29 ene. 2011

Evangelio díA 30 : IV Domingo del Tiempo Ordinario A

 San Mateo 5, 1-12.

Al ver a la multitud, Jesús subió a la montaña, se sentó, y sus discípulos se acercaron a él.
Entonces tomó la palabra y comenzó a enseñarles, diciendo:

"Felices los que tienen alma de pobres, porque a ellos les pertenece el Reino de los Cielos.
Felices los pacientes, porque recibirán la tierra en herencia.
Felices los afligidos, porque serán consolados.
Felices los que tienen hambre y sed de justicia, porque serán saciados.
Felices los misericordiosos, porque obtendrán misericordia.
Felices los que tienen el corazón puro, porque verán a Dios.
Felices los que trabajan por la paz, porque serán llamados hijos de Dios.
Felices los que son perseguidos por practicar la justicia, porque a ellos les pertenece el Reino de los Cielos.
Felices ustedes, cuando sean insultados y perseguidos,
y cuando se los calumnie en toda forma a causa de mí.
Alégrense y regocíjense entonces, porque ustedes tendrán
 una gran recompensa en el cielo.
*******

27 ene. 2011

CONTEMPLAMOS A MARÍA DE NAZARET

LA MUJER DEL ESPÍRITU A FLOR DE PIEL

Desde el descubrimiento de mi vocación todo cambió ante mis ojos
que se me abrieron con una extraña lucidez.
Me sabía una humilde servidora de Dios y al tiempo podía contemplar
como Él iba haciendo en mí maravillas.


Fui asumiendo el dolor de no ver claro muchas veces los comos
de mi fidelidad a su llamada, los extraños y peligrosos caminos de Jesús.
La fe me supuso, en muchas ocasiones, la capacidad para acoger las dudas,
las noches, el no saber, no entender y el no poder.
Cultivé una mirada descentrada, limpia, virgen en su posesividad,
sin prejuicios ni tópicos discriminatorios tan frecuentes en mi pueblo.
Aprendía de Jesús que en la necesidad de los otros me esperaba Dios.
Pero fue en Jerusalén donde mis ojos se me nublaron cargados de tristeza
 y llanto incontenible: ahí, ante mí, estaban asesinando a mi hijo.
No quería mirar y, al tiempo, no podía apartar mi mirada de ese espanto
que se me ofrecía a la vista.
 Miraba consternada y angustiada y, en ese momento, se me concedió el don
de contemplar el rostro dolorido e impotente de mi Dios y su Dios ¡¡Abba!.
Entonces se me abrieron los ojos para comprender que el amor sólo puede amar en la debilidad,
con la pobreza del propio amor que no puede imponerse por la fuerza
que destruye la libertad humana.
 Así tuve fuerzas para mantenerme en pie ante su dolor.
Te invito a que dejes alcanzar tus oscuridades,
tus dudas, tus inseguridades, miedos y dolores por la Palabra de Dios…

23 ene. 2011

CONTEMPLAMOS A MARÍA DE NAZARET

LA MUJER DEL ESPÍRITU A FLOR DE PIEL

Mi boca no permaneció muda. Antes de dar mi consentimiento quise poner mis objeciones y mi desconcierto, después dije: “sí, aquí estoy, consiento en que tu Palabra se haga verdad en mí”.
Con el corazón lleno de alegría por la noticia de haber sido elegida para ser la madre del Mesías fui a compartirla con mi buena prima Isabel y a echarle una mano, pues ella, anciana y considerada estéril, estaba embarazada, al encontrarme con ella, mi boca se soltó como poseída por una fuerza profética y en mi canto al Dios de los pobres, de los humillados y de los vencidos resonaron los cantos de muchas mujeres de mi pueblo que, como yo, habían experimentado a Dios en el debajo de la historia. De un modo especial recordé la oración de Judith: eres Dios de los humildes, socorro de los pequeños, protector de los débiles, defensa de los desanimados, salvador de los desesperados”.
Y sentí que la boca alcanzada por el Espíritu se hace necesariamente boca solidaria de las necesidades de los demás.Cuántas veces, a lo largo de los años que viví con Jesús, de muchas maneras le fui mostrando la realidad en la que vivíamos y le decía: “mira, hijo, nuestra gente no tiene pan, ni salud, ni compañía, ni seguridad frente a la violencia, ni atención médica, ni posibilidades económicas”. Pronto me dí cuenta de que él, siempre que podía, intentaba echar una mano. Esta experiencia me animó a hablar en unas bodas: “no tienen vino”. Estaba segura de que Jesús haría algo, como así fue.
En otros momentos de mi vida mi boca aprendió a saber callar cuando las circunstancias me desbordaban. ¿Cómo explicar la pasión de Dios por el debajo de la historia y su irrupción en nuestras vidas?

