3 oct. 2016

Consejos para la vuelta a lo cotidiano

          
No andes preocupado por cosas ajenas a tu vida.
Preocúpate de las cosas que dependen de ti y de aquellas que puedes influir para bien de los demás.

No deseches hacer cosas pequeñas. Es mejor encender una cerilla que maldecir la oscuridad. Haz bien sin pensar que te lo van a agradecer, el que plantó el árbol a cuya sombra te sientas, pensó así.

Olvida que la vida es un camino de rosas: el más bello tapiz está hecho de pequeños nuditos que no se ven. No publiques constantemente tus pequeños sufrimientos.
..............................

"Vivimos en una sociedad globalizada y manipuladora donde muchas cosas vienen determinadas desde fuera. Hemos de ser nosotros quienes orientemos el paso del tiempo de manera activa y responsable.
Ser forjadores de nuestro futuro y creadores de esperanza" (Papa Francisco)