29 abr. 2016

Evangelio día 1: Domingo VI de Pascua

Lectura del Santo Evangelio según san Juan (14,23-29)

El que me ama guardará mi palabra, y mi Padre lo amará, 
y vendremos a él y haremos morada en él
En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «El que me ama guardará mi palabra, y mi Padre lo amará, y vendremos a él y haremos morada en él. El que no me ama no guardará mis palabras. Y la palabra que estáis oyendo no es mía, sino del Padre que me envió. Os he hablado de esto ahora que estoy a vuestro lado, pero el Defensor, el Espíritu Santo, que enviará el Padre en mi nombre, será quien os lo enseñe todo y os vaya recordando todo lo que os he dicho. La paz os dejo, mi paz os doy; no os la doy yo como la da el mundo. Que no tiemble vuestro corazón ni se acobarde. Me habéis oído decir: “Me voy y vuelvo a vuestro lado.” Si me amarais, os alegraríais de que vaya al Padre, porque el Padre es más que yo. Os lo he dicho ahora, antes de que suceda, para que cuando suceda, sigáis creyendo.»
Palabra del Señor

PREPARACIÓN INTENSIVA de PRIMERA COMUNIÓN


PREPARACIÓN INTENSIVA:
- A partir del día  2  de mayo hasta el día 27 de del mismo
- De lunes a viernes.
- Hora  de  6:00 a 7:00 da  tarde
- Los domingos deberán asistir a la  catequesis: (de 11 de la mañana)
  y a la Eucaristía : (12 de la mañana)


CELEBRACIÓN DE LA EUCARISTÍA
 DE PRIMERA COMUNIÓN: 
- Día 29  de  mayo (CORPUS CRISTI)
- Hora 11:30 da mañana

CELEBRACIÓN DEL SACRAMENTO DE LA PENITENCIA (Padres y niños)

- Día 27 a las 21:30   (9:30 de la tarde).


Que el Señor bendiga a ustedes  y a toda su familia.

28 abr. 2016

A LA ATENCIÓN DE LOS PADRES de los niños de la PRIMEIRA COMUNIÓN en la última fase preparatoria del 2 de mayo al 27 del mismo.


EL DÍA 1 DE MAYO DESPUÉS DE LA MISA DE 12 TENDREMOS UNA REUNIÓN
Estimados padres de los primocomulgantes:
Como ya saben muy bien, los niños que  este año van hacer la  Primera Comunión, llevan todo el curso preparándose para este acontecimiento, Pero, conviene que durante un tiempo, inmediato anterior, tengan una preparación extraordinaria e intensiva para que según  sus capacidades de niños, puedan acceder a este  importante sacramento de una forma loable.
¿Qué pueden hacer los padres durante este tiempo de Catequesis extraordinarias?
En primero lugar, hablarán con los niños de estos acontecimientos y  darán  muestras, con el  ejemplo y  con la palabra, de que sus progenitores creen en el Sacramento de la Eucaristía y de la Comunión. No olviden que los niños, sobre todo, hacen la Primera Comunión en la fe de sus padres.
En segundo lugar, rezar con ellos, las oraciones propias de la comunidad:  (Padre nuestro, Ave María…Gloria al Padre… Dios te Salve Reina y Madre…) y repasar con ellos esos conocimientos básicos de  nuestra fe:  (Mandamientos de la Ley de Dios, Mandamiento nuevo, Sacramentos, Credo…)
También queremos recordarles que deben considerar la Primera Comunión de sus hijos con ese sentido propio y que nosotros vamos reflexionar con ellos en esta preparación intensiva.
1º Como cristianos seguir a Cristo Jesús como el “Buen Maestro”. (1ª e 2ª semana intensiva).
2º Incorporación de los niños, ya de un modo total, a la Comunidad Eucarística Cristiana.  Una Comunidad que quiere vivir amándose, perdonándose, compartiendo y celebrando los Misterios de nuestra fe.  (3ª e 4ª semana de esta preparación intensiva).
Así siguiendo más de cerca los temas, podrán colaborar mejor en esta hermosa tarea de ser los “Primeros y principales educadores de la fe de sus hijos”.


Ya saben que hemos editado un libro en nuestra parroquia con estos temas de preparación intensiva para la educación de los niños en relación con la comunión y la solidaridad a la que tenemos que contribuir los educadores en esta edad.  Si a algunos padres les interesa lo pueden adquirir.

