31 ene. 2015

Decálogo de la Felicidad X (Papa Francisco)

Estos son los diez puntos claves que el Papa Francisco recomienda para alcanzar la felicidad:




10.  Buscar activamente la paz

"Estamos viviendo en una época de mucha guerra. En África parecen guerras tribales, pero son algo más. La guerra destruye. Y el clamor por la paz hay que gritarlo. La paz a veces da la idea de quietud, pero nunca es quietud, siempre es una paz activa".

Sublime gracia

Decálogo de la Felicidad IX (Papa Francisco)

Estos son los diez puntos claves que el Papa Francisco recomienda para alcanzar la felicidad:

9.  Respetar al que piensa distinto






"Podemos inquietar al otro desde el testimonio, para que ambos progresen en esa comunicación, pero lo peor que puede haber en el proselitismo religioso, que paraliza: "Yo dialogo contigo para convencerte", no. Cada uno dialoga desde su identidad. La Iglesia crece por atracción no por el proselitismo".

Evangelio día 1:Domingo IV del T.O.

Lectura del santo evangelio según san Marcos 1, 21-28

En aquel tiempo, Jesús y sus discípulos entraron en Cafarnaún, y cuando el sábado siguiente fue a la sinagoga a enseñar, se quedaron asombrados de su doctrina, porque no enseñaba como los escribas, sino con autoridad.
Estaba precisamente en la sinagoga un hombre que tenía un espíritu inmundo, y se puso a gritar:
– «¿Qué quieres de nosotros, Jesús Nazareno? ¿Has venido a acabar con nosotros? Sé quién eres: el Santo de Dios.»
Jesús lo increpó:
– «Cállate y sal de él.»
El espíritu inmundo lo retorció y, dando un grito muy fuerte, salió. Todos se preguntaron estupefactos:
– «¿Qué es esto? Este enseñar con autoridad es nuevo. Hasta a los espíritus inmundos les manda y le obedecen.»
Su fama se extendió en seguida por todas partes, alcanzando la comarca entera de Galilea.
Palabra del Señor

Linea del tiempo en Antiguo Testamento

Afilar el hacha

Cuentan de un hombre que fue contratado para cortar árboles.


Cuando acabó el primer día, el dedicado leñador había conseguido traer 18 árboles, una cifra impresionante. Pero el hombre era muy trabajador y quería demostrar que podía hacerlo todavía mejor, y el día siguiente salió a batir su record. Sin embargo, al finalizar el día, solo pudo volver con 15 troncos. Conforme iban pasando los días el leñador se esforzaba por superarse, pero pese a gastar tanta energía, cada vez volvía con menos árboles. Estaba desesperado.
Fue a hablar con su jefe y le explicó la situación.
- No lo entiendo. Por más que me esfuerce, cada día corto menos árboles.
El hombre que le había contratado le miró y preguntó:
- ¿Cuánto haces que no afilas el hacha?
- ¿Afilar? No tengo tiempo para afilar. Estoy muy ocupado cortando árboles.
Afilar el hacha significa renovarnos constantemente en las cuatro áreas básicas de la vida: fisica, socioemocional, mental y espiritual. Es el hábito que aumenta nuestra capacidad para aprovechar todos los demás con efectividad. Es un hábito que promueve visión, renovación y mejora continua; salvaguarda contra crisis a la vez que abre un camino ascendente de crecimiento.

24 ene. 2015

Decálogo de la Felicidad VIII (Papa Francisco)

Estos son los diez puntos claves que el Papa Francisco recomienda para alcanzar la felicidad:




8.  Olvidarse rápido de lo negativo

"La necesidad de hablar mal del otro, indica una baja autoestima, es decir: yo me siento tan abajo que en vez de subir, bajo al otro.
Olvidarse rápido de lo negativo es sano".

Evangelio día 25: Domingo III del T.O.

Deja que te pesque su amor...

