27 abr. 2013

Evangelio día 28: V Domingo de Pascua

Evangelio según San Juan 13,31-33a.34-35.

No te comas más el coco, Jesús es el CAMINO
Cuando Judas salió, Jesús dijo:
 «Ahora es glorificado el Hijo del Hombre y Dios es glorificado en él.
Por lo tanto, Dios lo va a introducir en su propia Gloria, y lo glorificará muy pronto.
Hijos míos, yo estaré con ustedes por muy poco tiempo.
Me buscarán, y como ya dije a los judíos, ahora se lo digo a ustedes:
donde yo voy, ustedes no pueden venir.
Les doy un mandamiento nuevo:
que se amen los unos a los otros.
Ustedes deben amarse unos a otros como yo los he amado.
En esto reconocerán todos que son mis discípulos:
en que se aman unos a otros.»

Reflexión

24 abr. 2013

Oración: Por los jóvenes

Tener la vida por delante. Vivir con ilusión, alegría, no tener miedo, estar lleno de fuerza y energía. Buscar, crecer, querer aprender. Estas pueden ser algunas características que definen a los jóvenes.

La juventud es algo que desde otras edades se anhela, quizás porque evoca diversión, aventura, no tener límites, no tener grandes preocupaciones. Pero también es tiempo de ir construyendo un futuro, querer cambiar el mundo, caminar paso a paso, crecer en todos los aspectos, ser responsables del futuro que se construye, tomar decisiones que determinarán lo que será su vida adulta…

En esta oración queremos acercarnos a los jóvenes para pedir por el camino que se construyen día a día y también para pedir que los que ya dejaron atrás esa etapa de su vida sepan acompañarlos.

¿Acaso no lo sabes, es que no lo has oído?
El Señor es un Dios eterno y creó los confines del mundo.
No se cansa, no se fatiga, es insondable su inteligencia.
Él da fuerza al cansado, acrecienta el vigor del inválido;
aun los muchachos se cansan, se fatigan, los jóvenes tropiezan y vacilan;
 pero los que esperan en el Señor renuevan sus fuerzas,
echan alas como las águilas, corren sin cansarse,
marchan sin fatigarse. (Is 40, 28-31)



20 abr. 2013

Dia Internacional de la Tierra


Evangelio día 21:Domingo IV de Pascua


Evangelio según San Juan 10,27-30.
Mis ovejas escuchan mi voz y yo las conozco,
 y ellas me siguen, y yo les doy la vida eterna;
no perecerán para siempre y nadie las arrebatará de mi mano.
Mi Padre, lo que me ha dado, es mayor que todo,
y nadie puede arrebatarlas de la mano de mi Padre.
"Yo y el Padre somos uno"


Comentario de José Antonio Pagola:

En concreto, les dice: “Vosotros no creéis porque no sois de mis ovejas”. ¿Qué significa esta metáfora?
Jesús es muy claro: “Mis ovejas escuchan mi voz, y yo las conozco; ellas me siguen, y yo les doy la vida eterna”. Jesús no fuerza a nadie. Él solamente llama. La decisión de seguirle depende de cada uno de nosotros. Solo si le escuchamos y le seguimos, establecemos con Jesús esa relación que lleva a la vida eterna.

Nada hay tan decisivo para ser cristiano como tomar la decisión de vivir como seguidores de Jesús. El gran riesgo de los cristianos ha sido siempre pretender serlo, sin seguir a Jesús. De hecho, muchos de los que se han ido alejando de nuestras comunidades son personas a las que nadie ha ayudado a tomar la decisión de vivir siguiendo sus pasos.

Sin embargo, ésa es la primera decisión de un cristiano. La decisión que lo cambia todo, porque es comenzar a vivir de manera nueva la adhesión a Cristo y la pertenencia a la Iglesia: encontrar, por fin, el camino, la verdad, el sentido y la razón de la religión cristiana.



18 abr. 2013

La noche oscura

San Juan de la Cruz nació en Fontiveros, Ávila, en 1542. Carmelita, mano derecha de Santa Teresa de Jesús en la reforma de la Orden fue un gran hombre de oración y místico que se dedicó a la dirección espiritual y a tareas de gobierno, a parte de su obra como escritor. Ésta comenzó a partir de su durísimo encarcelamiento durante nueve meses en Toledo, intensa experiencia interior que le marcó para siempre y durante la que redactó dos de sus poemas más bellos. Fue proclamado Doctor de la Iglesia y es el patrón de los poetas de habla hispana.