27 abr. 2016

Inteligenia y ética


“Las malas personas no pueden ser profesionales excelentes”


Ninguna persona es mejor ni peor que otra. Ni tampoco igual a otra. Lo que nos hace humanos es que cada uno de nosotros es único. Así que ríase, con la neurociencia, de quien diga que alguien es más listo que otro: ¿listo para qué? Cualquier talento no es sino capacidad de adaptación al entorno: inteligencia. Por eso, Gardner sostiene que hay más de una. Y ahí no acaba nuestra diversidad: cada cultura y cada persona entiende esa teoría –todas las teorías– a su manera. Manera, además, que varía con la edad: cuanto más envejeces, más difícil te resulta adaptar tu vida a las nuevas ideas y menos adaptarlas cómodamente a tu modo de vivir sin variarlo. Por eso, creer saber envejece y querer saber rejuvenece.

Conozcamos los artículos de LA DECLARACIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS



Artículo 14

1. En caso de persecución, toda persona tiene derecho a buscar asilo, y a disfrutar de él, en cualquier país.




2. Este derecho no podrá ser invocado contra una acción judicial realmente originada por delitos comunes o por actos opuestos a los propósitos y principios de las Naciones Unidas.

El niño de 8 años que se supera a si mismo



Bailey Matthews, tiene ocho años, es inglés y sufre de parálisis cerebral. El pasado 25 de julio hizo lo impensable. Este niño conmovió a miles de personas al completar un triatlón en el que nadó 100 metros, hizo 4 kilómetros en bicicleta y corrió otros 1,3 kilómetros. Tal fue la ovación que recibió llegando a la meta, que abandonó el caminador y cruzó la recta final con los brazos en alto.

25 abr. 2016

Los maestros

ANDA, LEVÁNTATE Y ANDA
 Álvaro Fraile | SOL. FE. ANDO

No tengas miedo, tu no te rindas, no pierdas la esperanza, no tengas miedo, yo estoy contigo, en lo que venga y nada puede ni podrá el desconsuelo retando a la esperanza, anda… levántate y anda. 

   No tengas miedo, no desesperes, no pierdas la confianza, no tengas miedo, yo voy contigo siempre y a donde vayas, no dejes que envejezca un solo sueño cosido alguna almohada, anda… levántate y anda. 

 No tengas miedo, yo te sujeto, solo confía y salta, no tengas miedo, voy a cuidarte te alzaré cuando caigas, siempre puedes empezar de cero, yo lo hago todo nuevo, anda… levántate y anda. 

Tú eres mi sueño y mi causa no pienses que voy a dejarte caer, voy a despertarte y estaré a tu lado para que cada día sea un nuevo renacer, para que tengas vida anda… levántate.



Hace ya muchos años, nació un gran educador en la Tierra, Jesús. Siempre intentaba hacer entender las cosas difíciles de manera sencilla, se acercaba a otros, ofrecía su calor, su acogida, daba ejemplo, perdonaba...

Jesús es en quien sentimos confianza cuando tenemos miedo, confidente cuando lo necesitamos, a quien pedimos ayuda, a quien buscamos, quien es ejemplo de vida... Jesús trata de hacer crecer lo mejor de cada uno en cada persona. Nos conoce profundamente y hace que podamos desarrollar lo mejor de cada uno, tratando a la vez que podamos ser nosotros maestros y seamos capaces de, como Él, saber regar donde hace falta.


Le traían niños para que los tocara, y los discípulos los reprendían. Jesús, al verlo se enfadó y dijo:
“Dejad que los niños se acerquen a mí; no se lo impidáis, porque el Reino de Dios pertenece a los que son como ellos”.  (Mc. 10,13-14).

23 abr. 2016

Cómo evitar la corrupción desde la infancia



Creo que no exagero al afirmar que todos estamos hartos de los escándalos de corrupción con los que, día sí, día también, amanecemos en los medios. Ya no hay patrón alguno: políticos, empresarios, personas del mundo de la cultura, de todo signo ideológico, de municipios grandes y pequeños.
¿Cómo hemos llegado a esta situación? Y sobre todo, ¿somos capaces de lograr la necesaria regeneración moral?

El futuro está en nuestras manos, en manos de los padres de familia que educamos a nuestros hijos para que sean buenos ciudadanos.

