29 ago. 2016

Sacerdotes gallegos en Internet (La Voz de Galicia)



Manuel Cachaldora, popularmente conocido como «el cura de los fulares», y que fue elegido para formar parte del libro «300 galegos con estilo», haciendo uso del móvil con el que comparte numerosas fotos de las actividades de su parroquia en Facebook.


«Si Jesús estuviera aquí estaría usando Facebook y Twitter»

Sacerdotes gallegos huyen de los estereotipos y usan las redes sociales e Internet en su día a día.

M. A. 



















REDACCIÓN / LA VOZ 
14/08/2016 16:53

«Si Jesús estuviera aquí físicamente usaría Facebook y Twitter», es una de las frases que repite en sus misas el párroco de Vilagarcía de Arousa,Manuel Cachaldora. Numerosos sacerdotes gallegos han decidido dejar atrás todos los estereotipos que los anclaban a una vida tradicional y han pasado a unirse a las redes sociales para acercarse a sus seguidores más fieles. Para muchos puede resultar chocante que autoridades religiosas tuiteen o publiquen estados en Facebook, pero lo cierto es que ellos lo ven como «algo normal en la época en que vivimos», comenta Juan Ventura, sacerdote de O Grove. Tiene 32 años y casi 2.000 seguidores en su cuenta de Facebook. Pero no nos confundamos, a pesar de ser un usuario activo, no le gusta que las redes sociales se utilicen de una forma banal. «Lo que se comparta ha de aportar algo de utilidad a la gente. Que alguien suba una foto diciendo que se está tomando un café no me interesa en absoluto», afirmaVentura. Asimismo, le sorprende que la gente le diga que es un cura «muy moderno» porque para él lo raro sería que tuviera la mentalidad de una persona de 80 años. El sacerdocio, explica, no es más que otro estilo de vida. «Hay que romper con los estereotipos, somos personas normales que decidimos elegir anunciar el evangelio con nuestra vida, que no es solo leerlo en la Iglesia».





Juan Ventura, sacerdote de O Grove, es uno de los religiosos gallegos con más seguidores en Facebook, llegando casi a los 2.000. Sin embargo, para él es importante que las redes sociales se utilicen con fundamento: «lo que se comparta ha de aportar algo de utilidad a la gente», reflexiona.

Para otros, como don Tucho, el cura de Vilanova de Arousa, la religión hay que entenderla de una forma más laica. «Tiene que desaparecer la imagen del cura como dominador». Y se esfuerza en hacerlo posible. Así, a pesar de que no utiliza las redes sociales para su uso privado, sí permite que su imagen aparezca en ellas. Tan solo hay que ver el vídeo promocional delFestival Rockin’ Vila del año pasado en el que don Tucho, a sus 78 años de edad, se dejó grabar en su iglesia levantando, en lugar del cáliz de Cristo, unacalavera rockeraimagen corporativa de este certamen musical. El éxito fue tal que cuenta con poder participar de nuevo en el vídeo de este año. Puede que el sacerdote de Vilagarcía de Arousa, Manuel Cachaldora, no salga promocionando un festival rock dentro de su parroquia, pero es uno de los usuarios más activos en las redes sociales y tiene cerca de 800 seguidores en Facebook. Entiende que el uso de estas nuevas tecnologías pueda causar miedo o desconcierto a los colectivos de mayor edad, pero «lo que no se conoce no se puede amar», razona. Además, se proclama fiel seguidor del papa Francisco.




El párroco Antonio Sineiro, más conocido como Don Tucho, confiesa que le gusta la música rock y espera poder repetir su aparición en el vídeo promocional para el festival Rockin' Vila 2016. En su opinión, es básico que desaparezca la imagen del cura como «dominador».