Uno de los temas que él trató a fondo es la vivencia de "la noche oscura", intentando ayudar a los que se encuentran en ella, siendo algo que ya ha pasado a formar parte de la cultura espiritual. La noche oscura es ese tiempo en el que el alma se siente separada de Dios. Pero no es sólo tiempo de ausencia, también lo es de búsqueda y de confianza en Dios.

No me quitarás, Dios mío,
lo que una vez me diste
en tu único Hijo Jesucristo,
en que me diste todo lo que quiero.

Por eso me holgaré que no te tardarás
si yo espero.
¿Con qué dilaciones esperas,
pues desde luego
puedes amar a Dios en tu corazón?

Míos son los cielos y mía es la tierra;
mías son las gentes,
los justos son míos y míos los pecadores;
los ángeles son míos,

y la Madre de Dios y todas las cosas son mías;
y el mismo Dios es mío y para mí,
porque Cristo es mío y todo para mí.

Pues ¿qué pides y buscas, alma mía?
Tuyo es todo esto, y todo es para ti.
No te pongas en menos
ni repares en meajas
que se caen de la mesa de tu Padre.

Sal fuera y gloríate en tu gloria,
escóndete en ella y goza,
y alcanzarás las peticiones de tu corazón.

13 abr. 2013

Evangelio día 14:Domingo III de Pascua


Del Evangelio según San Juan 21,1-19.

Después sus discípulos en la orilla del lago de Tiberíades.
Y se manifestó como sigue:
Estaban reunidos Simón Pedro, Tomás el Mellizo, Na tanael,
de Caná de Galilea, los hijos del Zebedeo y otros dos discípulos.
Simón Pedro les dijo: «Voy a pescar.» Contestaron:
 «Vamos también nosotros contigo.»
Salieron, pues, y subieron a la barca, pero aquella noche no pescaron nada.
Al amanecer, Jesús estaba pa rado en la orilla, pero los discípulos no sabían que era él.
Jesús les dijo: «Muchachos, ¿tienen algo que comer?» Le contestaron: «Nada.»
Entonces Jesús les dijo:
«Echen la red a la derecha y encontrarán pes ca.» Echaron la red,
y no tenían fuer zas para recogerla por la gran cantidad de peces.
El discípulo al que Jesús amaba dijo a Simón Pedro: «Es el Señor.»
Apenas Pedro oyó decir que era el Señor, se puso la ropa,
pues estaba sin nada, y se echó al agua. Los otros discípulos llegaron con la barca
—de hecho, no estaban lejos, a unos cien metros de la orilla; arrastraban la red llena de peces.
Al bajar a tierra encontraron fuego encendido, pescado sobre las brasas y pan.
Jesús les dijo: «Traigan algunos de los pescados que acaban de sacar.»
Simón Pedro subió a la barca y sacó la red llena con ciento cincuenta y tres pescados grandes.
Y a pesar de que hubiera tantos, no se rompió la red.
Entonces Jesús les dijo: «Vengan a desayunar».
 Ninguno de los discípulos se atrevió a preguntarle quién era, pues sabían que era el Señor.
Jesús se acercó, tomó el pan y se lo repartió. Lo mismo hizo con los pescados.
Esta fue la tercera vez que Jesús se manifestó a sus discípulos después de resucitar de entre los muertos.

¡Feliz cumpleaños! D. Antonio

El corazón que ama siempre será joven.
Deseos de un año lleno de amor, alegría, esperanza y salud.
¡Feliz cumpleaños.!


Laicos: Hombres y mujeres en el corazón del mundo

MIGUEL ÁNGEL FERNÁNDEZ PADÍN


Un laico comprometido con la Iglesia y responsable de algunos ministerios laicales en nuestra parroquia y limítrofes, recibe la aprobación solemne de los mismos, el 14 de abril de 2013

Algunas palabras de reconocimiento para él:

Todos, tanto los sacerdotes como los religiosos y religiosas y los mismos laicos debiéramos luchar para que estos seglares, como dice nuestro pontífice el Papa Francisco, “sean el verdadero fermento del amor de Dios en la misma sociedad y en el mismo corazón del mundo”.