Lectura del santo evangelio según san Marcos 1, 14-20

Cuando arrestaron a Juan, Jesús se marchó a Galilea a proclamar el Evangelio de Dios. Decía:
– «Se ha cumplido el plazo, está cerca el reino de Dios: convertíos y creed en el Evangelio.»
Pasando junto al lago de Galilea, vio a Simón y a su hermano Andrés, que eran pescadores y estaban echando el copo en el lago.
Jesús les dijo:
– «Venid conmigo y os haré pescadores de hombres.»
Inmediatamente dejaron las redes y lo siguieron. Un poco más adelante vio a Santiago, hijo de Zebedeo, y a su hermano Juan, que estaban en la barca repasando las redes. Los llamó, dejaron a su padre Zebedeo en la barca con los jornaleros y se marcharon con él.
Palabra del Señor

23 ene. 2015

Etapas de encuentro


Primero, yo hablo, Tú escuchas;
luego, Tú hablas, yo escucho;
más allá, no hablamos ninguno de los dos, los dos escuchamos;
al final, ninguno habla, ni escucha: sólo hay silencio.
[Anthony de Mello]

Dios es más íntimo que mi propio yo. 
[San Agustín]

Amar no es mirarse el uno al otro,
sino mirar juntos al horizonte
[Antoine de Saint Exupéry]


Saber Perdonar


Uno de los mejores índices para medir el amor es el perdón, el rechazo a guardar agravios o a dar vueltas una y otra vez a lo que desune. La mayoría de las veces se tratará de cuestiones intrascendentes, en otras ocasiones los agravios se deberán a valoraciones excesivamente subjetivas... En cualquier caso el saber perdonar connota siempre la calidad del verdadero amor.

Por eso el examen frecuente –mejor diario— sobre la manera de vivir este aspecto no puede faltar a la hora de valorar la autenticidad del trato conyugal. Cuántas veces se ha sabido pedir perdón; cuántas se ha perdonado a la primera –o mejor, aún se ha adelantado uno a poner cariño antes de que le pidan perdón—; cómo se reacciona ante un desacuerdo del cónyuge –si se sabe ceder en lo intrascendente, si se sabe escuchar—; cuántas veces se ha rectificado una opinión, pues la pretensión de tener siempre la razón o de ser el único capaz de juzgar acertadamente la realidad es pura soberbia: son preguntas que, de una u otra forma, indican la disposición que se tiene y cómo se vive este aspecto del amor. Y difícilmente se puede esto tan fundamental si estas preguntas no entran en el examen de conciencia y en la confesión sacramental.

21 ene. 2015

Decálogo de la Felicidad VII (Papa Francisco)

Estos son los diez puntos claves que el Papa Francisco recomienda para alcanzar la felicidad:




7.  Cuidar la naturaleza


"Hay que cuidar la creación, y no lo estamos haciendo.
Es uno de los desafíos más grandes que tenemos".

20 ene. 2015

Decálogo de la Felicidad VI (Papa Francisco)

Estos son los diez puntos claves que el Papa Francisco recomienda para alcanzar la felicidad:



6.  Ayudar a los jóvenes
 a conseguir empleo


"Hay que ser creativos con esta franja. Si faltan oportunidades, caen en la droga. Y está muy alto el índice de suicidios entre los jóvenes sin trabajo. El otro día leí, pero no me fío porque no es un dato científico, que había 75 millones de jóvenes de 25 años para abajo desocupados. No alcanza con darles de comer: hay que inventarles cursos de plomero, electricista, costurero. La dignidad te la da el llevar el pan a casa."

Sin fronteras

El séptimo continente

17 ene. 2015

Decálogo de la Felicidad V (Papa Francisco)

Estos son los diez puntos claves que el Papa Francisco recomienda para alcanzar la felicidad:


5.  Compartir los domingos
      con la familia


"El otro día, en Campobasso, fui a una
reunión entre el mundo de la
universidad y el mundo obrero, todos
reclamaban el domingo no laborable.
El domingo es para la familia".

Evangelio día 18: Domingo II del T.O.

Lectura del santo evangelio según san Juan 1, 35-42

"Serían las cuatro de la tarde..." Un encuentro inolvidable
En aquel tiempo, estaba Juan con dos de sus discípulos y, fijándose en Jesús que pasaba, dice:
– «Éste es el Cordero de Dios.»
Los dos discípulos oyeron sus palabras y siguieron a Jesús. Jesús se volvió y, al ver que lo seguían, les pregunta:
– «¿Qué buscáis?»
Ellos le contestaron:
– «Rabí (que significa Maestro), ¿dónde vives?»
Él les dijo:
– «Venid y lo veréis.»
Entonces fueron, vieron dónde vivía y se quedaron con él aquel día; serían las cuatro de la tarde. Andrés, hermano de Simón Pedro, era uno de los dos que oyeron a Juan y siguieron a Jesús; encuentra primero a su hermano Simón y le dice:
– «Hemos encontrado al Mesías (que significa Cristo).»
Y lo llevó a Jesús. Jesús se le quedó mirando y le dijo:– «Tú eres Simón, el hijo de Juan; tú te llamarás Cefas (que se traduce Pedro).»
Palabra del Señor

Mira dentro...

