18 ene. 2020

Dios tiene rostro humano: Jesús.

Qué hermoso es 
poder mirarte a los ojos,
Mi Dios.

Lleno de amor infinito 
me miras,
Y yo te miro.

Mucho, mucho tiempo,
Hasta que nuestras miradas se encuentran
Y sé que estás ahí.

¡Mira en mi corazón!

Aleja todo
Lo que se interpone entre Tú y yo.

Deseo entregarte mi vida,
Dime tú cómo se hace.