Lo habitual es que dediquemos buena parte de nuestros esfuerzos a desarrollar virtudes en nuestros hijos, es decir, hábitos buenos que se reiteren tanto que acaben por formar parte de su modo de ser. Así lo hacemos con aspectos tan destacados como el orden, la generosidad o la fortaleza, por mencionar solo unos ejemplos. Y toda la voluntad que ponemos en estas tareas es buena garantía de éxito.
Pero las virtudes no solo se construyen con aquello que se siembre "deliberadamente", sino que se van a ver influidas también por otros elementos de los que muchas veces los padres no son conscientes, y que pueden tener por consecuencia el efecto contrario al deseado.
Cómo evitar la corrupción desde la infancia
Foto: ISTOCK 
En el desarrollo de la virtud de la honradez me doy cuenta de cuánto podemos hacer los padres por afianzar las buenas conductas y cuántas veces, por pura ignorancia, estamos fomentando sin quererlo niños poco honrados. Veamos algunos ejemplos:
- Mentir en la edad de los hijos para conseguir un descuento. Los precios de muchas entradas, desde el transporte hasta las actividades culturales, son diferentes en función de la edad de los niños. En el momento en que pedimos a un hijo que mienta sobre su edad para conseguir ahorrarnos algo de dinero, habremos inculcado en él la mentira como vía para obtener un beneficio.
- Comentar como un gran éxito la vida de personas investigadas por la justicia por corrupción. A veces pensamos que los niños no están al cabo de la realidad, pero nos sorprendería la capacidad que tienen para captar la actualidad. Quizá es un rato ante el telediario, las noticias en la radio en el coche o mientras preparamos la cena. Pero lo cierto es que escuchan y entienden. Si alabamos a esas personas, tal vez solo de forma irónica, estamos ensalzando una forma de vida contraria a la que deseamos.
- Quejarnos constantemente por el peso de los impuestos. No cabe duda de que estamos sometidos a un riguroso esquema impositivo que, además, no favorece en absoluto a las familias. Pero criticar permanentemente delante de los hijos esta circunstancia provoca una pérdida de autoridad y de fe en el sistema que garantiza el bien común que supondrá un grave prejuicio para su vida adulta.
- Gestionar los problemas con el ojo por ojo. Es muy complicado mantener el sutil equilibrio entre enseñar a nuestros hijos a portarse bien y enseñarles a poner límites a los que no lo hacen. En algunas ocasiones, ante abusos e injusticias, tendrán que plantarse y no aceptar condiciones. Pero es clave que en todo momento sepan cuáles son los límites de lo que está bien y lo que está mal, para que nunca justifiquen comportamientos reprochables solo porque otro los lleva a cabo o, según su impresión, todo el mundo los hace.

Noticia en el Faro de Vigo de la pasada semana

Juan Ventura, un cura capaz de revolucionar el sacerdocio

El párroco de San Vicente de O Grove se ha convertido en uno de los personajes más queridos y mediáticos de la comarca

19.04.2016 | 15:24
Juan Ventura. // Mario Rodríguez
Juan Ventura. // Mario Rodríguez

El sacerdocio es la consagración activa y celosa al desempeño de una profesión o ministerio elevado y noble. Y eso, en la Iglesia, puede hacerse a la antigua usanza o al estilo Juan Ventura, un hombre cercano y campechano -incluso antes de que empezara a serlo el Papa Francisco- al que sus fieles profesan gran admiración. Es el párroco de San Vicente de O Grove, donde tiene una activa presencia tanto a nivel religioso como cultural y social. Implicado en todo aquello que cree positivo para su gente, este sacerdote ya forma parte de la historia del pueblo, a pesar de su juventud y de haber llegado hace nada.
Tiene 32 años y 1.584 amigos en su perfil de Facebook, a los que hay que sumar 339 más que siguen la página de la Parroquia de San Vicente de O Grove en esta red social. Es Juan Ventura Martínez Reboiras, nacido en Vilanova de Arousa y que estudió Teología en la Universidad Pontificia de Salamanca. Desde hace un lustro ejerce como sacerdote en la localidad meca de una forma muy diferente a lo que otros sacerdotes tienen acostumbrados a sus feligreses.

No es ni mejor ni peor, es diferente. Su"política" es la cercanía, ser uno más del pueblo y tratar de transmitir la Palabra desde la humildad y la sencillez, tratando de acercarse a los jóvenes para que participen y se diviertan con las acciones parroquiales, ofreciéndose a colaborar siempre en todo aquello que pueda entretener, agradar o ayudar a sus parroquianos.

