22 sept. 2014

NUEVA VISIÓN DE LA VIDA CRISTIANA (1)


           Nadie que sea consciente de las realidades que nos rodean puede negar que el mundo ha cambiado tanto en su dinámica cultural como en sus estructuras y expresiones sociales internas. Algunos consideran que estos cambios son tan drásticos que estamos al borde de una crisis de civilización.


          
          Nuestra inmersión en el mundo es el fruto de nuestro bautismo que nos permite oír la voz interior de Dios: “Tú eres mi hijo amado, tú eres mi hija amada”. Estamos llamados a ser bautizados por el espíritu de Dios en medio de la corrosiva riqueza de la modernidad… y comprender con más matices la manera y la forma en que el Evangelio toma raíces en las culturas de la comunidad humana para que las estructuras de la sociedad se empapen de la levadura del Evangelio.

Para leer los signos de los tiempos a la luz del Evangelio es necesario tener un nuevo lenguaje y nosotros debemos ser el nuevo medio de comunicación. La misión no se limita a la comunicación de palabras y hechos, sino que es comunión y transmisión de una visión moral y ética que abrirá los ojos a individuos y comunidades para que descubran en sus vidas lo divino y lo sagrado. 

Extracto de art. "Culturas y Justicia: camino a seguir..."
Anthony Rogers, FSC