Saber callar y saber hablar es una difícil sabiduría del amor…
******

Teresa Couso Carballude (Dorotea), nos sugiere esta reflexión extraida
de "Cuerpo Espiritual" de Emma Martínez Ocaña, Ed. Narcea 2009


21 ene. 2011

Evangelio Día 23: III Domingo del Tiempo Ordinario

...y surgió una luz que cambió nuestras vidas
Del Evangelio: Mateo 4, 12-23
Pasando junto al lago de Galilea vio a dos hermanos,
a Simón, llamado después Pedro, y a Andrés,
los cuales estaban echando las redes en el lago,
porque eran pescadores. Jesús les dijo:
«Síganme y los haré pescadores de hombres».
Inmediatamente dejaron las redes y le siguieron.
Pasando más adelante vio a otros dos hermanos,
a Santiago y a Juan, hijos de Zebedeo, que estaban con su padre
en la barca remendando las redes. Jesús los llamó también.
Dejaron enseguida la barca y a su padre y lo siguieron.
Recorría toda Galilea enseñando en las sinagogas y proclamando
 la buena nueva del Reino de Dios,
curando de toda enfermedad y dolencia a la gente

18 ene. 2011

CONTEMPLAMOS A MARÍA DE NAZARET

LA MUJER DEL ESPÍRITU A FLOR DE PIEL

Las manos son el símbolo del hacer, de la ternura, del ofrecer, del acoger, del ayudar. Fui aprendiendo a hacer de ellas un lugar para la vida.


Realicé con amor las tareas sencillas de la casa y el arte del cuidado; todo lo llené de sentido, ternura y creatividad. Hice de mis manos un espacio para la caricia y el abrazo compartido. Aprendí lentamente a saber ofrecer, que es distinto de dar, dejando a la otra persona la libertad para recibir o no el don.

También hice de mis manos, simbólicamente, un lugar para tejer, con otras manos,
el manto de la solidaridad, muchas veces con la sensación de estar poniendo,
solamente, pequeños remiendos, pero desde la certeza de que,
unidos a otros sirven para tapar desnudeces,
abrigar el frío, envolver protegiendo.
Pequeños remiendos que no solucionan el problema del mundo,
pero lo van haciendo más habitable y más fraterno.

Mis manos fueron expresión de mi duro aprendizaje para saber
acoger lo que la vida me ofrecía y me quitaba.
Al pie de la cruz, acogí una nueva familia, acogí a mi hijo,
muerto injustamente, en mis brazos.
Acogí también, con mi nueva familia, la venida del Espíritu
que nos confirmó en la experiencia de que la vida es más fuerte que la muerte

Te invito a que hagas de tus manos, manos parteras de vida, manos capaces de ofrecer y recibir, de acoger el dolor y el gozo de la vida cotidiana.
******
Teresa Couso Carballude (Dorotea), nos sugiere esta reflexión extraida
de "Cuerpo Espiritual" de Emma Martínez Ocaña, Ed. Narcea 2009




15 ene. 2011

Evangelio Día 16: Domingo II del Tiempo Ordinario


Evangelio según San Juan 1,29-34.
Al día siguiente, Juan vio acercarse a Jesús y dijo:
 "Este es el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo.
A él me refería, cuando dije: Después de mí viene un hombre
que me precede, porque existía antes que yo.
Yo no lo conocía, pero he venido a bautizar con agua
para que él fuera manifestado a Israel".
Y Juan dio este testimonio: "He visto al Espíritu descender
del cielo en forma de paloma y permanecer sobre él.
Yo no lo conocía, pero el que me envió a bautizar con agua me dijo:
 'Aquel sobre el que veas descender el Espíritu y permanecer sobre él,
ese es el que bautiza en el Espíritu Santo'.
Yo lo he visto y doy testimonio de que él es el Hijo de Dios".

11 ene. 2011

CONTEMPLAMOS A MARÍA DE NAZARET

LA MUJER DEL ESPÍRITU A FLOR DE PIEL
Soy María de Nazaret, quiero compartir con vosotras mi experiencia creyente.
Todo comenzó por unas palabras desconcertantes que llegaron a mis oídos.
Un mensajero de Dios me hizo este saludo:
“Alégrate María, llena de gracia, el Señor está contigo”.