Como miembros activos de comunión y fraternidad en la comunidad parroquial de San Cipriano de Vilanova de Arousa, estamos todos llamados a apoyar y ayudar a Miguel en este su importante compromiso de servicio generoso y compromiso temporal para realizar los ministerios laicales que le son propios en las celebraciones litúrgicas y prestar una especial atención a los sacerdotes tanto de la parroquia como de las parroquias limítrofes.

Que el Señor le bendiga y aumente su fe, esperanza y caridad.
Antonio Sineiro Padín
*********************************+
GRACIAS y FELICIDADES, Migue !!!

Quizás no haya palabras para agradecerte todo lo que has hecho por mí, solo nosotros sabemos cuánto es. Sin ser un gran entendido ni un gran teólogo, incluso sin ser sacerdote (aunque sé que a ti te hubiese gustado…), con tu sencillez y amor a Dios, has sido un gran ejemplo para mí desde niño, pues como les digo a mis feligreses: un cristiano no es una persona que sabe mucho sobre Dios y sobre la Iglesia, sino una persona que vive todo eso con sencillez en su vida.

Juan Ventura Martínez Reboeiras
*********************************
Llegado este momento nos congratulamos con la decisión que tomó Miguel Ángel de consagrarse de una forma especial al Señor desde su vocación de laico al servicio de la Iglesia no solo en su parroquia sino en las parroquias del entorno. ¡¡ENHORABUENA MIGUEL!! Que el Señor te de su fuerza para seguir creciendo en tu entrega de fidelidad hasta el final.

El laico es laico y tiene que vivir como laico con la fuerza del bautismo, lo cual lo habilita para ser fermento del amor de Dios en la misma sociedad, para crear y sembrar esperanza, para proclamar la fe, no desde un pulpito sino desde su vida cotidiana. Y llevando su cruz cotidiana como la llevamos todos”. (De un escrito del actual Papa Francisco I en su cargo de Arzobispo de Buenos Aires)
Teresa Dorotea
*****************************************
Esto que se va a realizar el día 14 de abril en la iglesia parroquial y que los sacerdotes de la   tabla estaremos presentes con un sentido de aprobación plena, nos llena de alegría satisfacción porque estos que Miguel va a recibir será de una inmensa ayuda para el clero vecino que por edad o por encomienda de diversas parroquias necesitamos de su ayuda y servicio. Gracias Miguel por tu generosidad para con el Señor y para con estos sacerdotes que tu bien sabes que te queremos.

D. Leopoldo Barreiro
******************************************
Amigo Miguel, esta es la tarea y la vida a la que quieres comprometerte. En vísperas de ese compromiso que te has propuesto contraer al servicio de la Iglesia, a través de tu parroquia de San Cipriano de Vilanova. Te felicitamos y agradecemos tu generosidad, al tiempo que pedimos al Señor que tu intención sea tan duradera como tú hoy quieres que sea.


Comunidad Salesiana de Castrelo- Cambados
**************************************
“ESTAMPA DE TRABAJO”
Samaritano fiel de los divinos
aires cargados de solana brisa,
cálida evolución de la sonrisa
en natural festeja de caminos.
Acólito ferviente en los destinos
al altar, cuando el templo se divisa
asa de Dios, y la sagrada Misa
complace corazones matutinos.

Hombre de fe, bullendo por debajo
de la luz al servicio sin herida,
para el acto cultual de la esperanza.
Laico Miguel, estampa de trabajo,
donde se da razón, donde la vida
parte de Dios, y para Dios avanza.

Elpidio Ruiz Herrero
*******************************************

6 abr. 2013

Comentario al Evangelio de Pagola

Evangelio Comentado por:
José Antonio Pagola
San Juan (20,19-31)


DE  LA  DUDA  A  LA  FE

El hombre moderno ha aprendido a dudar. Es propio del espíritu de nuestros tiempos cuestionarlo todo para progresar en conocimiento científico. En este clima la fe queda con frecuencia desacreditada. El ser humano va caminando por la vida lleno de incertidumbres y dudas.