«Youtube»: otra herramienta indispensable de la evangelización 3.0

Hasta la canción del verano pasado, La Gozadera, ha servido de excusa para transmitir el cristianismo a los jóvenes de Galicia, uno de los sectores con los que más se implica Cachaldora. Así decidió parodiar la famosa canción del puertorriqueño Marc Anthony y subirla a Youtubeconsiguiendo hasta el momento más de seiscientas visitas. Este cura solo ve ventajas a la hora de proclamar el evangelio a través de sitios web, que no necesariamente tienen que ser redes sociales, lo mismo que a introducir canciones en sus actos religiosos. Así se demuestra la Pascua Xoven que organiza todos los años, una celebración que se lleva a cabo inmediatamente después de la Semana Santa.
Uno de los puntos que identifican a este párroco y que le gusta remarcar, es que el no trata de imponer la religión, sino de anunciarla. Y añade que las redes sociales le parecen un medio muy natural para transmitir las actividades que realizan, así como para dar mensajes a sus parroquianos, siempre que no sean doctrinarios. «Soy un cura cristiano. No me gusta ir detrás de la gente diciéndoles que vengan a misa, sino que sepan que estamos aquí. Es su decisión».
Cachaldora es además un cura con mucho sentido de la moda -fue elegido para formar parte del libro 300 galegos con estilo-, motivo por el que muchos lo conocen por el apodo del «cura de los fulares».
De escribanos a tuiteros
Los primeros textos más antiguos que se conservan están en manos de la Iglesia, ya que los encargados de registrar lo que iba ocurriendo día a día eran los escribanos, que en la mayoría de los casos eran monjes. Hasta hace muy poco tan solo un reducido número de personas tenía acceso a estos escritos, que se encontraban en bibliotecas privadas de entidades religiosas. Todo cambió a raíz del nacimiento de Internet, también en el ámbito eclesiástico: «Gracias a las nuevas tecnologías hemos podido consultar documentos a los que antes no teníamos acceso porque no estaban digitalizados», apunta el sacerdote Luis Ángel Rodríguez Patiño.

28 ago. 2016

No eches a perder tus relaciones personales por culpa de sospechas ridículas

La mutua confianza es una de las manifestaciones más sublimes de la caridad. Si la primera cualidad del amor es el entendimiento mutuo, la cualidad principal de ese entendimiento es la confianza de unos en otros, porque la caridad se niega a pensar mal. Dice san Pablo: «La caridad es paciente, la caridad es amable… no se alegra por la injusticia…; todo lo aguanta, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta».
Ser suspicaz, por el contrario, consiste en suponer —sin fundamento suficiente, o bien fundándose en falsas conjeturas— la mala intención de determinada línea de conducta de otra persona. De alguna manera, el suspicaz da por hecho que todo el mundo debe ser considerado culpable mientras no se demuestre su inocencia. Y, lo que es aún peor, se siente siempre obligado a manifestar sus sospechas con la esperanza de que los demás las compartan.
Son muchos los que echan a perder sus relaciones personales por culpa de sospechas ridículas, como las que algunos esposos alimentan constantemente acerca de sus esposas, y viceversa; o como los padres que, sin una razón suficiente, recelan de sus hijos; o como el que sospecha que sus amigos hablan de él a sus espaldas o se valen de su amistad para satisfacer algún interés personal.
La desconfianza injustificada causa profundas heridas. Si subestimas la calidad moral de otro, si dudas de sus propósitos, si restas cualidades a su carácter, si malinterpretas sus intenciones o falseas su inocencia con sospechas y acusaciones infundadas, lo sometes a una de las pruebas más amargas de esta vida. Fue una prueba como esta la que hizo que el Corazón del Cordero de Dios se encogiera de angustia en el Huerto de Getsemaní. Todo el relato del Viernes Santo se resume en las falsas sospechas.

