30 abr. 2012

Una nueva cultura vocacional

 Decía Juan Pablo II:

"Deseo, ante todo, llamar la atención hacia la urgencia de promover las que podemos llamar "actitudes vocacionales de fondo", que originan una auténtica "cultura vocacional". Esas actitudes son:
  • la formación de las conciencias,
  • la sensibilidad ante los valores espirituales y morales,
  • la promoción y defensa de los ideales de la fraternidad humana,
  • del carácter sagrado de la vida humana,
  • de la solidaridad social y del orden civil.
Se trata de lograr una cultura que permita al hombre moderno volverse a encontrar a sí mismo, recuperando los valores superiores de amor, amistad, oración y contemplación.

 Este mundo, atormentado por transformaciones a menudo lacerantes, necesita más que nunca el testimonio de hombres y mujeres de buena voluntad y, especialmente, de vidas consagradas a los más altos y sagrados valores espirituales, a fin de que a nuestro tiempo no le falte la luz de las más elevadas conquistas del espíritu."