6 ene. 2016

CONDUCTA Y RECTITUD

Decía Charles Thomson Rees Wilson, escocés y permio Nobel de Física 1927: “nuestra conducta es la única prueba de la sinceridad de nuestro corazón”.

Para cerciorarnos de que nuestro corazón es sincero, examinemos nuestra conducta, revisemos nuestro comportamiento. La conducta manifiesta la rectitud de nuestro corazón, si nuestra conducta no es recta es porque nuestro corazón está dañado. “Por sus frutos los conoceréis” (Mt 7, 20). La conducta es la expresión externa de lo que llevamos dentro.

¡Qué importante es ese “dentro” de la persona! ¡Cuidémoslo con esmero! Los demás lo agradecerán…

Publicado por Vicente Huerta.Blog Ser Persona