La desconfianza lleva a la perdición. Es una fuerza que arrastra al abismo cuando no está justificada, pero también cuando existe un fundamento. Hay ocasiones en que el hombre que se sabe sospechoso de un pecado experimenta el deseo de cometerlo realmente y, de ese modo, avanza un paso más en su caída.
La suspicacia no solo destruye las relaciones de amistad y todos los placeres de la vida en sociedad: también hace prácticamente imposible la paz del corazón. San Benito dice que el hombre suspicaz no conoce descanso. La sospecha nos arrebata tanto la paz interior como el sosiego exterior. Al hombre suspicaz, inmerso siempre en un conflicto interminable, no lo quiere nadie, no se gana la confianza de nadie. Este rasgo del carácter convierte a muchas personas en amigos y conocidos sumamente ingratos.

Les quiero pedir un favor,


26 ago. 2016

Evangelio día 28: Domingo XXII del T.O.

Lectura del Santo Evangelio según san Lucas (14, 1.7-14)

Un sábado, entró Jesús en casa de uno de los principales fariseos para comer, y ellos le estaban espiando. Notando que los convidados escogían los primeros puestos, les propuso esta parábola: «Cuando te conviden a una boda, no te sientes en el puesto principal, no sea que hayan convidado a otro de más categoría que tú; y vendrá el que os convidó a ti y al otro y te dirá: “Cédele el puesto a éste.” Entonces, avergonzado, irás a ocupar el último puesto. Al revés, cuando te conviden, vete a sentarte en el último puesto, para que, cuando venga el que te convidó, te diga: “Amigo, sube más arriba.” Entonces quedarás muy bien ante todos los comensales. Porque todo el que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido.»
Y dijo al que lo había invitado: «Cuando des una comida o una cena, no invites a tus amigos, ni a tus hermanos, ni a tus parientes, ni a los vecinos ricos; porque corresponderán invitándote, y quedarás pagado. Cuando des un banquete, invita a pobres, lisiados, cojos y ciegos; dichoso tú, porque no pueden pagarte; te pagarán cuando resuciten los justos.»
Palabra del Señor

Del comentario de J.A. Pagola
¿Es posible vivir de manera desinteresada? ¿Se puede amar sin esperar nada a cambio? Estamos tan lejos del Espíritu de Jesús que, a veces, hasta la amistad y el amor familiar están mediatizados por el interés. No hemos de engañarnos. El camino de la gratuidad es casi siempre duro y difícil. Es necesario aprender cosas como estas: dar sin esperar mucho, perdonar sin apenas exigir, ser más pacientes con las personas poco agradables, ayudar pensando solo en el bien del otro.
Siempre es posible recortar un poco nuestros intereses, renunciar de vez en cuando a pequeñas ventajas, poner alegría en la vida del que vive necesitado, regalar algo de nuestro tiempo sin reservarlo siempre para nosotros, colaborar en pequeños servicios gratuitos.
Jesús se atreve a decir al fariseo que lo ha invitado: «Dichoso tú si no pueden pagarte». Esta bienaventuranza ha quedado tan olvidada que muchos cristianos no han oído hablar nunca de ella. Sin embargo, contiene un mensaje muy querido para Jesús:
«Dichosos los que viven para los demás sin recibir recompensa. El Padre del cielo los recompensará».

25 ago. 2016

Personalidad madura

Entrevista al doctor Sarráis, psiquiatra, psicólogo y profesor de psicología de la personalidad.


«Se educa para tener éxito, para saber idiomas y tener muy buenas notas, o para ser un gran deportista –y ser así valorado y querido− pero no para tener un proyecto personal. Y es importante tenerlo, imprescindible: si uno no sabe cómo quiere ser “por dentro”, es muy probable que se contente con intentar ser “por fuera”, socialmente, y no se preocupe de que es inseguro, o inestable, o miedoso. Son rasgos negativos que solemos dejar pasar por alto, que nos desagradan. Propios de las personas a las que les vence el impulso de la afectividad, y que nos dificultan en grado sumo nuestra aspiración de ser felices», afirma el doctor Fernando Sarráis en la entrevista publicada en “Gaztelueta al día”, periódico editado por el Colegio Gaztelueta.