14 ene. 2015

Día 15 de Enero: Solemnidad a San Mauro

HORARIO DE MISAS:
Por la mañana misas a las: 8, 9, 10, 11 h.
MISA SOLEMNE a las 12:15 h. y a continuación : PROCESIÓN. 
Por la tarde misas a las: 5, 6 y 7 h.


San MAURO junto con Placido, fueron los dos grandes discípulos de San Benito.

En el libro diálogos del Papa Gregorio, podemos leer lo siguiente:
Un día mientras el venerable Benito estaba en el monasterio, el mencionado niño Plácido, monje del santo varón, salió a sacar agua del lago, y, al sumergir descuidadamente en el agua la vasija que llevaba consigo, resbaló y se cayó, él mismo, en ella. Al instante la corriente le arrebató y empezó a arrastrarle aguas a dentro, casi a un tiro de flecha. El varón de Dios, sin salir de su celda, se enteró inmediatamente de lo sucedido, y se apresuró a llamar a Mauro diciéndole: -“Corre, hermano Mauro, que el niño, que ha ido a por agua, se acaba de caer al lago y la corriente le está empujando cada vez más lejos”. Y, y cosa maravillosa e insólita desde el apóstol Pedro: una vez pedida y recibida la bendición, marchó Mauro a toda prisa a cumplir la orden de su padre, y, creyendo que caminaba sobre tierra firme, corrió sobre el agua hasta el lugar donde la corriente había arrastrado al niño. Le cogió de los pelos y se volvió corriendo otra vez, Apenas tocó tierra, vuelto en sí, miró a su espalda y cayó en la cuenta de que había andado sobre las aguas: lo que jamás imaginó poder hacer, lo admiraba ahora asombrado, como un hecho.

Vuelto junto al padre, le contó lo sucedido: el venerable Benito empezó a atribuir esto, no a sus méritos, sino a la obediencia del discípulo.  Mauro, por el contrario, sostenía que ello era efecto sólo de su mandato, y que no tenía parte de aquel prodigio, pues había actuado sin darse cuenta de lo que estaba sucediendo. Y, en esta amistosa contienda entre la humildad del maestro y la del discípulo, intervino, como árbitro, el niño que había sido salvado, diciendo: “Yo al ser sacado del agua, vi sobre mi cabeza la muleta del abad y creí que era él quien me sacaba de las aguas”.

Decálogo de la Felicidad IV (Papa Francisco)

Estos son los diez puntos claves que el Papa Francisco recomienda para alcanzar la felicidad:


4.  Jugar con los chicos

"El consumismo nos llevó a esa ansiedad de perder la sana cultura del ocio, leer, disfrutar del arte. Ahora confieso poco, pero en Buenos Aires confesaba mucho y cuando venía una mamá joven le preguntaba:  "¿Cuantos hijos tenés? ¿Jugás con tus hijos?" Y era una pregunta que no se esperaba, pero yo le decía que jugar con los niños es clave, es una cultura sana. Es difícil, los padres se van a trabajar temprano y vuelven a veces cuando sus hijos duermen, es difícil, pero hay que hacerlo".

Valorando lo que se tiene

Leemos en Hacer familia

Los niños deben aprender que las cosas tienen un valor y es importante respetarlas y cuidarlas para mantenerlas, por el esfuerzo que puede suponer conseguirlas. Cuando un niño es educado en un ambiente en el que se le consiente todo lo que pide, tiene todo lo que demanda y cuando algo lo pierde o se le estropea se sustituye con facilidad, no aprende el valor de las cosas ni lo que supone lograrlas.