Por eso, todos sintonizamos sin dificultad con la reacción de Tomás, cuando los otros discípulos le comunican que, estando él ausente, han tenido una experiencia sorprendente: “Hemos visto al Señor”. Tomás podría ser un hombre de nuestros días. Su respuesta es clara: “Si no lo veo… no lo creo”.

Su actitud es comprensible. Tomás no dice que sus compañeros están mintiendo o que están engañados. Solo afirma que su testimonio no le basta para adherirse a su fe. Él necesita vivir su propia experiencia. Y Jesús no se lo reprochará en ningún momento.

Las comunidades cristianas deberían ser en nuestros días un espacio de diálogo donde pudiéramos compartir honestamente las dudas, los interrogantes y búsquedas de los creyentes de hoy. No todos vivimos en nuestro interior la misma experiencia. Para crecer en la fe necesitamos el estímulo y el diálogo con otros que comparten nuestra misma inquietud.

Pero nada puede remplazar a la experiencia de un contacto personal con Cristo en lo hondo de la propia conciencia. Según el relato evangélico, a los ocho días se presenta de nuevo Jesús. No critica a Tomás sus dudas. Su resistencia a creer revela su honestidad. Jesús le muestra sus heridas.

No son “pruebas” de la resurrección, sino “signos” de su amor y entrega hasta la muerte. Por eso, le invita a profundizar en sus dudas con confianza: “No seas incrédulo, sino creyente”. Tomás renuncia a verificar nada. Ya no siente necesidad de pruebas. Solo sabe que Jesús lo ama y le invita a confiar: “Señor mío y Dios mío”.

Un día los cristianos descubriremos que muchas de nuestras dudas, vividas de manera sana, sin perder el contacto con Jesús y la comunidad, nos pueden rescatar de una fe superficial que se contenta con repetir fórmulas, para estimularnos a crecer en amor y en confianza en Jesús, ese Misterio de Dios encarnado que constituye el núcleo de nuestra fe.

Evangelio día 7: II Domingo de Pascua

Del evangelio según San Juan 20,19-31.

Ese mismo día, el primero después del sábado, los discípulos estaban reunidos
 por la tarde con las puertas cerradas por miedo a los judíos.
 Llegó Jesús, se puso de pie en medio de ellos y les dijo: «¡La paz esté con vosotros!»
Dicho esto, les mostró las manos y el costado.
Los discípulos se alegraron mucho al ver al Señor.
Jesús les volvió a decir:
«¡La paz esté con vosotros!
Como el Padre me envío a mí, así os envío yo también.»
Dicho esto, sopló sobre ellos y les dijo:
 «Recibid el Espíritu Santo:
a quienes descarguen de sus pecados, serán liberados,
y a quienes se los retengan, les serán retenidos.»
 

Evangelio de Quiero ver...

4 abr. 2013

JESÚS RESUCITADO...

Hace unos pocos días que hemos empezado la Pascua. Pero a veces nos resulta difícil acercarnos al misterio de la Resurrección de Jesús. Normalmente cuando contemplamos a Jesús nos lo podemos imaginar en su día a día, predicando o curando enfermos. Lo podemos contemplar en su nacimiento como un niño frágil. O en estos días pasados sufriente, abandonado y muerto en una cruz. Pero al contemplar las escenas de su Resurrección es habitual que nos sintamos bloqueados, sin saber cómo imaginárnoslo, peguntándonos qué vieron sus discípulos. Y muchas veces esta dificultad nos impide interiorizar la grandeza e importancia de la Resurrección.

Hoy te proponemos que te olvides de imaginarte a Jesús Resucitado, y te fijes en los frutos en aquellos que lo reconocieron. Quizá así a ti también te resulte más fácil encontrar a Jesús Resucitado en tu vida

Cuando llegaron cerca del pueblo adonde iban, Jesús hizo ademán de seguir adelante. Pero ellos le insistieron: "Quédate con nosotros, porque ya es tarde y el día se acaba". Él entró y se quedó con ellos. Y estando a la mesa, tomó el pan y pronunció la bendición; luego lo partió y se lo dio. Entonces los ojos de los discípulos se abrieron y lo reconocieron, pero él había desaparecido de su vista. Y se decían: "¿No ardía acaso nuestro corazón, mientras nos hablaba en el camino y nos explicaba las Escrituras?" (Lc 24, 28-32)