En primer lugar, ¿qué es la madurez?
La madurez psicológica es el equilibrio jerárquico entre cabeza y corazón, entendiendo la cabeza como la razón y la voluntad –que van unidas− y entendiendo el corazón como afectividad. Esos son los dos motores de los que dispone el ser humano para actuar: la voluntad nos mueve en la dirección que marca la razón (que es la que juzga en cada momento lo que está bien o lo que está mal); y la afectividad lleva a hacer aquello que nos sienta bien o que evita al menos lo que nos sienta mal.
Ya los filósofos clásicos recogían esta idea, que sigue siendo perfectamente válida: la personalidad madura es aquella que logra un equilibrio del alma. Por eso se dice que las personas inmaduras son desequilibradas, porque existe en ellas el conflicto interno entre hacer lo que quieren y deben, y lo que les apetece.

Pero esto no es fácil, hay que proponérselo… Lograr ese equilibrio –jerárquico, no lo olvidemos, pues es la voluntad la que ha de imponerse sobre los afectos− implica adquirir el hábito de dominarse a sí mismo, sobre todo de dominar las tendencias naturales que nos llevan a sentirnos bien y a evitar sentirnos mal.


Necesitamos entonces una voluntad fuerte. Si adquirimos el hábito de la fortaleza –que hace que la voluntad tenga fuerza−, estaremos en mejor disposición para hacer lo que tenemos que hacer, que es lo que nos conduce a la felicidad. No olvidemos que la felicidad es consecuencia de ‘hacer lo que debo’ pero ‘porque me da la gana’.

21 ago. 2016

Un total de 17 medallas.

Un total de 17 medallas. Esta es la cifra que han alcanzado los deportistas de la delegación española en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016. España ha conseguido alzarse con siete medallas de oro, cuatro de palta y seis de bronce.
La última ha sido la conseguida este domingo por la tarde por el
Carlos Coloma, que se ha colgado el bronce tras superar la prueba de mountain bike en tercera posición.
Los penúltimos han sido los jugadores de la selección española de baloncesto masculino, que han conseguido subirse al tercer peldaño del podio tras derrotar en los últimos segundos a la selección australiana con tan solo un punto de diferencia (88-89).
La última jornada de los Juegos Olímpicos de Río ha contado con una tercera medalla para España: la plata que ha logrado el conjunto femenino de la gimnasia rítmica. El equipo español ha quedado segundo, solo superado por Rusia (36,233 puntos), con una puntuación de 35, 766, la misma que Bulgaria, que ha quedado en tercer lugar.
La cita olímpica de hace cuatro años en Londres se saldó con la misma cifra de medallas, 17, aunque en aquella ocasión solo se consiguieron tres de oro. En cuanto al resto, diez fueron de plata y cuatro de bronce.
Pero la medalla del trabajo, de la lucha incansable de cada día, del gran esfuerzo que todos han hecho, incluso los que no han conseguido la medalla física, tienen la medalla del reconocimiento de todos y el agradecimiento y la gran admiración que todos sentimos por ellos, porque todos ellos son excepcionalmente especiales y maravillosos. ¡Gracias!


20 ago. 2016

Evangelio 21: Domingo XXI del T.O.

"Los primeros serán los últimos y los últimos serán los primeros"


Lectura del Santo Evangelio según san Lucas (13, 22-30)

En aquel tiempo, Jesús, de camino hacia Jerusalén, recorría ciudades y aldeas enseñando. Uno le preguntó: «Señor, ¿serán pocos los que se salven?»
Jesús les dijo: «Esforzaos en entrar por la puerta estrecha. Os digo que muchos intentarán entrar y no podrán. Cuando el amo de la casa se levante y cierre la puerta, os quedaréis fuera y llamaréis a la puerta, diciendo: “Señor, ábrenos”; y él os replicará: “No sé quiénes sois.” Entonces comenzaréis a decir. “Hemos comido y bebido contigo, y tú has enseñado en nuestras plazas.” Pero él os replicará: “No sé quiénes sois. Alejaos de mí, malvados.” Entonces será el llanto y el rechinar de dientes, cuando veáis a Abrahán, lsaac y Jacob y a todos los profetas en el reino de Dios, y vosotros os veáis echados fuera. Y vendrán de oriente y occidente, del norte y del sur, y se sentarán a la mesa en el reino de Dios. Mirad: hay últimos que serán primeros, y primeros que serán últimos.»
Palabra del Señor

19 ago. 2016

Eva Calvo y Joel González se subieron al podio.