Este joven, porque no deja de ser un joven, no solo da misa o conduce procesiones. Participa activamente en las fiestas de la parroquia y el Concello, no duda en divertirse junto a sus convecinos y hace que quienes están a su lado se sientan cómodos.

Es cura, cierto. Pero baila y canta como el que más, o incluso mejor que la mayoría. Incluso toca la guitarra cuando es el momento, está presente en la Festa da Malla, disfrutó de la Festa da Salga y sabe diferenciar entre profesión y devoción cuando se trata de homenajear al patrón San Vicente, a la Virgen del Carmen o a San Martiño.

Es un cura atípico, no cabe duda. Un sacerdote que se deja y se hace querer. A veces los que bromean con él, tanto en persona como en las redes sociales, lo animan a meterse a político, y además le aseguran que acabaría ganando cualquier cita con las urnas.

Este es Juan Ventura, un hombre capaz de impulsar proyectos como la plantación de patatas para donarlas a Cáritas, implicado en la potenciación del Museo de la Salazón de Punta Moreiras, volcado en la ampliación y modernización del cementerio y demás instalaciones parroquiales e impulsor de la recuperación de la fiesta del Sagrado Corazón, que data de 1930.

No hay que olvidarse de su participación en la Asociación Cultural Amigos de San Vicente, que ayudó a crear y pasó a integrar "porque lo que quiero es que se haga más vida en la parroquia y se organicen cosas para todos", insiste una y otra vez.

"Lo que pretendemos es mantener tradiciones que son muy importantes para todos y actividades que forman parte de la historia de la parroquia, y no solo desde el punto de vista religioso, sino como pueblo", declaraba Juan Ventura hace ya tres años en una entrevista concedida a FARO.

Y el paso del tiempo deja claro que este peculiar y querido sacerdote, el mismo que llegó a cantar en la coral de Vilanova y la orquesta " Década 21", sigue pensando lo mismo. Incluso puede que ahora más convencido y avalado que nunca, ya que con los años cada vez son más los vecinos -tanto creyentes como no- que lo conocen, lo aprecian y lo arropan en sus proyectos.

Un hombre cercano y con muchos seguidores

  • Un buen día el cura Juan Ventura Martínez Reboiras pidió a Mario Rodríguez, un conocido dibujante y caricaturista meco, que le hiciera una caricatura. El resultado es esta espectacular imagen, acreedora de todo tipo de elogios en las redes sociales, precisamente donde el sacerdote de San Vicente tiene un buen puñado de seguidores. Pero no solo los tiene a través de las nuevas tecnologías, que también maneja para permanecer cerca de sus feligreses, sino que en la calle lo paran para elogiarlo y mostrarle cariño. Esta caricatura, sin duda otra obra de arte de Mario Rodríguez, es fiel reflejo de la esencia de Juan Ventura, un cura atípico que huye de los estereotipos y sabe adaptarse a los tiempos y las modernidades haciendo lo que mejor se le da, ejercer el sacerdocio.

Evangelio día 24: Domingo V de Pascua

Lectura del Santo Evangelio según san Juan (13,31-33a.34-35)

Cuando salió Judas del cenáculo, dijo Jesús: «Ahora es glorificado el Hijo del hombre, y Dios es glorificado en él. Si Dios es glorificado en él, también Dios lo glorificará en si mismo: pronto lo glorificará. Hijos míos, me queda poco de estar con vosotros. Os doy un mandamiento nuevo: que os améis unos a otros; como yo os he amado, amaos también entre vosotros. La señal por la que conocerán todos que sois discípulos míos será que os amáis unos a otros.»
Palabra del Señor

