29 oct. 2010

Historia de Zaqueo para los niños

Evangelio día 31: XXXI Domingo del Tiempo Ordinario



Lectura del santo evangelio según san Lucas (19,1-10):



Jesús entró en Jericó e iba atravesando la ciudad.
Vivía en ella un hombre rico llamado Zaqueo, jefe de los que cobraban impuestos para Roma.
Quería conocer a Jesús, pero no conseguía verle,
porque había mucha gente y Zaqueo era de baja estatura.
Así que, echando a correr, se adelantó, y para alcanzar a verle se subió a un árbol
 junto al cual tenía que pasar Jesús.
Al llegar allí, Jesús miró hacia arriba y le dijo:
«Zaqueo, baja en seguida porque hoy he de quedarme en tu casa.»
Zaqueo bajó aprisa, y con alegría recibió a Jesús.
Al ver esto comenzaron todos a criticar a Jesús,
diciendo que había ido a quedarse en casa de un pecador.
Pero Zaqueo, levantándose entonces, dijo al Señor:
«Mira, Señor, voy a dar a los pobres la mitad de mis bienes;
y si he robado algo a alguien, le devolveré cuatro veces más.»

Jesús le dijo: «Hoy ha llegado la salvación a esta casa, porque este
hombre también es descendiente de Abraham.
Pues el Hijo del hombre ha venido a buscar y salvar lo que se había perdido.»


22 oct. 2010

Su Santidad Benedicto XVI


"¡Sólo el Amor con A mayúscula da la verdadera felicidad!"
(palabras de Benedicto XVI)

Evangelio día 24: XXX Domingo del Tiempo Ordinario


Evangelio según San Lucas 18,9-14.

Y refiriéndose a algunos que se tenían por justos y
despreciaban a los demás, les contó esta parábola:
"Dos hombres subieron al Templo para orar:
uno era fariseo y el otro, recaudador.
El fariseo, en pie, oraba así en voz baja:
“Dios mío, te doy gracias porque no soy como el resto
e los hombres, que son ladrones, injustos y adúlteros;
o como ese recaudador.
Ayuno dos veces por semana y pago
la décima parte de cuanto poseo”.
El recaudador, de pié y a distancia, ni siquiera alzaba los
ojos al cielo, sino que se golpeaba el pecho, diciendo:
'¡Dios mío, ten piedad de este pecador!'.
Les aseguro que este último volvió a su casa absuelto,
y el otro no.
 Porque todo el que se ensalza será humillado
y el que se humilla será ensalzado".

15 oct. 2010

Evangelio día 17: XXIX Domingo del Tiempo Ordinario



La oración perseverante

Evangelio según San Lucas 18,1-8.

Después Jesús les enseñó con una parábola
que era necesario orar siempre sin desanimarse:
"En una ciudad había un juez que ni temía a Dios ni respetaba a los hombres;
y en la misma ciudad vivía una viuda que recurría a él, diciéndole:
'Te ruego que me hagas justicia contra mi adversario'.
Durante mucho tiempo el juez se negó, pero después dijo:
'Aunque no temo a Dios ni me importan los hombres,
pero como esta viuda me molesta,
le haré justicia, no vaya a acabar a golpes conmigo'".
Y el Señor dijo: "Fijaos en lo que dice este juez injusto,
pues Dios, ¿no hará justicia a sus elegidos,
que claman a él día y noche?. ¿Les dará largas?
Os digo que les hará justicia pronto.
Solo que, cuando venga el Hijo del Hombre,
¿encontrará esa fe sobre la tierra?".



10 oct. 2010

Domingo 10: Solemnidad a Nuestra Señora del Rosario


Solemnidad a Nuetra Señora del Rosario
Por la mañana se traslada y acompaña a la Virgen
hasta el barrio de San Pedro de las Sinas.
 
A las 18:00 h. Procesión desde el barrio de San Pedro de las Sinas
de vuelta al templo parroquial y Eucaristía Solemne.

El Papa se refirió al mes de octubre como el “mes del Rosario”, en el que “se trata de una entonación espiritual dada por la memoria litúrgica de la Beata Virgen María del Rosario, que se celebra el día 7”.


Así mismo recordó que “estamos invitados a dejarnos guiar por María en esta oración antigua y siempre nueva, muy apreciada por ella porque nos conduce directamente a Jesús, contemplado en sus misterios de salvación: de gozo, de luz, de dolor y gloriosos”.

“El Rosario –continuó el Papa recordando al venerable Juan Pablo II– es la oración bíblica, totalmente tejida por la Sagrada Escritura. Es una oración del corazón, en la que la repetición del ‘Ave Maria’ orienta el pensamiento y el afecto hacia Cristo. Es oración que ayuda a meditar la Palabra de Dios y a asimilar la Comunión eucarística, bajo el modelo de María que custodiaba en su corazón todo aquello que Jesús hacía y decía, y su misma presencia”.



8 oct. 2010

Evangelio día 10: XXVIII Domingo del Tiempo Ordinario

Les devuelve la vida


Evangelio según San Lucas 17, 11-19.


Mientras se dirigía a Jerusalén, Jesús pasaba a través de Samaría y Galilea.
Al entrar en un poblado, le salieron al encuentro diez leprosos,
que se detuvieron a distancia
y empezaron a gritarle: "¡Jesús, Maestro, ten compasión de nosotros!".
Al verlos, Jesús les dijo: "Vayan a presentarse a los sacerdotes".
Y en el camino quedaron purificados.
Uno de ellos, al comprobar que estaba curado,
volvió atrás alabando a Dios en voz alta
y se arrojó a los pies de Jesús con el rostro en tierra,
dándole gracias. Era un samaritano.
Jesús le dijo entonces: "¿Cómo, no quedaron purificados los diez?
Los otros nueve, ¿dónde están?
¿Ninguno volvió a dar gracias a Dios, sino este extranjero?".
Y agregó: "Levántate y vete, tu fe te ha salvado".

*******

1 oct. 2010

Evangelio: día 3: domingo XXVII del tiempo ordinario


Evangelio según San Lucas 17, 5-10.
Los Apóstoles dijeron al Señor: "Auméntanos la fe".
El respondi
ó: "Si ustedes tuvieran fe del tamaño de un grano de mostaza,
 y dijeran a esa morera que está ahí:
 'Arráncate de raíz y plántate en el mar', ella les obedecería.
 

Consellos prácticos para as familias dos nosos nenos


Dende os Secretariados da Catequesis de Galicia:
envían unha carta con algúns consellos prácticos as familias, para
levar a cabo a tarefa como educadores da fe dos vosos nenos:
  • Iniciar no coñecemento de símbolos e verdades da nosa fe.
  • Espertar a admiración o cariño e a adoración a Xesucristo, falando del con agarimo e veneración.
  • Iniciar no sentido da oración, rezando con eles as primeiras oracións da Igrexa.
  • Estimular actitudes de respeto ós demais, de xenerosidade e de servicio coma Xesús viviu.
  • Ensinarlles a valorar a catequese, tanto coma outras actividades nas que participen.
  • Interesarse polo que fan e como lles vai na catequese. Ver nos catecismos e materiais a parte que toca a familia.
  • Cambiar impresións cos catequistas ou sacerdote.
  • Esforzarse porque sexan constantes na asistencia.
  • Participar con eles na Eucaristía dominical, coincida ou non coa catequese.
  • Participar nas reunións de pais, ou encontros.
  • Evitar que se asocien vacacións escolares con vacacións de viviencia relixiosa.
*******