 En plena madrugada española, los taekwondistas Eva Calvo Joel González se subieron al podio. Primero lo hizo la madrileña para recibir la plata en la categoría de -57 kg y después lo hizo el catalán, que ganó el bronce en -68 kg.
"Antes de venir hubiéramos firmado este resultado, con dos medallas y un diploma", afirmó Marco Carreira, responsable técnico de la federación, justo después del combate de Eva Calvo. Con las dos de Río de Janeiro, donde el joven Jesús Tortosa ha conseguido un diploma

¿Qué es el deporte del bádminton?

El origen del bádminton es algo confuso; hay versiones en distintos países como Polonia, Gran Bretaña o China donde entonces se practicaba un juego semejante al bádminton.
Carolina Marín. (23 años)  Excepcional campeona española de Europa, del mundo y  hoy medalla de oro olímpico en Río 2016 después de una intensa lucha contra la campeona de India y también después de un largo y duro trabajo a lo largo de estos últimos años.
Hace algo así como 200 años se practicaban, en Inglaterra, el battledore y el shottlecock, deportes que algunos historiadores apuntan como los antecesores más directos del bádminton. Discrepan los que defienden el origen hindú del juego, que seria según ellos una adaptación del juego conocido con el nombre de Poona que habría llegado a Inglaterra hacia el siglo XVII por la mano del ejército británico (numerosas pinturas y escritos testimonian que en este siglo se practicaba un juego parecido al bádminton). En la residencia del duque de Beaufort, Casa Bádminton, en el condado Gloucesterhere. este noble practicó Poona junto a sus amigos, aprovechando unas raquetas de tenis e improvisando unos volantes con tapones de corcho de champaña a los que se les incrustó algunas plumas y de ahí el nombre de “bádminton”(nombre de la casa donde surgió).
Los aztecas jugaban antes del descubrimiento de América a un juego muy parecido.
En la Olimpiada de Seúl de 1988, el bádminton fue deporte de exhibición, y en 1992 deporte olímpico.
En Malasia, Indonesia y Tailandia está considerado primer deporte nacional cosa que no sucede en Europa.
El bádminton surge en España de la mano de un grupo de amigos, que allá por el año 1971 polideportivo Municipal de Vigo (Pontevedra). En 1974 se crea la "Asociación Gallega de Bádminton" y en 1981, con el patrocinio del Consejo Superior de Deportes y la colaboración de la Asociación Gallega de Bádminton, el Colegio Oficial de Profesores de Educación Física organiza en Madrid las 1as Jornadas sobre Bádminton. A partir de éstas jornadas este deporte se difunde y se empieza a practicar en otras regiones de España.

18 ago. 2016

Jóvenes caminantes


“Vista por los jóvenes, la vida es un futuro infinitamente grande; vista por los viejos, es un pasado muy breve”. Dos puntos de vista contrapuestos, ambos con su verdad. La reflexión es del filósofo alemán Arthur Schopenhauer quien, quizá por su pesimismo estaba convencido de que ambos se equivocaban. Veía la vida, larga o breve, como una carga que hemos de llevar.

Por contraposición podemos considerar otra reflexión distinta, reflejo de la antigua sabiduría egipcia, que nos habla de una herencia que no es material: “El ejemplo de los mayores es como una alforja para el joven caminante”.


Un legado de enseñanzas y valores es lo que el joven debería llevar consigo por el camino de la vida. Pero en esta época de padres ausentes ¿habrá ancianos que tengan algo hermoso que transmitir? Esperemos que sí, y que también haya jóvenes sensibles a voces distintas a las suyas.