Evangelio Comentado por:
José Antonio Pagola

NO PERDER LA IDENTIDAD

Jesús se está despidiendo de sus discípulos. Dentro de muy poco, ya no lo tendrán con ellos. Jesús les habla con ternura especial: «Hijitos míos, me queda poco de estar con vosotros». La comunidad es pequeña y frágil. Acaba de nacer. Los discípulos son como niños pequeños. ¿Qué será de ellos si se quedan sin el Maestro?
Vivimos en una sociedad donde se ha ido imponiendo la «cultura del intercambio». Las personas se intercambian objetos, servicios y prestaciones. Con frecuencia, se intercambian además sentimientos, cuerpos y hasta amistad. Eric Fromm llegó a decir que «el amor es un fenómeno marginal en la sociedad contemporánea». La gente capaz de amar es una excepción.
Probablemente sea un análisis excesivamente pesimista, pero lo cierto es que, para vivir hoy el amor cristiano, es necesario resistirse a la atmósfera que envuelve a la sociedad actual. No es posible vivir un amor inspirado por Jesús sin distanciarse del estilo de relaciones e intercambios interesados que predomina con frecuencia entre nosotros.
Si la Iglesia «se está diluyendo» en medio de la sociedad contemporánea no es solo por la crisis profunda de las instituciones religiosas. En el caso del cristianismo es, también, porque muchas veces no es fácil ver en nuestras comunidades discípulos y discípulas de Jesús que se distingan por su capacidad de amar como amaba él. Nos falta el distintivo cristiano.
Los cristianos hemos hablado mucho del amor. Sin embargo, no siempre hemos acertado o nos hemos atrevido a darle su verdadero contenido a partir del espíritu y de las actitudes concretas de Jesús. Nos falta aprender que él vivió el amor como un comportamiento activo y creador que lo llevaba a una actitud de servicio y de lucha contra todo lo que deshumaniza y hace sufrir el ser humano.

19 abr. 2016

17 abr. 2016

Conozcamos los artículos de LA DECLARACIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS

Artículo 13








1. Toda persona tiene derecho a circular libremente y a elegir su residencia en el territorio de un Estado..

2. Toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso del propio, y a regresar a su país.


Posturas para orar


Si puedes estate bien arrodillado, pues como decía Guardini:

«el hombre que es humilde, se siente pequeño, inclina su cabeza y doblega todo su cuerpo. Se “humilla”. Y más se humilla cuanto más grande es su interlocutor; más evidente se le presenta su pequeñez. Más le aplasta […]Uno se hace pequeño; quisiera rebajar su estatura natural para quitarse toda arrogancia – y he aquí que el hombre ya la ha disminuido en la mitad. Ha caído de rodillas. Y si esto aún no es suficiente al corazón contrito y humillado todo el cuerpo se doblará. Y el cuerpo inclinado será, por sí solo, una plegaria intensamente expresiva. […] Al doblegar las rodillas, no conviertas esa acción en un gesto precipitado, ni puramente mecánico. ¡Infúndele un alma! Y el alma de ese gesto consiste en que tu corazón también se arrodille en un profundo sentimiento de veneración ante la majestad de Dios. Cuando entras en la iglesia o salgas de ella, cuando pasas frente al altar dobla tu rodilla, lentamente, profundamente, arrodilla también tu corazón. Y, al hacer la genuflexión, dí con todo respeto: “Dominus meus et Deus meus” – ¡Señor mío y Dios mío!  Eso es humildad, es verdad. Cada vez que lo hicieres, tu alma será tocada por la gracia de Dios» (Romano Guardini. Los Signos Sagrados).

Si no puedes arrodillarte o te estas quedando dormido incluso arrodillado, sin miedo ni vergüenza ponte de pie ante el Santísimo (eso si busca un lugar donde no tapes o distraigas a los otros). Otra vez nos recordaba Guardini el profundo sentido:

«Estos sentimientos de veneración pueden también traducirse de otra manera. Supongamos que estás sentado descansando o conversando. De pronto se acerca un hombre a quien profesas veneración y te dirige la palabra. Al instante te pones de pie, para escucharle y contestar a sus preguntas. ¿Por qué eso? Esta actitud de ponerse de pie significa ante todo que uno concentra sus fuerzas; en vez del abandono tan propio de quien se echa cómodamente sobre un sillón, uno se posesiona de sí mismo, toma una actitud viril. Significa que uno está atento.


Estar de pie denota vigilancia, dominio sobre sí mismo, una cierta tensión. Significa, por fin, que uno está dispuesto, preparado para la acción. El hombre de pie está alerta; está en condiciones de partir hacia acá o hacia allá; inmediatamente puede ejecutar una orden, o emprender una tarea. He aquí, pues, una manifestación nueva del respeto debido a Dios. Estar de rodillas y estar de pie son como el anverso y reverso de la misma medalla. De rodillas, la naturaleza adora a Dios, reposa en su presencia. De pie, expresa su anhelo de obrar. Por eso están, de pie, en esa actitud de respeto, el “siervo fiel y atento” a las menores insinuaciones del amo; el soldado equipado para el combate. Estar de pie simboliza, pues, el sentimiento de veneración, de respeto. Por eso nos levantamos cuando -durante la Misa- a la lectura del Evangelio, resuena la “Buena Nueva”».

