25 abr. 2015

La Paz (Con el Papa Francisco)

La paz

  • No podemos nunca resignarnos ante el dolor de los pueblos enteros, prisioneros de la guerra, de la miseria, de la explotación. No podemos contemplar indiferentes e impotentes el drama de niños, familias y ancianos golpeados por la violencia. No podemos dejar que el terrorismo encarcele el corazón de unos pocos violentos para sembrar el dolor y muerte en muchos. De modo especial decimos con fuerza, todos, continuamente, que no puede existir justificación religiosa alguna para la violencia. (...)
Discurso, 30 de septiembre 2013