El ángel me habla a mí, una mujer laica. Te recuerdo que, en mi tiempo, a nosotras las mujeres no se nos reconocía dignidad ni capacidad para entrar en contacto con Dios más que a través de algún varón.
Me turbé al oír esas palabras, porque vinieron a mi mente palabras parecidas de Dios dirigidas a profetas, reyes o jueces para misiones importantes: “¿qué podría significar aquel saludo?”.
Era consciente de que Dios me estaba confiando una misión importante, y temblorosa escuché:
“No temas María porque has hallado gracia ante Dios. Concebirás y darás a luz un hijo, al que pondrás por nombre Jesús, será grande y llamado hijo del Altísimo”
¡Era imposible! ¿cómo podría ser eso?
El ángel me tranquilizó al explicarme que así son los gustos de Dios, que se complace en engrandecer a quien es pobre, sencillo, incluso humillado… “Es obra de Dios en mí, su Espíritu me cubrirá con su sombra”.

Aquí comenzó mi andadura como discípula: tener mis oídos atentos y disponibles a su Palabra por muy desconcertante que me pareciese su mensaje.
Pero quizá la palabra clave que se hizo carne en mí fue aquella que taladró mis oídos y llegó a mi corazón con dolor pero con lucidez. Una mujer queriendo piropearlo le dijo una expresión parecida a
¡ bendita la madre que te parió, y él mirando a su alrededor dijo:
“ Dichosos más bien los que escuchan la palabra de Dios y la guardan”.
Tardé tiempo en comprenderlas; al fin, poco a poco, fui entendiendo lo que Jesús quería decirme: era una llamada a emprender un camino nuevo: hacerme discípula que sabe escuchar su voz entre las voces de la vida y dejar que se haga verdad en mí.


Sábado 15: Fiesta-Romería de San Mauro

Para preparar debidamente la viviencia de la jornada festiva
del sábado día 15, realizamos los días 12, 13 y 14 a partir de las 18:30 h.
un TRIDUO SOLEMNE a la honra de San Mauro
con rosario especial y celebración Eucarística con homilía.
*******
Día de San Mauro: 15 de Enero
Para responder con generosidad a la devoción popular del día
celebramos Eucaristías o Santas Misas
por la mañana a las 8:00h-9:00h-10:00h-11:00h y a las
12:00h Eucaristía Solemne
(Procesión Asociación de Mejilloneros San Mauro)
*******
Finalmente a partir de las 20:00 h. VERBENA
 con la actuación de los conjuntos AMERICA S.L. y LEMBRANZA.
¡Feliz Día!

7 ene. 2011

Evangelio Domingo día 9: El Bautismo del Señor


Evangelio según San Mateo 3,13-17.
Entonces Jesús fue desde Galilea hasta el Jordán
y se presentó a Juan para ser bautizado por él.
Juan se resistía, diciéndole: "Soy yo el que tiene necesidad
de ser bautizado por ti, ¡y eres tú el que viene a mi encuentro!".
Pero Jesús le respondió: "Ahora déjame hacer esto, porque conviene
que así cumplamos todo lo que es justo". Y Juan se lo permitió.
Apenas fue bautizado, Jesús salió del agua. En ese momento
se abrieron los cielos, y vio al Espíritu de Dios descender
como una paloma y dirigirse hacia él.
Y se oyó una voz del cielo que decía:
"Este es mi Hijo muy querido, en quien tengo
puesta toda mi predilección".

1 ene. 2011

Evangelio Día 2: Domingo II después de Navidad

Evangelio según San Juan 1,1-18.
Y la Palabra se hizo carne y habitó entre nosotros.
Y nosotros hemos visto su gloria, la gloria que recibe del Padre
como Hijo único, lleno de gracia y de verdad.
Juan da testimonio de él, al declarar:
 "Este es aquel del que yo dije: El que viene después de mí
me ha precedido, porque existía antes que yo".
De su plenitud, todos nosotros hemos participado
y hemos recibido gracia sobre gracia:
porque la Ley fue dada por medio de Moisés, pero la gracia
 y la verdad nos han llegado por Jesucristo.
Nadie ha visto jamás a Dios; el que lo ha revelado es el Hijo único,
 que está en el seno del Padre.