Los paraísos fiscales

Un paraíso fiscal es en realidad un refugio político-económico que ciertos países habilitan con la idea de atraer el capital. El capital no es llamado al refugio por su virtud sino que persigue el refugio por su interés al margen de las obligaciones que entraña su acumulación y desentendiéndose del compromiso.

Y es que la acumulación del propio capital, la creación de grandes patrimonios conlleva obligaciones ineludibles, en tanto que para haber tenido lugar se ha precisado de unas estructuras económicas y sociales costeadas y soportadas por todos. Es por esto que existe tan poca virtud en la fuga de capitales a paraísos fiscales como en la actitud de tumbarse a tomar el sol en un bote de remos en el que todos los demás están remando.
“La acumulación del capital pues dispondría de responsabilidades. Cualquier persona no dispone de la posibilidad de desviar capital a un paraíso fiscal. Generalmente son capitales cuantiosos y capitales drenados en negro que buscan la opacidad de estos refugios, lo que provoca la descapitalización de una economía; en consecuencia, los pobres acaban soportando con mayor intensidad  el peso de las crisis”, afirma César Nebot.

Por su parte el Papa Francisco (EG, 56) afirma, hablando de la nueva idolatría del dinero:
 “Se instaura una nueva tiranía invisible, a veces virtual, que impone, de forma unilateral e implacable, sus leyes y sus reglas. Además, la deuda y sus intereses alejan a los países de las posibilidades viables de su economía y a los ciudadanos de su poder adquisitivo real. A todo ello se añade una corrupción ramificada y una evasión fiscal egoísta, que han asumido dimensiones mundiales. El afán de poder y de tener no conoce límites. En este sistema, que tiende a fagocitarlo todo en orden a acrecentar beneficios”.

16 abr. 2016

¡Aviso importante!

La peregrinación a Santiago queda nuevamente suspendida por las inclemencias del tiempo.
Se aplaza para el fin de semana del 7 y 8  de Mayo .

Por lo tanto, esta tarde a las 16:30 h. habrá Catequesis de Confirmación.

Evangelio día 17: Domingo IV de Pascua

Odresnuevos Evangelio 17 ABRIL 2016 COLOR

Lectura del Santo Evangelio según san Juan (10,27–30)

En aquel tiempo, dijo Jesús: «Mis ovejas escuchan mi voz, y yo las conozco, y ellas me siguen, y yo les doy la vida eterna; no perecerán para siempre, y nadie las arrebatará de mi mano. Mi Padre, que me las ha dado, supera a todos, y nadie puede arrebatarlas de la mano del Padre. Yo y el Padre somos uno.»

Palabra del Señor

Salvemos la hospitalidad


Seguimos apoyando a los refugiados y a todas las personas que huyen de sus países y sus desgracias, y se juegan la vida por conseguir la seguridad y el sustento de sus familias. Ojalá esta canción que ya ayudó a cambiar las leyes contra la hospitalidad, aporte algo a mantener abiertos nuestros ojos, nuestro corazón, nuestras calles y nuestras casas … ” (Migueli Marin)

