15 mar. 2019

Saltarse la cola

          





















Los parques de atracciones también han empezado a vender el derecho a saltarse la cola. Tradicionalmente, sus visitantes podían pasarse horas enteras esperando en la cola para disfrutar de las atracciones más populares. Ahora, Universal Studios Hollywoody otros 
parques temáticos ofrecen una manera de evitar la espera: por el doble del importe de la entrada normal ofrecen un pase que nos permite ir hasta la cabeza de la cola. En el acceso rápido a la terrorífica atracción de la Venganza de la Momia habrá menos carga moral que en el acceso privilegiado al control de seguridad de los aeropuertos, pero algunos observadores lamentan la práctica, que consideran igual de corrosiva de los hábitos cívicos sanos: «Atrás quedan los días en que la cola del parque temático era la gran igualadora, en la que toda familia que disfrutaba de horas de ocio esperaba democráticamente a que le llegara su turno», 4 escribió un comentarista. Es interesante que los parques de atracciones a menudo oculten los privilegios especiales que venden. Para evitar ofender a los clientes normales, algunos parques conducen a los clientes de primera hacia puertas traseras y entradas aparte; otros proporcionan un acompañante que, colocado en la cola, permite a los clientes VIP acortarla. Esta necesidad de discreción sugiere que pagar por saltarse la cola conlleva —incluso en un parque de atracciones—la incómoda sensación de que lo justo es que uno espere su turno.

Michael Sandel en “Lo que el dinero no puede comprar”