12 nov. 2012

Reflexión sobre el amor

El arte de amar (Erich Fromm).

Dar es más sactifactorio, más dichoso que recibir; amar, aún más importante que ser amado. Al amar se abandona la prisión de soledad y aislamiento que representa el estado de narcisismo y autocentrismo. Siente una nueva sensación de unión, de compartir, de unidad. Más aún, se siente la potencia de producir amor (antes que la dependencia de recibir siendo amado) para lo cual se debe ser pequeño, indefenso, enfermo.
El amor infantil sigue el principio: "Amo porque me aman".
El amor maduro obedece al principio: "Me aman porque amo".
El amor inmaduro dice: "Te amo porque te necesito".
El amor maduro dice: "Te necesito porque te amo".