Detrás de este aprendizaje estará también el ser cuidadosos, no sólo con las cosas sino con uno mismo y con el resto de personas. Desde muy pequeños, los padres debemos exigir un esfuerzo por lograr que las cosas estén bien hechas, trasladando esto al uso de ellas. Sentir el valor de las cosas es un logro que debe aprenderse poco a poco, con paciencia. En la escalada para conseguirlo, estos son algunos pasos que los padres podemos dar para inculcar a los hijos el valor de las cosas y enseñarles a valorar lo que tienen.
1. Ser ordenados. Esto implica asignar un sitio para cada cosa, ser capaz de dejarlo en ese sitio asignado y mantener en un buen estado las cosas para que no se estropeen y tengan una mayor duración. Por ejemplo, no solamente deben aprender a dejar los libros en la estantería sino que éstos estén en una buena posición para evitar que se doblen o se rompan. Esto es ser ordenado.
2. Las cosas cuesta conseguirlas y tienen un valor. Para que aprendan este concepto les debe costar a ellos lograrlas. Si lo experimentan en primera persona será más fácil que lo asimilen. Podremos llevar a cabo este aprendizaje si evitamos darles inmediatamente todo lo que nos piden. Deben entender que no pueden tener todo lo que quieren, para eso tendrán que saber elegir y establecer una jerarquía y prioridades en sus peticiones.
3. Las cosas requieren esfuerzo para lograrlas. Es bueno que se ganen lo que han elegido con buenas acciones o ayudándonos en tareas del hogar o incluso laborales, dependiendo de la edad. Una vez que han logrado lo que han elegido, se les debe exigir un buen uso de ello y hacerles ver que si se estropea, es su responsabilidad arreglarlo.


4. Ser personas cuidadosas. Para que este aprendizaje de hacer un buen uso de las cosas y cuidarlas se interiorice realmente, hasta el punto de convertirse en personas cuidadosas, debe exigirse no solamente con los objetos materiales, sino también consigo mismos, con su imagen, con sus tareas académicas, con su forma de cuidar a otras personas, con el modo de jugar o de llevar a cabo las tareas domésticas...

11 ene. 2015

Decálogo de la Felicidad III (Papa Francisco)

Estos son los diez puntos claves que el Papa Francisco recomienda para alcanzar la felicidad:

3.  Moverse remansadamente
"En Don Segundo Sombra" hay una cosa muy linda, de alguien que relee su vida. El protagonista dice que de joven era un arroyo pedregoso que se llevaba por delante todo; que de adulto era un río que andaba adelante, y que en la vejez se sentía en movimiento, pero lentamente remansado. Yo utilizaría esta imagen del poeta y novelista Ricardo Güiraldes, ese último adjetivo, remansado. La capacidad de moverse con benevolencia y humildad, el remanso de la vida. Los ancianos tienen esa sabiduría, son la memoria de un pueblo. Y pueblo que no cuida a sus ancianos no tiene futuro."

10 ene. 2015

CANTO AL AGUA

Con la fiesta del Bautismo del Señor (domingo 11 de enero) CERRAMOS EL TIEMPO DE NAVIDAD Y ABRIMOS EL TIEMPO ORDINARIO

Aquel hombre estaba lleno de orgullo y satisfacción, había sido Padre. Por su cabeza sólo circulaban proyectos para la nueva criatura, sueños que no había alcanzado y que podían hacerse realidad en su descendencia; pero lo que más le importaba es que fuese feliz en esa vida que empezaba.


 La formación que había ido adquiriendo unas veces de forma reglada, otras autodidacta  y, la mayoría de las fundamentales, por propia experiencia de la vida, le hacía intuir que el verdadero camino a la felicidad pasaba por ser persona. Ser persona en toda su plenitud, desarrollando todas las potencias del ser humano, física, mental y espiritualmente. Creándose un proyecto de vida y disfrutar cumpliendo etapas.
Lo inscribiría en los mejores colegios en los mejores cursos, en las mejores asociaciones… Lo educaría, o encargaría que lo educaran, en los mejores valores.
Por todo ello, también por la tradición familiar, dio los pasos necesarios para celebrar su nacimiento por el bautizo, invitaría a los amigos y familiares, daría una buena comida. Fue a informarse a la parroquia más cercana, alguna vez había aparecido por allí, y se dirigió al cura para ultimar los detalles.
El sacerdote le explicó que tendría que hacer un cursillo; un trámite más pensó. Le dieron un cuestionario que le planteaba los motivos reales por los que pedía el Bautismo para su hijo, lo que suponía y a lo que se comprometía.
Fue interesante aquello de comentar los valores humanos, que nada malo le iba a reportar a su hijo;  fue entretenida la explicación del rito, así se enteraría mejor y podría saber qué tenía que hacer en cada momento… Pero, cuando le preguntaron que de qué le había servido su bautismo quedó perplejo.