16 ago. 2016

Simone Biles: La pequeña gran gimnasta


La gimnasta Simone Biles va en busca del oro olímpico, pero no pierde nunca la misa.

Biles se ha convertido rápidamente en la favorita de las competiciones de gimnasia artística en los Juegos Olímpicos que se celebran en Río de Janeiro, donde ha obtenido tres medallas de oro. Sus ejercicios son casi impecables, y cualquiera se sorprende por sus habilidades extraordinarias y su conducta tranquila, se deja influenciar muy poco por la presión de la competencia.
¿Cómo lo hace? Para responder a esta pregunta, la revista US pidió recientemente a la Biles de hablar de sí misma, con la esperanza de descubrir la fórmula secreta de su éxito. La mayor parte de lo que ha dicho no ha revelado ninguna sorpresa, hasta que el reportero vio caer un rosario blanco.
“Mi madre Nellie me trajo un rosario de la iglesia”, explicó Biles. “No lo uso para rezar antes de una carrera. Yo rezo por mi cuenta, pero lo llevo conmigo de todos modos”.



Marcus Cooper Walz: el oro de un presunto 'guiri' oro

   Su espectacular remontada en los últimos 250 metros del K1 1.000 vale la sexta medalla -cuarta de oro- de España en los Juegos Olímpicos de Río.      

  Marcus Cooper Walz, el nuevo campeón olímpico de K-1 1.000 metros, hablamos de piragüismo, es un español mas, concretamente lo es desde que a los tres meses (un bebé) se trasladó con su madre a vivir a Mallorca, donde los padres tenían trabajo en el sector turístico. Su madre, Fiona, temblando como una chiquilla junto a la valla que le separa de su hija, trabaja en un hotel, aunque ha pedido vacaciones para estar estos días en Río de Janeiro y darle al muchacho, 21 años, "el mayor abrazo que me ha dado en su vida", confesión del campeón olímpico.

               En Lagoa, un enorme lago en el centro de la ciudad, España ha encontrado el fin a su sequía en una carrera que casi cuesta varios infartos. Al presidente de la Federación balear, Juan, sudando y llorando, a su madre, Fiona, a su hermana (más guiri que él todavía), y a los pocos españoles que había por aquí. Pasó primero los primeros 250 metros, pasó quinto los 500 y los 750 y en una remontada espectacular terminó primero. "No esperábamos el oro", decía Narciso Suárez, el responsable técnico de la Federación, también emocionado, con la bandera de España pintada en el moflete deshaciéndose.
"Siempre corro así", confiesa el autor de la medalla. "Haciendo una salida muy fuerte, luego bajando el ritmo y subiendo a partir del 700", dice, repitiendo varias veces que es "un honor", representar "a un gran país como España", pese a que, por culpa del divorcio de sus padres, no pudo tener la nacionalidad española hasta hace dos años, y fue gracias a las amistades que gente de la Federación balear tiene en los Juzgados.

Festividad de San Roque (16 de Agosto)

15 ago. 2016

Concierto de Arosa Bay en nuestra Iglesia Parroquial





Con motivo de la fiesta de Nuestra Sra. del Carmen, hemos tenido en nuestra Iglesia Parroquial la actuación la orquesta AROSA BAY, que tuvieron la generosidad de venir de forma desinteresada para ayuda de la restauración del templo de la Iglesia vieja de la Pastoriza.
  ¡Muchas gracias a todos ellos, tanto por su generosidad como por su simpatía y talento!.


14 ago. 2016

La lección de cada fracaso

 Thomas Alva Edison nació en 1847. Era el séptimo hijo  de una familia humilde recientemente establecida en Ohio y que había pasado por numerosas penalidades. A los ocho años, el pequeño Thomas acudió por primera vez a la escuela. Después de tres meses de asistencia a clase, un día regresó a su casa llorando: el maestro lo había calificado de alumno "perezoso e inútil".
Su madre logró que el chico fuera readmitido en la escuela y aquello supuso un gran respaldo para él: "Descubrí que una madre es algo maravilloso. Fue la defensora más entusiasta que hubiera podido tener cualquier niño, y fue precisamente entonces cuando tomé la decisión de que sería digno de ella y le demostraría que no estaba equivocada."

