2 jul. 2010

Evangelio: domingo XIV del tiempo ordinario

“Vayan y anuncien: ‘Está cerca de ustedes el reino de Dios’”
Los setenta y dos volvieron muy contentos y le dijeron:
— «Señor, hasta los demonios se nos someten en tu nombre».
Él les contestó:
— «He visto a Satanás caer del cielo como un rayo.
Miren: les he dado potestad para pisotear serpientes y escorpiones y para dominar todo poder del enemigo. Y nada les hará daño alguno.
Sin embargo, no estén alegres porque se les sometan los espíritus; alégrense más bien de que sus nombres estén inscritos en el Cielo».
Lc 10, 17-20