  • De pronto comprendió que su Padre Dios había tenido para él los mismos sentimientos que se despertaron en él para con su criatura, que le había creado un plan de vida que le permitiría ser persona, en una familia, con un proyecto y un compromiso, y se había quedado guardado en su corazón como quedó guardado el botón de cristianar en el cajón de la cómoda. Y pensó: ¿Cómo podría yo revitalizar mi bautismo?

Ser pro-activo

Por Vicente Huerta.

Ser pro-activo es el primero de los famosos “hábitos de la gente altamente efectiva”  de Stephen Covey. Ser pro-activo es más que tener iniciativa; es tomar las riendas de nuestra vida, es responder por nuestra conducta (pasada, presente y futura) y hacer elecciones con base en principios y valores, más que en estados de ánimo o circunstancias.


Las personas pro-activas son agentes de cambio y eligen no ser víctimas ni reactivas, ni culpar a otros. Para ello desarrollan y usan cuatro dones únicos: auto-conciencia, conciencia, imaginación y voluntad independiente, así como un enfoque de dentro hacia fuera para cambiar. Resuelven ser la fuerza creativa que se convierte en decisión fundamental que cualquiera puede tener.

La pro-actividad es la actitud en la que el sujeto asume el pleno control de su conducta de modo activo, y eso implica la toma de iniciativa en el desarrollo de acciones creativas y audaces para generar mejoras, haciendo prevalecer la libertad sobre las circunstancias del contexto.

9 ene. 2015

Decálogo de la felicidad II (Papa Francisco)

Estos son los diez puntos claves que el Papa Francisco recomienda para alcanzar la felicidad:






2.  Darse a los demás 

"Si uno se estanca,corre el riesgo de ser egoísta. Y el agua estancada es la primera que se corrompe".

Evangelio día 11: Domingo del Bautismo del Señor

Juan con agua, Jesús con el Espíritu

Lectura del santo evangelio según san Marcos 1, 7-11

En aquel tiempo, proclamaba Juan:
– «Detrás de mí viene el que puede más que yo, y yo no merezco agacharme para desatarle las sandalias. Yo os he bautizado con agua, pero Él os bautizará con Espíritu Santo.»
Por entonces llegó Jesús desde Nazaret de Galilea a que Juan lo bautizara en el Jordán.
Apenas salió del agua, vio rasgarse el cielo y al Espíritu bajar hacia Él como una paloma. Se oyó una voz del cielo:
–«Tú eres mi Hijo amado, mi predilecto.»
Palabra del Señor


6 ene. 2015

Decálogo de la Felicidad I (Papa Francisco)

Estos son los diez puntos claves que el Papa Francisco recomienda para alcanzar la felicidad:

1.  Viví y dejá vivir 

"Acá los romanos dicen un dicho y podríamos tomarlo como un hilo para tirar de la fórmula esa que dice: "Anda adelante y deja que la gente vaya adelante". Viví y dejá vivir, es el primer paso de la paz y la felicidad"

Una fe que renuncia a pensar

La Palabra era la luz verdadera, que alumbra a todo hombre. Juan 1.

Llamamos “fideísmo” la doctrina que pretende vivir la fe sin integrar en ella la razón. Una fe que renuncia a pensar. La fe se funda así en el sentimiento o en la tradición, pero no en sólidos fundamentos que la avalen y sustenten.


La consecuencia de todo ello es que se llega a pensar que la fe es algo que, en todo caso, se ha de reducir a la pura interioridad. La sociedad y la cultura son algo que se ha de construir al margen de Dios. Lógicamente por ese camino se llega rápidamente a la degradación moral. Si cada uno tiene su propia conciencia, ¿por qué hemos de llamar terrorista al que mata a personas adultas, y no a los que cometen en el mundo 45 millones de abortos al año? ¿Por qué reprobamos lo que hizo el nazismo o el comunismo, cuando nosotros matamos más que ellos, eso sí, democráticamente? ¿acaso puede haber decapitaciones o torturas fanáticas y “torturas demoráticas”? ¿Qué ideales puede transmitir una sociedad así? ¿Por qué nos quejamos de que nuestros jóvenes terminen en la droga, si no somos capaces de ofrecerles un ideal para dar lo mejor de sí mismos? ¿Por qué nos quejamos de la crisis de valores, si nuestros jóvenes no anhelan consumir otra cosa que sexo y alcohol?