Foto: THINKSTOCK 

Un error, una enseñanza
A los doce años trabajaba vendiendo periódicos en el tren matutino que iba de Port Huron a Detroit. En la ciudad de destino el tren hacia una parada de seis horas, que el pequeño Edison aprovechaba para ir a una biblioteca pública donde empezaba por el primer libro del panel inferior y seguía por orden con los demás hasta terminar con toda la estantería.
No se conformaba con leer  insaciablemente, sino que probaba diferentes experimentos basándose en lo que leía. Utilizaba un vagón vacío como taller y laboratorio, y pronto comenzó a editar el Grand Trunk Herald, un sencillo semanario del que tiraba cuatrocientos ejemplares.
A los dieciséis años empezó a trabajar como telegrafista. A los dieciocho, obtuvo un empleo en la Western Union y se trasladó a Cincinnati y luego a Boston. Edison ideó a los veintiún años un instrumento muy simple para el recuento mecánico de votos. Al año siguiente, en 1869, consiguió en Nueva York un empleo de condiciones muy ventajosas, después de haber resuelto una grave avería en un indicador telegráfico que señalaba los precios del oro en la Bolsa.


A veces, los fracasos son un modo de aprender y, en cambio, 
los éxitos nos hacen acomodarnos en una mediocre complacencia



 A los treinta años llevó a cabo uno de sus primeros inventos importantes, el fonógrafo. A continuación, se propuso encontrar un material que permitiera construir una bombilla incandescente. Al fin, consiguió un filamento de bambú carbonatado que alcanzaba la incandescencia sin fundirse. El 21 de octubre de 1879 Edison realizó la primera demostración pública ante más de tres mil personas reunidas en Menlo Park (California), con una bombilla que lució ininterrumpidamente durante 48 horas. Edison logró comercializar un primer prototipo viable de bombilla eléctrica que llegaba a funcionar 1200 horas.

Hubo muchos más inventos, bastantes de los cuales fueron la base para el avance de la industria eléctrica, la electrónica y el cine. Cuando Edison falleció en Nueva Jersey en 1931, era ya considerado como uno de los más importantes inventores de la historia, con más de mil trescientas patentes en los más diversos ámbitos.

    De todos aquellos logros, quizá el de la bombilla incandescente requirió de él un particular esfuerzo. Durante ochocientos días, con bastantes de sus noches, apoyado por sus colaboradores, tuvo la paciencia de ensayar con más de mil fibras diferentes, tanto vegetales como minerales y animales. Se cuenta que, durante las últimas semanas, uno de sus colaboradores le preguntó por qué persistía de esa forma en aquel empeño, tras casi mil intentos sin haber conseguido otra cosa que fracasos. Edison le respondió con sencillez: "No son fracasos. En cada experimento he descubierto un motivo por el que la bombilla no funcionaba. Gracias a eso, he logrado saber ya mil formas de cómo no se debe hacer una bombilla".

Cada error trae consigo una enseñanza, aunque sólo sea un simple detalle que corregir y mejorar. Hay muchas cosas que no nos salen bien, y a lo mejor llevamos tiempo aparentemente sin avanzar, pero, si seguimos buscando pequeños detalles en que mejorar, sin desalentarnos, quizá ya hemos aprendido mucho y nos falta poco para llegar a un buen resultado. Se ha dicho que "una persona inteligente se recupera enseguida de un fracaso, pero una persona mediocre tarda mucho en recuperarse de un triunfo". A veces, los fracasos son un modo de aprender y, en cambio, los éxitos nos hacen acomodarnos en una mediocre complacencia.

Alfonso Aguiló. Vicepresidente del Instituto Europeo de Estudios de la Educación (IEEE)  Blog Hacerfamilia.