14 abr. 2016

EXPERIENCIAS QUE NO SE BORRAN

Siempre que vengo a Villanueva de Arosa y el aroma de la Ría me acoge con la suavidad de la caricia cercana, entra en mi la satisfacción del acierto, y el sosiego del mar serena mi nerviosismo originado por el viaje largo, hasta aquí, desde mi Palencia del alma, tan lejos y tan a mano, cuando se trata de buscar amigos. Yo no los busco. Ya los tengo aquí.
          Villanueva de Arosa es un lugar donde se respira calma y se bebe mar hasta que los ojos abarcan la totalidad del paisaje hermoso. Es un rincón de las Rías Bajas donde se acurruca la paz y se expande el corazón con vuelo de gaviotas entrenadas. Es el abrigo de las brisas dulces y las olas nuevas, que avanzan por la arena hasta la altura de las frentes sudorosas. Porque en Villanueva de Arosa el trabajo enternece la piel de las bateas; endurece la arcilla de las manos creadoras; sube la pasión de los sueños ondulados, y pasan por las calles del silencio las nubes grises y las sombras envueltas en llovizna remansada.
          Aquí se vive en compañía del misterio con la naturalidad de las formas comunes: aires limpios; lluvia intermitente; olor a mar a rachas de brisas estrelladas; horizontes cayendo sobre la Ría y los pinares; gentes bulliciosas y entregadas al mar para el provecho de las horas largas.
          Pero también vengo a Villanueva de Arosa a vivir aquella fe que  sembraron en mi cuando el bautismo regó mi piel y plantó semilla nueva. Y aquí, en la Parroquia de San Cipriano de Villanueva de Arosa se vive de otra manera el misterio de la fe. Y yo vengo como el que va a la fuente lleno de sed y encuentra el agua fresca. Vengo a llenarme de Vida celebrando en esta Parroquia los momentos claves de la Historia de la Salvación.


          Por ejemplo, este año, todo gravita sobre el eje de la ternura y misericordia de Dios Padre. Don Antonio es el Párroco. Sabe de Catequesis más que el hombre de mar sabe de las noches batiéndose con las olas y sus ventajas. Y, claro, nos ha metido en el surco del amor y del perdón, como quien deja con mimo la semilla en el surco o saca lentamente la barca del torbellino de la tormenta.  Este año, he compartido con vosotros la dicha de hablar y pensar sobre temas que trascienden lo humano y nos llevan a las puertas mismas del amor de Dios hecho hombre por nosotros, y de la ternura de una Madre que se une al Hijo para salvarnos del mal. Y esto, que no es nuevo en nuestro lenguaje, sí lo es en la nueva manera de presentarlo ante nuestra consideración de la mano del Papa Francisco
          ¡Qué suerte tengo de contar con amigos así! De verdad que no me siento extraño. También es verdad que en la casa de Dios cabemos todos. Pero lo que vivo aquí, son experiencias que no se borran de mi mente y me las llevo como el mejor regalo y la mejor memoria de una tierra hermosa, que huele a mar,  a sosiego y a gentes buenas que luchan cada día por recrear cuanto Dios ha puesto en sus riberas.


          Elpidio Ruiz Herrero. Vilanova de Arousa. Primavera de 2016

9 abr. 2016

Personalidades maduras

Hay personas que facilitan la vida. Su forma de ser es agradable y cualquiera a su lado se siente bien y en confianza. Son aquellos que te hacen sentir tan bien que te permiten ser tú mismo. Veamos algunos rasgos de lo que podríamos llamar personalidad madura:

1. Escuchan tu opinión y se expresan sin temor
Las personas auténticas saben que existen pocos motivos por lo que las opiniones deben permanecer ocultas. Si esas personas tienen algo que decir, simplemente lo hacen. Ahora bien, siempre tienen cuidado de no herir a los demás con sus opiniones. 

“No se debe temer a aquellos que tienen otra opinión, y sí a aquellos que tienen otra opinión pero que son muy cobardes para manifestarla” (Napoleón I).

2. Actúan según motivaciones internas y no externas
¿Cuándo fue la última vez que hiciste algo sólo porque querías hacerlo? Las personas auténticas rigen sus vidas por su propia escala de valores y hacen sólo lo que desean. Saben que no pueden depender de los demás para ser felices, ni alcanzar sus objetivos. Son independientes y están dispuestas a arriesgarse para llegar donde desean.

3. Su mejor amigo es su “interior”
Las personas auténticas son muy diferentes entre sí. Algunas tienen muchos amigos porque se relacionan con facilidad. Otras son más introvertidas y prefieren tener pocos amigos que sean muy cercanos. Nunca las verás haciendo algo que va en contra de su escala de valores, y su diálogo interior es positivo. Ellas no se sabotean a sí mismas, ni hacen cosas que puedan perjudicarlas.

4. Evitan juzgar
Las personas auténticas saben que no es fácil seguir su propio camino, por eso no pierden tiempo juzgando a los otros. Es probable que si tienen algo que decir o una opinión sincera, la expresen. Luego olvidarán el asunto y dejarán que tomes tus propias decisiones. Puedes contar con ellas de manera honesta.

