9 ene. 2017

CONSIDERACIONES EN TORNO AL SÍNODO DIOCESANO

1º UNA IGLESIA MISIONERA.

A punto de concluir nuestro SÍNODO DIOCESANO, creo que es conveniente advertir que LAS PROPUESTAS que se hagan para llevar a las bases (parroquias) de la Iglesia, deberían ser claves muy concretas, precisas y prácticas. Una especie de “VADEMECUM PASTORAL”. Esta nuestra Iglesia de CRISTIANDAD, tiene aspectos muy positivos que debemos valorar y potenciar. Así como también debemos cuidad con esmero y cariño aquello que estamos haciendo en la pastoral evangelizadora y catequesis, en la común – unidad  y Cáritas parroquial y en la Liturgia.
También debemos reconocer algunos defectos que nos hacen impresentables ante la sociedad actual  como es el hecho de ser una Iglesia profundamente clerical, lamentablemente mercantilista, rígidamente canónica y tristemente alejada del SER HUMANO Y SU SOCIEDAD ACTUAL, REDIMIDOS POR Cristo. Urge marcar un proceso valiente de acciones prácticas y factibles para comenzar a salir, de esta pobre y pétrea situación eclesial de cristiandad hacia una IGLESIA MISIONERA Y  EVANGELIZADORA EN SU ACCIÓN CATEQUÉTICA, EN SU ACCIÓN CARITATIVA Y EN SU ACCIÓN LITÚRGICA…
PROPUESTAS DE ACCIÓN PASTORAL DE CARA A UNA IGLESIA MISIONERA:
1.1-            UNA VOLUNTAD GENEROSA Y DECIDIDA, EN TODOS LOS SACERDOTES DE LA DIÓCESIS, para asumir estos necesarios e inaplazables cambios. Los ejercicios espirituales, retiros, jornadas de encuentros, oraciones… para sacerdotes, deberán inducir pasionalmente y animar cordialmente a todos los sacerdotes mayores y jóvenes a comenzar a salir hacia una Iglesia Misionera.

1.2-            EQUIPO DE MISIÓN EN CADA PARROQUIA
Cada comunidad parroquial tendrá (en lo posible) su equipo de misión para realizar en la base, o parroquia, la misión  que la Iglesia recibió de Jesucristo:

-EVANGELIZAR Y CATEQUIZAR = MISIÓN DE ANUNCIO Y DE CATEQUIZACIÓN


-FORMAR COMUNIDAD Y “CÁRITAS” = MISIÓN CARITATIVA


-CELEBRAR LOS SACRAMENTOS = MISIÓN LITÚRGICA


 

Estas tres misiones o funciones deberán estar presentes y funcionar, de algún modo en cada comunidad parroquial. Luego cada parroquia tendrá sus movimientos (Apostolado seglar, Apostolado de la Oración, Acción Católica etc.), sus cofradías (del Santísimo, del Nazareno… etc.), asociaciones (Juveniles, pro familia etc.) o congregaciones (Hijas de María, de la Buena Muerte, de la Virgen, etc.) que no solo se respetarán, sino que se alimentarán y potenciarán...

1.3-            UN NUEVO Y ACTUALIZADO “DIRECTORIO PASTORAL DIOCESANO DE LOS SACRAMENTOS:
Afrontar con valentía y decisión, tanto pastoral como canónicamente, un nuevo y renovado directorio sobre los sacramentos: Sacramentos de la Iniciación Cristiana (bautismo, confirmación y eucaristía). Sacramentos de Curación (penitencia y unción de enfermos). Sacramentos de Servicio (matrimonio y orden sacerdotal).

1.4-            REVISIÓN DE ARANCELES Y ESTIPENDIOS
Sería bueno elaborar un documento que no solo determinara los aranceles y estipendios por los que deberán guiarse las comunidades parroquiales en los servicios religiosos, sino, y sobre todo para aplicarlos convenientemente y sin ningún tipo y tono de comercialización.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------

2º.  SITUACIÓN PREOCUPANTE

SACERDOTES Y LAICOS
El sacerdote es uno de los elementos esenciales en la Iglesia de Jesucristo. ¡NECESITAMOS SACERDOTES! que en “comunión” con laicos vocacionados y bien preparados realicen la acción pastoral en la base de la Iglesia: las parroquias.

PROPUESTAS:
2.1-                     Que las comunidades parroquiales  (la base de la Iglesia) hagan oraciones  con cierta frecuencia, por las vocaciones sacerdotales y de vida consagrada, y se preocupen más por animar a sus niños y jóvenes a optar por el Sacerdocio y la vida consagrada.

2.2-         Que también estas mismas comunidades cuiden y fomenten la formación y actualización permanente de laicos…

AGRUPACIONES PARROQUIALES
Ante la evidente escasez de sacerdotes y cada vez menos vocaciones, proponemos una nueva y progresiva agrupación de parroquias para una idónea atención y asistencia sacerdotal de las comunidades parroquiales.

PROPUESTAS:


2.3-        ¿LAS UPAS?
Las unidades pastorales (UPAS) (Véase capítulo V del cuaderno V (5º) del Sínodo Diocesano,”LA RENOVACIÓN PASTORAL”), de momento creo que es una meta a llegar, a nivel de toda la diócesis, por la muy fuerte mentalidad de parroquialísmo  existente en los fieles de las parroquias y la pobre o nula preparación de los sacerdotes tanto para las “UPAS” como para vivir en EQUIPO-COMUNIDAD.
Pienso que un paso previo a las “UPAS”, se impone “LAS AGRUPAS”, por lo menos en muchas zonas.

2.4-        ¿QUÉ SERÍAN  LAS AGRUPAS?: Agrupación de Parroquias para una atención y asistencia pastoral.

a)      AGRUPACIÓN DE PARROQUIAS con su propia titularidad, con su propia identidad y ritmo pastoral… y su propio equipo de Misión. El número de Parroquias agrupadas dependerá del número de habitantes, afinidades, fáciles comunicaciones etc…

b)      PARA UNA ATENCIÓN Y ASISTENCIA  PASTORAL Y SACERDOTAL, más ajustada a la situación y momento actual de la Iglesia Diocesana… se constituirá un equipo de misión interparroquial  formado por uno o dos sacerdotes, un representante de cada comunidad religiosa (si hay) y el laico responsable del equipo misión de cada una de las parroquia.

2.5-              ACLARACIONES para el buen funcionamiento de “LAS AGRUPAS”.

a) EL EQUIPO BASE: CADA “AGRUPAS” tendrá un equipo  motor-coordinador de la ACCIÓN PASTORAL, SACRAMENTAL Y CARITATIVA en toda y cada una de las parroquias agrupadas. Este equipo estará formado por uno o dos sacerdotes, un representante de cada comunidad de religiosos/as (si hay) y un laico de cada parroquia, elegido como representante parroquial.

b) TRABAJO Y TAREAS DEL EQUIPO BASE INTERPARROQUIAL.

EL EQUIPO BASE de cada “AGRUPAS” tendría: .- La tarea de asistir y atender a través de una actualización y formación permanente a los EQUIPOS DE MISIÓN de las parroquias  para que la NUEVA EVANGELIZACIÓN Y CATEQUESIS responda lo mejor posible a lo querido y deseado hoy por la Iglesia (ver “Evangelii Gaudium” nºs  160 al 168). .- Se organice o se avive LA CÁRITAS PARROQUIAL Y SU INCORPORACIÓN a la Interparroquial, si existe y .-se cuide y mejore todo lo relacionado con la LITURGIA: Acciones, cantos, limpieza etc.