10 may. 2018

Mayo: ¡MARÍA!

         El mes de Mayo, para la tradición cristiana, es lo mismo que decir mes de María.

      La Virgen María Madre de Jesucristo, el Dios hecho hombre y madre nuestra en Él, estaba adornada de todas las gracias y virtudes que pueden adornar a una criatura humana. El mes de Mayo es el mes que se adorna de variados y hermosísimos verdes y jalonados con múltiples flores de todos los colores.

         

Es pues, el mes de Mayo un mes propicio para honrar a nuestra madre del cielo la Virgen María y, al mismo tiempo, para poder profundizar y fortalecer nuestra devoción mariana, como también fuente y sustento espiritual de nuestra vida cristiana.

Así lo entendieron nuestros antepasados fieles cristianos de esta comunidad parroquial, al crear en el año 1868 la Asociación Mariana: de las Hijas de María que formarían, a lo largo de los tiempos, una parroquia de amplia y profunda devoción Mariana.

Despues de 150 años, un grupo importante de Hijas de María siguen manteniendo viva esa llama de devoción Mariana y que agradecemos cordialmente toda la parroquia.




Con su animo y presencia, viviremos las  liturgias vespertinas del Rosario y Santa Misa, durante este Mayo 2018, y la solemnidad del último domingo de Mayo, con especial espíritu y devoción mariana, que agradecemos cordialmente y cantaremos diciendo:


Que hermosa sois
oh Madre Inmaculada
El mismo Dios formó
tanta beldad.
Te viste el sol  
Y tus pies calza
 la luna
Tu sien de estrellas,
coronada está.
¡Ay! tiéndeme,
Oh Madre una mirada, 
de paz y amor que llena el corazón y, 
con la fe que tu gracia me inspira, 
ensalzaré tu pura Concepción.