5. Conocen y valoran sus características particulares
Aunque los medios de comunicación nos convenzan de que ciertos patrones de belleza son los adecuados, las personas auténticas saben que cada uno es especial. Ellas no se preocupan en cumplir patrones de belleza. Se concentran en conocerse a sí mismas y se valoran por lo que son. También conocen sus defectos y puntos débiles, y aprenden a sacar provecho de ellos o a disminuir sus efectos negativos.

6. No dan consejos que ellas mismas no seguirían
Las personas auténticas saben que criticar, juzgar o hablar de más es negativo. También saben que dar una opinión o consejo es más fácil que seguirlo. Por eso, cuando les pides un consejo, piensan mucho antes de hablar. Las reconocerás porque son las personas que dan los consejos más realistas. Hablan desde su propia experiencia porque no sugerirían hacer algo que ellas mismos no harían.

Evangelio día 10: IIIº Domingo de Pascua

Lectura del santo evangelio según san Juan (6,22-29):




Después que Jesús hubo saciado a cinco mil hombres, sus discípulos lo vieron caminando sobre el lago. Al día siguiente, la gente que se había quedado al otro lado del lago notó que allí no había habido más que una lancha y que Jesús no había embarcado con sus discípulos, sino que sus discípulos se habían marchado solos. Entretanto, unas lanchas de Tiberiades llegaron cerca del sitio donde habían comido el pan sobre el que el Señor pronunció la acción de gracias. Cuando la gente vio que ni Jesús ni sus discípulos estaban allí, se embarcaron y fueron a Cafarnaún en busca de Jesús. 
Al encontrarlo en la otra orilla del lago, le preguntaron: «Maestro, ¿cuándo has venido aquí?»
Jesús les contestó: «Os lo aseguro, me buscáis, no porque habéis visto signos, sino porque comisteis pan hasta saciaros. Trabajad, no por el alimento que perece, sino por el alimento que perdura para la vida eterna, el que os dará el Hijo del hombre; pues a éste lo ha sellado el Padre, Dios.»
Ellos le preguntaron: «Y, ¿qué obras tenemos que hacer para trabajar en lo que Dios quiere?»
Respondió Jesús: «La obra que Dios quiere es ésta, que creáis en el que él ha enviado.»

Palabra del Señor


6 abr. 2016

SER PEREGRINO

        EL HOMBRE DE DIOS


La peregrinación en cuanto gesto simboliza nuestra propia existencia humana y cristiana. Arraigada  en lo más profundo de nuestro corazón, refleja con especial transparencia nuestro anhelo de encuentro y nuestra apertura a lo trascendente.
De alguna manera es expresión de estar caminando hacia aquello que constituye la plenitud de nuestra existencia sobre esta tierra.
Buscamos la felicidad. Somos Peregrinos.
Caminamos errantes sin hallar reposo pues nuestros anhelos rebosan las fronteras de la vida terrena.

EL RIESGO DE CREER
Como en toda aventura “ser peregrino comporta una cuota inevitable de inseguridad y riesgo. Ella se acrecienta por la conciencia de nuestra debilidad y nuestro pecado” (Puebla 266).   Es una experiencia parecida a la del navegante que se lanza a alejarse de la orilla y atraviesa el océano, con la confianza de que tras el horizonte encontrara la isla que oculta el tesoro invalorable. Partimos a la aventura de un destino invisible, sin contar con un testimonio sensible de nuestro destino.

    CAMINO DE CONVERSIÓN


A Lo largo de la peregrinación se da en nosotros una innegable transformación. El cansancio, el desgaste físico, las seguridades dejadas atrás, las distancia recorridas, la lejanía de a rutina cotidiana, la incursión en tierra extraña, son elementos que nos van introduciendo en una dinámica de despojamiento de todo aquello que nos instala. En medio del camino nuestro corazón se hace más sensible a la presencia de Dios, nos hacemos más transparentes a nosotros mismos, nuestros oídos se abren a la naturaleza, a la vida, al humano.
PERSEVERAR EN LA TENTACIÓN
    Ante la tentación de abandonar y querer dejarlo todo, solo hay dos alternativas:     Una es el sucumbir al absurdo alejamiento de Dios y de todo y la otra es perseverar   firmemente en asumir la tentación como un reto, como una ocasión de            crecimiento y consolidación de los propósitos hechos. La tentación se convierte en    una lucha. Así como el pecado deshumaniza al hombre, el tiempo sobre la tentación  nos hace más humanos..

Teresa Couso.