23 may. 2019

AIREAR

Hace unos meses me dieron un truco para regar unos bambús que tengo en la terraza de casa. Se trata de llenar de agua de grifo una tina o jarra y, antes de regar las plantas, dejarla un rato aireando para que se le vaya el cloro y demás compuestos que se utilizan para su potabilización.
Esta mañana, preparando el agua para airear antes de regar, me vino la idea de que quizás en la vida tenemos que recuperar la necesidad de tomar 'aire' antes de dar una respuesta inmediata y de reaccionar automáticamente.
Y ese 'aire' que necesitamos nos lo puede dar el estilo de Jesús, del Evangelio, que nos ayude a que ante situaciones del día a día que nos cuestan o nos desesperan podamos vivir con el "aire" de la misericordia, de la paciencia, de la compasión, de la generosidad... y qué mejor tiempo para esta invitación que este tiempo de Pascua.
¡Adelante!
Agus Couto Picos de PastoralSJ