15 mar. 2019

Amor “asimétrico”

Tienen los cristianos a menudo una idea de Dios que no es la que Jesús vivió y propuso con entusiasmo. En realidad muchos piensan todavía en un Dios “simétrico” a ellos, o sea, en un Dios que ama a quien es bueno y detesta a quien es malo, o que excluye de su amor a quien le ofende. Todavía no han superado cierta fase de la revelación del rostro de Dios, una fase que Jesús superó ampliamente. Para El Dios –su Padre y nuestro Padre- es el “Dios bueno con los desagradecidos y los perversos”,“que hace salir su sol sobre buenos y malos, y llover sobre justos e injustos”. 

El amor verdadero es un amor “asimétrico”, que quiere siempre y de una manera incondicionada el bien de la persona amada. En esto consiste la misericordia.