La verdad es que, cuando se vive en un mundo sin luz, todo queda destruido y al hombre no le queda ya otra opción que disfrutar del momento presente y no pensar, porque, de pensar, va a encontrar un tremendo e insoportable vacío interior. De eso saben mucho los psiquiatras. «Disfruta y no pienses», se le predica al hombre de hoy. Pero ya decía Viktor Frankl que la felicidad no se puede buscar directamente, pues sólo puede llegar a nosotros como consecuencia de entregar lo mejor de nosotros mismos por una causa noble.

¡fELIZ DÍA DE REYES! : PEPPA PIG

3 ene. 2015

El Papa ruega por la paz y el fin de la esclavitud de nuestros tiempos

Evangelio día 4:Domingo II de Navidad

Lectura del santo evangelio según san Juan 1, 1-18
En el principio ya existía la Palabra, y la Palabra estaba junto a Dios, y la Palabra era Dios. La Palabra en el principio estaba junto a Dios. Por medio de la Palabra se hizo todo, y sin ella no se hizo nada de lo que se ha hecho. En la Palabra había vida, y la vida era la luz de los hombres. La luz brilla en la tiniebla, y la tiniebla no la recibió. Surgió un hombre enviado por Dios, que se llamaba Juan: éste venía como testigo, para dar testimonio de la luz, para que por él todos vinieran a la fe. No era él la luz, sino testigo de la luz. La Palabra era la luz verdadera, que alumbra a todo hombre. Al mundo vino, y en el mundo estaba; el mundo se hizo por medio de ella, y el mundo no la conoció. Vino a su casa, y los suyos no la recibieron. Pero a cuantos la recibieron, les da poder para ser hijos de Dios, si creen en su nombre. Estos no han nacido de sangre, ni de amor carnal, ni de amor humano, sino de Dios. Y la Palabra se hizo carne y acampó entre nosotros, y hemos contemplado su gloria: gloria propia del Hijo único del Padre, lleno de gracia y de verdad. Juan da testimonio de él y grita diciendo: «Éste es de quien dije: “El que viene detrás de mí pasa delante de mí, porque existía antes que yo.”» Pues de su plenitud todos hemos recibido, gracia tras gracia. Porque la ley se dio por medio de Moisés, la gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo. A Dios nadie lo ha visto jamás:  Dios Hijo único, que está en el seno del Padre, es quien lo ha dado a conocer.
Palabra del Señor


¡Feliz Año 2015!

Haz pocos y buenos. No conviene cargarte de propósitos, coge unos pocos, dos o tres, que sean un reto para ti, que realmente quieras hacerlo porque son importantes, lo necesitas, ves que te pueden aportar mucho bien. Una vez que estos se pongan en marcha, ya podrás añadir mas, la lista se puede quedar abierta, el año es muy largo.
2.              Define el para qué estos propósitos: es muy, repito, muy importante, definir este punto, porque aquí está la motivación para conseguirlo. Ser sinceros es fundamental. No lo hagas porque los demás te lo dicen, como por ejemplo dejar de fumar. Si quieres dejar de fumar, que sea porque tu quieres hacerlo, porque es un bien para tu salud y tu bolsillo.

Lo que hagas que sea porque TU LO QUIERES HACER, porque, como te decía antes, supone un bien para ti. Convierte los “necesito” y “debo” hacerlo, en “quiero, deseo y puedo hacerlo”.

3.              Requisitos imprescindibles: lo que a continuación te voy a decir se tiene que cumplir si o si, sino tus propósitos se podrá quedar en sólo un deseo.

a.               Muy concretos.
No hagas generalidades, ni castillos en el aire, porque ante la menor ventolera, desparecerán. ¿Qué es concreto? Ir al gym tres veces a la semana, adelgazar 15 kg. en cuatro meses, dejar de fumar en tres meses, estar dos horas al día con mis hijos, uno de los paseos del perro será de una hora al día.

b.               Que sean medibles.
Con los ejemplos que te ponía antes, si decides perder peso en 15 kg., la báscula te lo dice; ir al gimnasio tres veces a la semana, si vas, es medible.

c.               Que esté a tu alcance y sean realistas.

Por un lado dejar de lado los “no puedo”, “no soy capaz”, y por otro ser realista. Por ejemplo, yo, que soy hombre y tengo la edad que tengo, este año seré bailarina del ballet de Moscú… pues va a ser que no es muy realista, ¿no os parece?