21 ene. 2011

Evangelio Día 23: III Domingo del Tiempo Ordinario

...y surgió una luz que cambió nuestras vidas
Del Evangelio: Mateo 4, 12-23
Pasando junto al lago de Galilea vio a dos hermanos,
a Simón, llamado después Pedro, y a Andrés,
los cuales estaban echando las redes en el lago,
porque eran pescadores. Jesús les dijo:
«Síganme y los haré pescadores de hombres».
Inmediatamente dejaron las redes y le siguieron.
Pasando más adelante vio a otros dos hermanos,
a Santiago y a Juan, hijos de Zebedeo, que estaban con su padre
en la barca remendando las redes. Jesús los llamó también.
Dejaron enseguida la barca y a su padre y lo siguieron.
Recorría toda Galilea enseñando en las sinagogas y proclamando
 la buena nueva del Reino de Dios,
curando de toda enfermedad y dolencia a la gente