2 may. 2012

Mes de María

MADRE NUESTRA

Que estás en la tierra y en nuestro corazón.
Sea santo tu nombre. Que todos te santifiquemos,
y que venga tu Reino que es fraternidad
a morar en nuestra casa.

Hágase tu voluntad y danos el pan de cada día,
el pan del trabajo, de la salud, del amor y la justicia.
El pan de la hermandad.

Y perdona nuestras ofensas
para que también nosotros podamos perdonar.

No nos abandones en la tentación del cansancio,
la impaciencia, el autoengaño.
Somos débiles. No nos dejes.
Y líbranos del mal de la ceguera,
de no saber oírte, del endurecimiento de nuestro corazón.

Líbranos de todo mal,
a nuestra familia, nuestros amigos, nuestro pueblo.
Y que siempre podamos suplicarte:

PADRE NUESTRO, MADRE NUESTRA,
que vives en nuestros corazones,
danos tu espíritu de bondad,
y no nos dejes caer en la tentación del desánimo,
más bien ayúdanos a caminar en la esperanza,
a decir a la gente: ¡que la queremos!,
a ser agradecidos,
y bondadosos con las personas necesitadas.  Amén

Adap. Justa del Sol