y confía en la Palabra de Jesús llega a ver la luz.
Lectura del santo evangelio según San Juan (9,32-41)
Nunca se oyó decir que alguien haya abierto los ojos a un ciego de nacimiento.
Si este hombre no viniera de Dios, no podría hacer nada".
Ellos le respondieron: "Tú naciste lleno de pecado,
y ¿quieres darnos lecciones?". Y lo echaron.
Jesús se enteró de que lo habían echado y, al encontrarlo, le preguntó:
 "¿Crees en el Hijo del hombre?".
El respondió: "¿Quién es, Señor, para que crea en él?".
Jesús le dijo: "Tú lo has visto: es el que te está hablando".
Después Jesús agregó:
"He venido a este mundo para un juicio:
Para que vean los que no ven y queden ciegos los que ven".
Los fariseos que estaban con él oyeron esto y le dijeron:
"¿Acaso también nosotros somos ciegos?".
Jesús les respondió: "Si ustedes fueran ciegos,
 no tendrían pecado, pero como dicen:
 'Vemos', su pecado permanece".
*************